Cómo cepillar a un perro según su tipo de pelo

Nuestro perro, sea cual sea su raza o aunque no pertenezca a ninguna de ellas, será para nosotros el mejor de los perros. Para que él se encuentre en óptima condición física es primordial que su organismo esté sano, solo así podrá mostrarse en todo su esplendor. El aspecto del pelaje, el brillo de los ojos, la blancura de los dientes, el cuerpo firme y musculoso y las plantas de los pies endurecidas son otros tantos factores que van a ser tomados en cuenta a la hora de evaluar a un ejemplar.

Para conservar el pelo sano y el buen aspecto del pelaje debemos saber cómo cepillar a un perro según su tipo de pelo. Además, también es importante la elección del peine. Todo perro debe someterse a un buen cepillado que cumpla la doble misión de estimular las glándulas sebáceas y eliminar el pelo muerto. Este procedimiento será más importante cuanto más denso y largo sea el pelo del animal. Los perros de pelo corto y fino tendrán suficiente con un cepillado cada tres días, pero los de pelo largo necesitarán un cepillado diario seguido de un peinado para evitar la formación de nudos.

 

La forma en que se debe cepillar el pelaje del perro depende del tipo de pelo que tenga:

Cómo cepillar a un perro con pelo largo y sedoso

El pelaje ideal debe verse lo más aéreo y esponjoso posible. Tras un buen baño y aclarado, el cepillado se hará siguiendo la línea del pelo en el Pastor de Brie, el Pekinés y el Cocker. En el Pomerania, el Collie, el Chow-chow se cepillará a contrapelo, de abajo hacia arriba y de atrás hacia delante para que quede bien batido. Al mismo tiempo se usa un secador de cabello en la misma dirección del peine para reforzar el efecto. De más está decir que un buen champú y acondicionador harán que el pelo se vea más brillante y sedoso. Deberán recortarse los pelos que sobresalen de las uñas para darle al pie una forma bien redondeada y pequeña, excepto en los Pekineses, que exigen tener unos dedos bien recubiertos de pelos.

 

Cómo cepillar a un perro de pelo corto

Es el pelo que tienen el Boxer, el Doberman, el Dogo, etc. El manto debe verse completamente liso y uniforme. Basta con un cepillado enérgico de adelante hacia atrás y de arriba abajo usando un cepillo de cerdas suaves o de goma o una manopla. Esto elimina los pelos muertos y débiles y deja los más brillantes y fuertes.


Cómo cepillar a un perro con pelo rizado u ondulado

Típico de Caniches, Bedlington terrier y Bichon frisé, entre otros. Se caracteriza por tener rizos en todo el cuerpo. Debe verse muy airoso y tembloroso. Es un tipo de pelo que crece de forma constante y no presenta períodos de muda; por esta razón necesita ser cortado con frecuencia para mantenerse fuerte. Requiere un cepillado diario para evitar enredos usando una carda de alambres suaves para no herir la delicada piel. El pelo debe humedecerse con acondicionador para que no se quiebre al cepillarse. Pueden bañarse una vez al mes, pues no suelen tener mal olor. Existen champús especiales para estos mantos y también para resaltar el color. Fíjate que contengan aceites o lanolina que le den protección y flexibilidad al pelo.


Cómo cepillar a un perro de pelo duro

Es característico de la mayoría de los terriers y los schnauzers. Tiene una capa principal, un poco más larga, de pelos duros como alambre al tacto, y otra subcapa lanosa, no muy abundante, que le da protección. Estos perros se bañan esporádicamente con jabón o champú sin aceites ni lanolina, pues hay que evitar que el pelo se torne suave. Luego se frotan enérgicamente con los dedos como si fueran un peine, deshaciendo y friccionando en todos los sentidos cada mechón de pelo para eliminar de verdad el pelo superfluo sin arrancarlo, ya que en este tipo de manto los pelos muertos no se desprenden sino que quedan las raíces dentro de los folículos. Cepillar con una carda de púas metálicas montadas sobre una base de goma. En los perros que serán presentados en exposiciones se realizan también el trimming y stripping, que son depilaciones hechas por profesionales con el objeto de eliminar los pelos más suaves y realzar la dureza del manto.


Cómo cepillar a un perro con rastas

El pelo en madejas es un tipo de manto poco común y se ve en razas como el Puli, el Komondor y el perro de aguas. El aspecto es similar al de las “rastas”, el pelo es espeso y apretado sin desprender subpelo. Nunca se debe peinar ni cepillar el pelaje, ya que por sí mismo tenderá a agruparse en cordones, aunque hay que evitar que estos se apelmacen entre sí. Para esto se utilizan los dedos, nunca tijeras. Se bañan cada cuatro o seis meses con un champú con lanolina.


¿Y el perro sin pelo?

En estas razas no hace falta ningún tipo de cuidado del manto, ya que solo presentan unos pocos pelos en forma de cresta sobre la cabeza, en la cola y en la parte baja de las patas. Sin embargo su piel desnuda es propensa a las quemaduras solares, por lo que es conveniente usar alguna crema con filtro solar si van a estar al aire libre.

Es importante saber cómo cepillar a un perro según su tipo de pelo. Además, se pueden usar perfumes y aerosoles con brillos que les dan a los perros el toque final después del baño y cepillado. Existen también tinturas puramente decorativas para satisfacer el capricho de muchos propietarios que quieren que sus mascotas luzcan más exclusivas. Todos estos productos pueden ser usados a voluntad siempre que no produzcan alergia o irritación en la piel de nuestro can.


Ahora que ya sabes cómo cepillar a un perro dependiendo de su pelaje, echa un vistazo a nuestros productos para el cuidado del pelo y encuentra todo lo que necesites: champús, cepillos, tijeras, cortanudos, máquinas de cortar el pelo y mucho más.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.