Quitar los nudos a un perro

Lo primero que debemos saber a la hora de quitar nudos a nuestro perro es que es probable que sea algo que no le guste (quizá eso es lo único que sabes ahora y por eso estás aquí), pero podemos mejorar su relación con este proceso mediante técnicas de refuerzo positivo, que le ayuden a reconciliarse con el cepillado para que quitar los nudos del pelo de tu perro no sea una mala experiencia para ambos. 

La mejor opción es acostumbrarlos desde pequeños, aunque siendo adultos también podemos reconducir este hábito hacia algo positivo. Por ejemplo, podemos usar chuches (que iremos dándole en pequeños trocitos regularmente) o juguetes que le gusten, para que se relaje y se deje cepillar más fácilmente. También podemos recompensarle después, llevándolo al parque, de paseo o realizando cualquier actividad que sea de su agrado

¿Cómo quitarle los nudos del pelo a mi perro?

Si quieres aprender cómo quitarle los nudos a tu perro, lo primero que debes conocer es qué tipo de pelo tiene ¿corto? ¿largo? ¿de doble capa? ¿rizado? ¿de triple capa? ¿duro? ¿suave?… Existen muchos tipos de manto y el proceso para cuidarlos difiere mucho entre unos y otros. Los mantos susceptibles de generar nudos son los siguientes:

  • Semi-largo con subpelo: este tipo de manto puede ser liso, fuerte u ondulado. El pelo ondulado será más probable que se enrede con facilidad, por lo que es importante que lo cepillemos con frecuencia. Debemos usar una carda o rastrillo dos veces por semana. 
  • Largo caído: la mayoría de las razas que tienen este tipo de pelaje no presentan subpelo, por lo que debemos tener más cuidado para no dañarles la piel. Las cardas también son una buena opción, al igual que los peines metálicos, para el cuidado diario. 
  • Rizado u ondulado: este tipo de pelo es el que se enreda con más frecuencia, por lo que tenemos que prestarle especial atención. Si ya presenta mechones demasiado enredados, tendremos que quitar los nudos del pelo del perro con un cortanudos, para después pasarle una carda y, por último, un peine metálico. 

¿Cómo evitar los nudos?

Ya sabes cómo deshacer los nudos del pelo de tu perro cuando no queda otro remedio. Sin embargo, la mejor opción siempre es prevenir la formación de enredos. Un cepillado con los productos adecuados y la frecuencia que requiera el tipo de pelo de tu mascota será la mejor forma de evitar la formación de nudos y haceros la vida más fácil a ti y a tu mascota. 

¿Cómo quitar los nudos del pelo de un Bichón Maltés?

Una duda frecuente entre los dueños de mascotas es cómo quitar los nudos del pelo de un Bichón Maltés. Al contar con un pelaje extremadamente largo, suave y liso, son muy propensos a los enredos. Podemos usar cepillos de púas metálicas o de mantequilla, cepillos de nylon o cerdas de jabalí y peines metálicos, para que no se nos escape ningún nudo y su manto se mantenga liso durante más tiempo. 

Cuando encontremos nudos difíciles, se recomienda no pasar el cepillo más de diez veces por el mismo nudo. Si hemos dado esas pasadas y el pelo sigue enredado, podemos pasar a peinar otra zona y volver más adelante, para que al pelo le de tiempo a asentarse. Para aquellos perros de raza Bichón Maltés con el pelo muy alborotado, podemos necesitar usar un acondicionador para perros después del baño, que ayude a suavizar las acumulaciones de pelo.

Mejores productos para quitar nudos a los perros

Si aún no tienes claro qué productos para quitar nudos a los perros son los más adecuados para tu mascota, vamos a analizarlos uno por uno:

  • Peine metálico: es perfecto para perros de pelo largo con subpelo, largo y rizado, largo y ondulado o pelo duro. El peine es muy eficaz retirando pelo muerto y, usado con suavidad, es capaz de soltar la mayoría de los nudos (siempre que no los hayamos dejado durante mucho tiempo). 

  • Cepillo de cerdas naturales: suele usarse en perros de manto corto con subpelo, para arrastrar pelo muerto y suciedad al mismo tiempo que llegamos a la capa inferior de su pelaje. El cepillo de cerdas naturales puede usarse también en mantos cortos sin subpelo, dado que limpia en profundidad sin  la piel del animal. 
  • Manoplas de caucho: las manoplas son ideales para el cuidado diario de perros con el pelo corto (con subpelo o sin él), que no tiene la longitud suficiente para enredarse, puesto que sólo retira el pelo muerto y la suciedad del manto del animal. 

  • Cepillos de mantequilla: se utilizan en perros de pelo largo con subpelo y son muy eficaces en el cepillado diario. Es recomendable que las puntas del cepillo estén protegidas, para no dañar la piel del animal. 

  • Cardas o rastrillos: están pensados para perros de pelo semilargo con subpelo, pelo rizado u ondulado y pelo duro. Los rastrillos, además, evitan el apelmazamiento de los mantos más densos. Debemos tener cuidado con aquellos canes que tengan la piel sensible, para no dañar su piel. 
  • Cortanudos: cuando, después de varias pasadas con su cepillo habitual, no podamos deshacernos de los nudos, puede que necesitemos usar un cortanudos. Este producto para quitar nudos a los perros sólo se deshace de los enredos, dejando intacto el resto del manto. 

Deshacer los nudos en una peluquería canina

Cuando el pelo está muy enredado, quitar los nudos de los perros puede ser una tarea tediosa y complicada. En esos casos, recomendamos acudir a profesionales que puedan hacerlo de la forma más eficaz posible, reduciendo el estrés que podría ocasionarle a tu mascota el enfrentarse a un proceso de cepillado tan largo, por eso te recomendamos nuestras peluquerías caninas.

Esta es una opción a tener en cuenta, sobre todo, si el pelaje de tu mascota es especialmente fino o delicado, pues podríamos retirar, sin querer, más pelo del conveniente. El manto cumple una función específica, como protegerle de los cambios de temperatura y de infecciones en la piel, por lo que debemos cuidarlo lo máximo posible. 

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Mejores arneses para perros pequeños

¿Los perros pueden comer queso?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.