¿Cómo saber si mi perro tiene parásitos intestinales?

,

En esta época del año hay que prestar más atención a los parásitos tanto internos como externos que puede contraer nuestras mascotas. En el artículo de hoy nos centraremos en los parásitos intestinales.

Los parásitos intestinales no son difíciles de eliminar si los detectamos y tratamos a tiempo, pero si no actuamos con rapidez la salud de nuestro peludo puede llegar a complicarse mucho. 

Los parásitos intestinales se alojan en el aparato digestivo del perro, alimentándose de su sangre y los nutrientes que éste ingiere, debilitándolo y mermando poco a poco su salud. Además, transmiten todo tipo de enfermedades y son altamente contagiosas tanto para otros perros como en muchos casos para las personas y otras mascotas.

En los perros podemos encontrar principalmente dos tipos de parásitos intestinales:

  • Gusanos planos (tenias), que son gusanos cortos y con el cuerpo aplanado.
  • Gusanos redondos (lombrices), que son los más habituales y tienen el cuerpo alargado y redondo. 

Es esencial mantener a tus mascotas libres de parásitos intestinales. Descubre cómo en nuestras guías: Desparasitación en perros adultos y Desparasitación en cachorros. La prevención y el tratamiento adecuado aseguran la salud de tus peludos amigos.

¿Cómo es el ciclo de los parásitos intestinales en perros?

Los parásitos alojados en el intestino liberan huevos que son eliminados con la materia fecal. Una vez en el suelo nacen las larvas que están listas para trepar a un perro o gato (o a una persona) que circule por la zona.

También pueden ser ingeridas directamente si el animal come césped, si toma agua contaminada, si lame la zona perianal de otro animal, etc. Estos huevos o larvas van directamente al intestino o migran y se alojan en otros tejidos del cuerpo, según la especie de parásito, luego maduran y comienzan a liberar huevos a su vez.

Algunos parásitos intestinales en perros hacen ciclos indirectos y necesitan alojarse en un huésped temporario antes de llegar al definitivo. Este es el caso de las tenias en las pulgas o la leishmania en los mosquitos.

Síntomas de que tu perro tenga parásitos intestinales

Algunos parásitos intestinales son difíciles de detectar, sobre todo si la infestación es leve. Pero cuando los gusanos se multiplican e invaden el sistema digestivo de nuestro perro aparecen síntomas que nos alertarán de su presencia.

Especialmente en cachorros un primer signo de alarma suele ser el vientre hinchado.

En un principio puede parecer que el perrito está gordo, pero al observarlo bien notaremos sus costillas a través de la piel y veremos claramente los huesos de sus caderas.

La hinchazón se produce debido a los gases que producen los gusanos. 

El otro síntoma más común y alarmante es la diarrea, en los casos más graves incluso acompañada de sangre. 

Debido a que los parásitos y sus huevos se expulsan en las heces, el animal sufrirá picor en la zona del ano y se rascará y lamerá la zona con frecuencia, incluso puede que se siente y arrastre el trasero por el suelo para aliviar el picazón. 

También notaremos pérdida de peso y aumento del apetito, ya que los gusanos consumen gran parte de los nutrientes que el perro ingiere provocando que el animal nunca esté saciado y tenga carencias nutricionales. 

Otros síntomas que pueden presentarse en ocasiones son:

  • Flatulencias,
  • eccemas en la piel,
  • anemia,
  • o tos (si los parásitos han afectado también el aparato respiratorio). 

Por último, y como síntoma inequívoco de la presencia de parásitos intestinales en nuestro perro, observaremos la presencia de huevos y larvas en sus heces, que pueden ser como pequeños granos de arroz, o muy largos y finos. 

En general, la salud nuestro perro empeorará poco a poco, su pelaje se verá seco y con mal aspecto, y el animal se mostrará apático, decaído y débil. 

Si nuestro cachorro es todavía un cachorro debemos actuar especialmente rápido e ir al veterinario más cercano, ya que al ser uno de los principales síntomas la diarrea corre grave peligro de debilitarse en pocas horas por la deshidratación, y en casos graves incluso fallecer. 

Asimismo, consultaremos con el veterinario qué otras medidas debemos aplicar en el caso de tener más mascotas conviviendo con el animal infestado, qué precauciones debemos tomar nosotros mismos al manipular al perro durante el tratamiento, y cómo desinfectar correctamente nuestro hogar

Como ya hemos comentado, los parásitos intestinales son muy contagiosos y en la mayoría de los casos también pueden transmitirse a los humanos, así que debemos tener cuidado y sobre todo es imprescindible lavarse bien las manos después de tocar a nuestra mascota. Debemos evitar que nos lama, especialmente en la cara, hasta que finalice el tratamiento y se hayan eliminado los parásitos. 

¿Cómo evitar los parásitos intestinales en tu mascota?

Para evitar pasar por esta experiencia tan engorrosa y cuidar la salud de nuestras mascotas, lo mejor es prevenir. Nuestro veterinario nos dará las pautas para una correcta desparasitación interna regular que mantendrá protegidos a nuestro compañeros, y normalmente consiste en administrar al animal una o varias pastillas (en función de su peso) cada 2 o 3 meses. 


Los parásitos intestinales suelen contraerse al entrar en contacto con heces de animales ya infectados, por lo que evitaremos pasear con nuestro perro por zonas donde haya excrementos, prestando especial atención si tu peludín es de los que se llevan todo a la boca, puedes considera utilizar un bozal hasta que aprenda.


Por supuesto, si nuestra mascota padece de parásitos intestinales debemos cumplir más que nunca con nuestra obligación como propietarios y retirar sus deposiciones debidamente, ya que con esta simple acción podemos evitar el contagio a otros animales y mantenemos nuestro entorno limpio y saludable para todos. 


5 parásitos internos en perros más frecuentes:

  • Ascaris o ascáridos. Son especialmente dañinos en los cachorros y no tanto en los adultos. Son bastante largos y blancos, y tienen la apariencia de fideos. Se eliminan con los antiparasitarios comunes.
  • Ancylostomas. Pueden causar vómitos y diarrea tanto en adultos como en cachorros. Son pequeños y muy delgados, como de 1 cm de largo y también se eliminan con los antiparasitarios comunes.
  • Trichuris. Estos parásitos intestinales en perros se alojan en el intestino grueso y son los causantes de diarreas crónicas tanto en cachorros como en adultos. Se adhieren fuertemente a la mucosa y eliminan pocos huevos, por lo que a veces son difíciles de diagnosticar y eliminar. Se usan los mismos antiparasitarios que para los otros gusanos, pero con mayor frecuencia y durante más días seguidos.
  • Tenias. Todas hacen ciclos indirectos y generalmente no provocan signos clínicos. Las más comunes se ven a simple vista como granitos de arroz pegados en los pelos alrededor del ano o en la materia fecal. Estos parásitos intestinales en perros suelen causar comezón y el animal se arrastra sentado sobre el piso para aliviarla. Se eliminan con Praziquantel, presente en los antiparasitarios de amplio espectro antiparasitarios.
  • Coccidios. Afectan casi exclusivamente a los cachorros y provocan diarreas bastante severas. No se ven a simple vista, solo en el análisis de materia fecal. No se eliminan con los antiparasitarios de rutina, sino con sulfas o metronidazol.

Es importante resaltar que los antiparasitarios no tienen efecto residual en el organismo. Cuando se los das a tu mascota eliminas los parásitos que tenga en ese momento, pero puede volver a contagiarse al día siguiente si continúa expuesto a una fuente de huevos o larvas. Es por eso que para combatir los parásitos intestinales en perros se desparasita periódicamente, así la cantidad en el intestino nunca llega a ser tan grande como para provocar síntomas.

Otro dato importante es que toda desparasitación se debe repetir a los 15 días para eliminar las larvas que hayan resistido a la primera dosis de antiparasitario.

Para finalizar, recordar que es recomendable que tu perro esté protegido durante todo el año de los parásitos externos con collares, pipetas y sprays.


Si quieres seguir leyendo, no te pierdas estos artículos que pueden ser de tu interés:

En Tiendanimal queremos ayudarte en el cuidado de tu mascota. Si tienes cualquier duda, nuestros especialistas estarán encantados de asesorarte en el teléfono de Atención al Cliente que puedes consultar aquí o en cualquiera de nuestras tiendas.


Haz tu pedido en tiendanimal.es, la tienda online especializada en productos para mascotas número uno en España, o si lo prefieres, acércate a tu tienda más cercanallámanos por teléfono y te lo enviamos a casa. Recuerda que tienes disponible el servicio de Click & Collect para comprar online y recoger el pedido en tu tienda favorita ¡y con regalo! ¡Corre y no te pierdas nuestras ofertas!

« Anterior

¿Cómo elegir el mejor collar para tu perro?

Remedios para quitarle las pulgas a un gato

Siguiente »

1 comentario en «¿Cómo saber si mi perro tiene parásitos intestinales?»

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Si necesitas asesoramiento veterinario puedes ponerte en contacto con el equipo de especialistas de Clinicanimal.