FLUTD en gatos

Si eres una persona experimentada en la crianza y domesticación de gatos, tal vez hayas oído hablar de este término. Si no es el caso, pero has adoptado a tu primer gato, es muy posible que sepas lo que es en el futuro. 

El FLUTD no es una enfermedad en sí, sino un conjunto de enfermedades relacionadas con el tracto urinario de los gatos. Lamentablemente es muy habitual. Sin embargo, es posible prevenir el FLUTD en tu felino o incluso tratarlo eficazmente si se diera el caso. 

En el este artículo conocerás qué es exactamente el FLUTD, cuáles son las causas más comunes, cómo prevenirlo y qué tratamiento existe para esta dolencia.

¿Qué entendemos por FLUTD?

La Enfermedad del Tracto Urinario Inferior Felino, mayormente conocida como FLUTD (por sus siglas en inglés), abarca las distintas enfermedades que pueden padecer los gatos en la susodicha zona de su cuerpo. 

Estas enfermedades pueden ser muy variadas y presentarse todas juntas o solo una de ellas. Podemos encontrarnos con cistitis en gatos, infecciones en la orina, cálculos o piedras en la vejiga. En todos los casos, hablamos de problemas relacionados con su sistema urinario.

El FLUTD no distingue entre razas, sexo o edad. Cualquier gato puede padecerlo, sea macho o hembra, aunque la uretra de los gatos machos es más propicia a tener problemas relacionados. Lo más común es padecerlo entre los 5 y los 10 años de edad. 

Las causas que provocan la aparición del FLUTD en gatos pueden ser varias y normalmente suelen estar relacionadas con el estilo de vida más que con factores genéticos. Es cierto que los gatos persas tienen más probabilidad, aunque si no cumplen las demás causas no tienen por qué padecerla.

Causas del FLUTD en gatos

Los factores que pueden causar el FLUTD son varios. A continuación te mostramos algunos:

  • El estrés: Es la principal causa. Conviene entender que los gatos son animales de costumbres. Si vas a mudarte, hacer una reforma o viajas con tu gato, es posible que tu felino se estrese. De hecho, cualquier mínima alteración de su entorno puede excitarlo si es muy susceptible.
  • El sedentarismo: Si tu gato apenas se mueve, es perezoso y hace mucho ejercicio físico, es probable que termine padeciendo FLUTD.
  • La obesidad: Si tienes un gato que destaca por su tamaño y su peso, es posible que a la larga padezca problemas en el tracto urinario inferior.
  • La esterilización: Aunque muchas veces es recomendada, la esterilización en gatos puede provocar FLUTD como efecto secundario. Es importante hacer revisiones después de la operación para detectar un posible caso de FLUTD o anticiparse a su aparición.
  • No salir de casa: Aunque no sea sedentario, el hecho de permanecer en el mismo ambiente cerrado también puede propiciar la aparición de una enfermedad propia del FLUTD.
  • Beber poca agua: La baja ingesta de agua puede provocar problemas en su tracto urinario.

Síntomas del FLUTD

Son muchas las enfermedades y tipos de dolencia que puede padecer un gato con FLUTD. Pero, ¿cómo detectamos esta serie de enfermedades en nuestro gato? Existen una serie de síntomas que pueden ser bien visibles y que se le pueden notar con facilidad al felino.

Como es lógico, todos los síntomas se manifiestan en la zona afectada y en todo lo relacionado con la misma. En este sentido deberás fijarte en tu gato cuando esté orinando, porque es ahí donde puedes hallar varias señales y síntomas de que tiene el FLUTD.

Uno de los principales síntomas de FLUTD es el dolor al orinar, por lo que si escuchas a tu gato maullar mientras micciona, es porque tiene cistitis o la uretra obstruida. Igualmente es posible que si tiene este dolor en la zona urinaria, él mismo intente orinar en pequeñas cantidades para no sufrir más. Pero, al mismo tiempo, tú percibirás que el gato va más veces de las normales al arenal para miccionar, y eso también es un indicativo. 

Además de estas señales, también es un síntoma la presencia de sangre en su orina.

Existen otros síntomas basados en anomalías en su comportamiento. Algunos gatos con FLUTD realizan micciones fuera del arenero, tal vez para llamar la atención y expresar a su dueño que sienten dolor en el tracto urinario. Finalmente, si observas que tu felino se lame en exceso la zona indicada, también puede ser un síntoma de que podría estar padeciendo FLUTD.

Tratamiento del FLUTD en gatos

Aunque existe un tratamiento para el FLUTD en gatos, la mejor solución siempre es prevenirlo. La clave es evitar todas las causas que provocan la aparición del FLUTD. Todo ello pasa por ofrecerle una dieta sana, fomentar el ejercicio mediante juegos y evitar que suba mucho de peso. 

Otros aspectos como una buena higiene del arenal también ayudarán a prevenir la aparición de la enfermedad.

En caso de que tu gato precise un tratamiento por FLUTD, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu veterinario de confianza. Él sabrá qué recetar para combatir la dolencia de tu felino y así eliminarla cuanto antes.

No olvides que en nuestra tienda online de Tiendanimal hay disponible una amplia gama de productos para cuidar de tu felino. Y si quieres informarte sobre más consejos para garantizar el bienestar de los gatos, continúa visitando nuestro blog.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¡Abrimos nueva tienda de animales en Vigo – C.C. Vialia!

Día Mundial de los animales, una fecha para concienciar

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.