Mastín Tibetano: Consejos, cuidados y características

NombreMastín Tibetano
OrigenHimalaya
Esperanza de vida Entre 10 y 12 años
ColoresNegro o marrón con tonos azules, rojos, grises y blancos
PeloLargo y duro
AlturaMachos entre 66 y 71 cm y hembras entre 61 y 68 cm
PesoEntre 55 y 80 kilos
TemperamentoTranquilo, inteligente, guardián e  independiente
NecesidadesAseo diario
Perfecto paraDueños con experiencia

Origen del Mastín Tibetano

Considerada una de las razas más antiguas, el también llamado dogo tibetano ha poblado las regiones del Himalaya desde hace 3.000 años. Personalidades históricas como Aristóteles o Marco Polo ya mencionaban en sus escritos a este gigantesco can, que era utilizado como perro de pastoreo por los nómadas de las montañas de los Himalayas y como guardián en los monasterios tibetanos

Hay testimonios que afirman que fue también perro de guerra y de vigilancia de prisioneros para los asirios 2.000 años antes de Cristo, y se encuentra esculpido en bajorrelieves egipcios, griegos y babilonios, lo que confirma su presencia por el Mediterráneo

Esto hace que se le considere el “padre” de otras razas de molosos europeos, como el Terranova, el Mastín del Pirineo o el San Bernardo. Por su antigüedad y su prácticamente nula evolución a lo largo de los siglos, al Mastín Tibetano se le considera una raza pura

Tipos de Mastín Tibetano

Existen dos tipos de Mastín Tibetano que se distinguen por su tamaño y corpulencia, además de por sus arrugas y su pelaje:

  • Drog Khyi: Utilizados por los nómadas para cuidar el ganado u otros trabajos que requieran un mayor esfuerzo gracias a unas condiciones físicas más favorables.
  • Tsang Khyi: Son los protectores de los monasterios tibetanos al tener un mayor tamaño, un pelaje más largo y más arrugas que los Drog Khyi, lo que hace que tengan que realizar trabajos menos exigentes.

Colores

Las variantes de color que puede tener el manto del perro Mastín Tibetano son el negro, el arena y el azul, con manchas en tonos fuego, gris e, incluso, blancas.

Tipo de pelo

Los perros Mastín Tibetano tienen un pelaje duro, fino y recto, muy tupido por todo su cuerpo. Además, pueden aguantar las bajas temperaturas del invierno gracias a su subpelo lanoso y también abundante. 

En el cuello y los hombros tienen una cantidad mayor de pelo, lo que hace que se parezcan a un león, y los ejemplares machos tienen un pelaje más tupido que las hembras.

Carácter y comportamiento del Mastín Tibetano

Lo que más destaca del carácter del Mastín Tibetano es que es muy tranquilo e independiente, lo que hace que se sienta cómodo estando solo. A pesar de su aspecto feroz, no tiene instinto cazador, más bien guardián: defenderá a los suyos en cuanto note que están en peligro. 

Consejos, adiestramiento y educación

Al ser un perro terco y obstinado, su educación se vuelve algo más complicada que la de otros perros, eso añadido a su gran tamaño. 

Por ello, es importante comenzar su educación desde cachorro, mediante una socialización en positivo con personas y animales, evitando siempre tratarlo con violencia, lo que le volvería más agresivo.

No es un perro que necesite de ejercicio diario, pero sí que es indispensable realizar algún tipo de actividad al aire libre, siempre que no sean intensas, pues le pueden perjudicar por ese tamaño gigante del que hablamos. 

Mastín Tibetano cachorro

Los cachorros de Mastín Tibetano alcanzan la madurez a los cuatro años, y algunas crías llegan a medir un metro de altura antes de llegar al año de edad. Suelen nacer con un tamaño mayor al resto de cachorros de otras razas y, además, desde el principio cuentan con un abundante pelaje.

¿Cómo alimentar a un Mastín Tibetano según su edad?

A pesar de que su gran tamaño da a entender que es un perro muy comilón, es capaz de saltarse comidas si no tiene hambre. Esto se debe a que, en la antigüedad, era un perro nómada que tenía que adaptarse a cada situación.

Cachorro

El cachorro de Mastín Tibetano crece muy rápido y eso, junto a su gran tamaño, hace que sus articulaciones puedan verse afectadas. Por ello, su alimentación debe ser adecuada a sus características desde el principio. 

Después del destete y cuando empieza a comer pienso, se le debe de alimentar con uno específico para cachorros de razas grandes o gigantes y, si es necesario, suplementar su dieta con complementos alimenticios enfocados a sus articulaciones.


Adulto

Obviamente, la cantidad de pienso que debe comer este perro es superior a la de los perros de razas más estándar, acordes a su tamaño y peso. Aún así, lo ideal es que sean raciones más pequeñas, siempre que estas contengan todos los nutrientes necesarios para completar su dieta. Estas pequeñas raciones son importantes para evitar problemas gastrointestinales o, en casos más severos, la torsión gástrica.


Senior

Al llegar a su etapa senior, su pienso deberá cambiarse por uno adaptado a las características de esta edad. Debe tener un menor aporte de grasas, pues su actividad diaria se verá reducida y, si tiene algún tipo de dolencia o enfermedad, asegurarse de que el pienso las trate.


Salud de la raza de perro Mastín Tibetano

En general, el Mastín Tibetano es un perro que goza de buena salud, en parte por su nulo cruce con otras razas. Aunque, al igual que el resto de perros de razas grandes o gigantes, sí que sufren algunas patologías comunes a ellos.

Patologías de salud típicas del Mastín Tibetano

La displasia de cadera y otras enfermedades relacionadas con las articulaciones son las enfermedades más comunes que pueden sufrir los Mastines Tibetanos. Además, de mayores pueden sufrir también cataratas, otra enfermedad común de los perros de razas grandes o gigantes. 

Por último, otra complicación que pueden aparecer en perros de esta raza es el hipotiroidismo.

Cómo prevenir las patologías anteriores

Prevenir la aparición de estas dolencias o enfermedades es importante para asegurar una excelente salud a nuestras mascotas. En el caso del perro Mastín Tibetano, para prevenir dolencias relacionadas con las articulaciones, es importante alimentarle desde cachorro con comida enfocada a cuidar sus cartílagos y huesos.


Lo ideal es visitar a un veterinario, al menos, una vez al año, para que esté pendiente del crecimiento del perro y pueda prevenir cualquier enfermedad o dolencia que, con el tiempo, vaya a empeorar sin un tratamiento previo.

Cuidados del Mastín Tibetano

Los cuidados de esta raza de perro son más sencillos de lo que puede parecer, pero no por ello hay que desatenderle.

Pelo

Su pelo, junto con su tamaño, es su sello distintivo, y necesita unos cuidados muy básicos, como cepillarlo una vez por semana para eliminar los pelos muertos que le queden o cualquier tipo de suciedad superficial. 


Piel

Los baños en este tipo de raza no son tan necesarios como se piensa, pudiendo ser incluso perjudiciales. A no ser que esté demasiado sucio, es mejor cepillarle el pelo por encima.

Aún así, al tener un pelo muy largo, pueden pasar desapercibidos los parásitos que se le puedan haber quedado atrapados en él. Revisale el pelaje por si se encuentran ya en su piel siempre que salga a pasear por el campo o naturaleza y no te olvides de ponerle un collar antiparasitario o pipeta.


Otros: Ojos y oídos

Al tener el pelo tan largo, es muy común que le tape los ojos y las orejas, lo que hace necesario cortarle el pelo siempre que le esté molestando, sobre todo porque, en las orejas, le puede hacer acumular cerumen y, en los ojos, el pelo puede terminar metiéndose dentro y causarle molestías y daño.

Para limpiar sus ojos y oídos, bastará con utilizar una gasa esterilizada y una solución para ojos y oídos o, en su defecto, suero fisiológico o agua destilada y, con mucho cuidado y delicadeza, limpiar poco a poco estas zonas. 


Adopción de un Mastín Tibetano

La cría de Mastines Tibetanos es cada vez menor, pues es un perro que ocupa mucho espacio y no es barato de alimentar, por lo que se hace muy complicado encontrar en adopción algún ejemplar de ellos. Si lo que estás buscando es un perro de tamaño grande o gigante, tranquilo y un vigilante perfecto, seguro que te encantarán los Mastines Españoles o Mastines del Pirineo, muy comunes en nuestro país y que, por desgracia, también abundan en los refugios y protectoras.

Los perros de raza grande son los que más tardan en encontrar una familia, así que te animamos a visitar cualquier perrera o centro de adopción para adoptar a uno de ellos.

Si estás interesado en comenzar un proceso de adopción, puedes visitarnos en cualquiera de nuestras tiendas físicas y preguntar por nuestro programa de adopciones. Nuestros profesionales te asesorarán en todo momento durante el proceso.

Además, en nuestra web tienes también todo un catálogo de artículos para tu nuevo mejor amigo, desde pienso y snacks, pasando por camas, collares y correas hasta un montón de juguetes a elegir para mimarle como se merece. Comparte tu vida con un mastín y déjate querer por estos gigantes tan adorables.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Parques caninos más bonitos en España

Todo lo que necesitas saber para practicar canicross con tu perro

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.