Perros de raza grande: recomendaciones a la hora de comer

Perros de raza grande: recomendaciones a la hora de comer

Los perros de raza grande tienen ciertas características que los hacen especiales a la hora de comer. Aquí tienes algunos consejos básicos que te ayudarán a evitar riesgos y a mejorar su nutrición.

Los perros de raza grande tienen ciertas características que los hacen especiales a la hora de comer. Aquí tienes algunos consejos básicos que te ayudarán a evitar riesgos y a mejorar su nutrición.

Si quieres que tu perro de raza grande tenga la mejor alimentación, procura siempre proporcionarle una dieta de calidad y adaptada a sus necesidades. Te mostramos algunos consejos para elegir correctamente y, también, para evitar riesgos asociados al momento de la comida:

  1. Escoge una dieta específica para perros de tamaño grande.
    Los perros adultos de razas grandes necesitan menos calcio y fósforo que los de razas pequeñas. Además, tienen un metabolismo más lento. Por otro lado, necesitan incorporar a su dieta elementos condroprotectores como la glucosamina y la condroitina, para proteger sus articulaciones. Por todo esto, es necesario elegir siempre una dieta específica para razas grandes.

  2. Eligen un pienso con croquetas de gran tamaño.
    En los perros de raza grande, es conveniente evitar una ingesta excesiva o demasiado rápida del alimento.

    Algunos piensos tienen la croqueta demasiado pequeña y no son adecuados para perros de gran tamaño.

    Lo ideal es encontrar un alimento con croquetas adaptadas, para facilitar la masticación y favorecer una correcta digestión.

  3. Coloca el comedero en alto.
    Los perros grandes están expuestos a sufrir artrosis vertebral o espondilosis cervical a lo largo de los años.

    Si puedes colocar el comedero en un lugar elevado, estarás facilitando que tu perro adopte una postura cómoda durante las comidas y aliviarás posibles molestias.

    Algunos expertos también explican que esta posición elevada del comedero puede ayudar a reducir la acumulación de gases.

  4. ¡Cuidado con la torsión de estómago!.
    La torsión gástrica o torsión de estómago es más frecuente en perros grandes que pequeños.

    Esto es porque el tamaño del estómago es mayor y los gases, la comida y el exceso de agua acumulada pueden provocar una presión anómala en el aparato digestivo del perro y desembocar en un retorcimiento del estómago.

    La torsión de estómago es un problema muy grave. Además, es muy dolorosa y puede acabar con la vida del perro en cuestión de horas si no se interviene a tiempo.

Si tienes un perro de raza grande, lo ideal es que tengas en cuenta estos consejos. Te ayudarán a prevenir la torsión de estómago:

  • Evita que tu perro coma toda su ración diaria de alimento en una sola toma y repártela en, al menos, dos. Puedes darle de comer una vez por la mañana y otra por la noche, por ejemplo.
  • Evita que tu perro beba mucha agua de golpe, o que se hinche de este líquido durante las comidas: las croquetas de pienso pueden inflarse y saturar el estómago.
  • Procura que tu perro coma pausadamente. Recuerda que existen comederos especiales anti-gluting para este fin.
  • Vigila que tu perro no juegue o haga ejercicio justo después de haber comido.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.