Gato Van Turco: Consejos, cuidados y características

NombreGato Van Turco
OrigenRegiones montañosas de la actual Turquía
Esperanza de vida12-17 años
ColoresBlanco de base, combinado con el castaño, crema y rojizo
PeloMedio
TamañoGrande
Altura25-35 cm
Peso6-8 kg
TemperamentoActivo, extrovertido, curioso y afectuoso
NecesidadesCepillado dos veces por semana, sesiones diarias de juego. Higiene bucal, de ojos y oídos
Perfecto paraFamilias que buscan un gato atento y enérgico

El gato Van Turco es un felino cariñoso que, aunque no se siente en tu regazo, se sentará a tu lado para que lo abraces. Es una raza de gato blanco y esponjoso con cola y orejas de colores. Lo curioso es que tiene una característica que, quizás, se considere una desventaja, y es que no siempre aterriza de pie.

Orígenes del gato Van Turco

Se trata de uno de los gatos domésticos más antiguos del planeta. La raza se originó en Turquía y, a diferencia de otras razas, se desarrollaron naturalmente en la naturaleza, no a través de programas de reproducción. Suelen ser, por tanto, felinos bastante prácticos. 

Cuenta la leyenda que el Van Turco fue un ratonero eficaz en el Arca de Noé. Llegaron por primera vez a los Estados Unidos en 1982, pero no fue hasta el año 1985 cuando la Asociación Internacional de Gatos reconoció oficialmente la raza.

Tipos de gato Van Turco

Los tipos de gato Van Turco se diferencian principalmente por la combinación de colores que luzcan.

Colores

Quizás, lo más característico de esta raza es que tiene un color blanco de base combinado con manchas en la parte de la cabeza y el rabo, es decir, el patrón tradicional de colores de este felino. Las manchas suelen ser de tono rojizo, aunque también pueden mostrar otros colores como el beige, el castaño y el amarillo anaranjado.

El cachorro de Van Turco

Como cualquier otro gato, el Van Turco bebé requiere de unos cuidados especiales en sus primeros días y meses de vida.

Durante estas semanas lo ideal es que pase con su madre el mayor tiempo posible para que se encargue de limpiarlo y alimentarlo. Si esto no es posible, es necesario llevarlo al veterinario para que lo revise y comprar el alimento adecuado para que se vaya adaptando, usualmente leche de gato para bebés.


Durante sus primeros días con la familia es importante enseñarle a utilizar el arenero para evitar que haga sus necesidades por toda la casa. Si no tiene la movilidad suficiente aún para desplazarse él solo, habrá que estimularlo para que defeque en el lugar adecuado, al igual que haría su madre. Una vez que logre hacer sus necesidades, se trasladarán los excrementos al arenero para que empiece a asociar la idea.


Respecto a la actividad diaria, lo más recomendable es estimular y respetar sus necesidades de juego desde que es bebé. Nunca es adecuado castigarlo porque podría arrastrar este trauma durante el resto de su vida. Deberás educarlo para que juegue sin llegar a ser agresivo.

Carácter y comportamiento

Los dueños de gatos de la raza Van Turco los describen como más similares a los perros que al gato estereotipado. Estos felinos suelen tener devoción por sus dueños y las personas que viven con él, por lo que requieren más atención que la mayoría de los gatos. 

Si deseas un gato cariñoso, esta raza puede ser precisamente lo que estás buscando. Sin embargo, esto también significa que necesitan más atención. No se les puede dejar solos todo el día con sus juguetes, ya que pueden sentirse solitarios y aburrirse rápidamente, lo que lleva a tendencias destructivas y, a veces, pueden llegar a tener actitudes agresivas.

A muchos felinos de esta raza les gusta jugar con pelotas, ratones de juguete y otros elementos de entretenimiento. Además, se pueden entrenar eficazmente para que caminen con correa y acaten órdenes como sentarse, quedarse y otros comandos básicos.


¿Cómo alimentar a un gato Van Turco en función de su edad?

El gato Van Turco no requiere de una dieta específica. Aunque son una raza de gato especial, esto no significa que necesiten una alimentación exclusiva.

Alimentación por etapas

En la etapa de cachorro necesitarán un pienso que satisfaga sus necesidades nutricionales con el objetivo de que crezcan sanos y fuertes y se desarrollen como es debido. Lo ideal es comprar pienso especial para gatos cachorros. Puedes preguntar a tu veterinario sobre cuál es el alimento más adecuado para tu Van Turco durante sus primeros meses de vida.

En la etapa adulta, el gato Van Turco puede alimentarse con un pienso especial para gatos adultos que pueda proporcionarle las vitaminas y nutrientes necesarios para mantenerlo saludable y aportarle la energía suficiente para su actividad diaria.

En la etapa senior, esta raza requerirá de un pienso bajo en grasa, ya que es un felino propenso a la obesidad. Es fundamental no sobrealimentarlo, aunque no es raro que tenga hambre constantemente. Por lo general, comerá cada vez que se le ofrezca comida, lo que puede conducir rápidamente a la obesidad.


Salud

El gato Van Turco está libre de problemas genéticos. Son gatos increíblemente sanos, ya que evolucionaron en la naturaleza, no a través de programas de cría dirigidos por humanos.

A diferencia de otros gatos turcos, no tienen ningún problema conocido de sordera. Actualmente no existe ninguna evidencia científica que demuestre que estos felinos tienen más probabilidades de volverse sordos que otros gatos.

Patologías de salud típicas del gato Van Turco

En su mayor parte, solo debes estar atento a los problemas generales que puede presentar cualquier gato. Las infecciones urinarias son comunes, pero no necesariamente más que en otras razas.

Debido a su tamaño más grande, las patologías se desarrollan más lentamente que en la mayoría de razas. A menudo alcanzan la madurez sexual más tarde, aunque esto puede variar sustancialmente de un ejemplar a otro. 

Como comentamos brevemente anteriormente, esta raza es propensa a la obesidad. Son muy impulsivos con la comida, ya que son bastante más grandes y requieren más energía que los gatos de tamaño más pequeño.

Cómo prevenir las patologías anteriores

Para evitar estas patologías hay que prestar atención a las desparasitaciones y al calendario de vacunas. También son imprescindibles las visitas regulares al veterinario cada 6 o 12 meses. De esta forma se garantiza un estado de salud óptimo y se asegura la detección temprana de cualquier enfermedad o afección.

Al igual que con todas las razas, la obesidad puede dañar las hormonas, las articulaciones, el corazón y otros órganos. Para prevenirla por completo debes alimentar a tu gato con la cantidad de pienso adecuada para cada día.

Cuidados de un Van Turco

Pelo

Una de las características más destacadas de los gatos Van Turco es su pelaje, pues tienen un manto sedoso, tupido y semilargo de longitud media. Solo tienen una capa de pelo que no se enreda fácilmente, aunque debe cepillarse unas dos o tres veces por semana para evitarlo.


Piel

Para evitar descamaciones o algún tipo de alergia, el gato Van Turco debe lavarse con un champú especial para su tipo de pelaje. Lo mejor es pedir consejo a tu veterinario de confianza.

Otros

Como hemos comentado anteriormente, los felinos de esta raza pueden sufrir infecciones en los oídos y en los ojos, como cualquier otro gato. Lo ideal es limpiar estas zonas regularmente con una gasa: en el ojo debes pasarla con un movimiento suave desde el interior al exterior; para el oído, tapa tu dedo con una gasa e introdúcelo lentamente en esta zona para limpiar las paredes con cuidado.

Adopción de un gato Van Turco

Antes de tomar la decisión de adoptar un gato Van Turco debes tener claro que tendrás que disponer de mucho tiempo para educarlo y entretenerlo con juegos que le ayuden a mantenerse entretenido y activo. Si estás decidido, echa un vistazo en la app de Amazdog y encuentra a tu felino entre los cientos de gatitos que están esperando una familia en las diferentes protectoras de España.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Setter irlandés: Consejos, cuidados y características

Dogo de Burdeos: Consejos, cuidados y características

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.