Sarro en gatos

Al igual que las personas sufrimos enfermedades e infecciones bucodentales, a nuestras mascotas les puede suceder lo mismo. De hecho, es mucho más frecuente de lo que pensamos.

Seguro que ya conoces los miles de snacks dentales para perros que existen e incluso has oído hablar del cepillado y las limpiezas que necesitan. Pero, ¿y los gatos? ¿ellos también sufren problemas relacionados con los dientes y requieren de cuidados especiales para evitarlos?


Efectivamente, el sarro en gatos y las enfermedades orales son mucho más comunes de lo que crees en los felinos y pueden convertirse en un grave problema de salud. Por eso, hoy vamos a hablar de qué es el sarro, por qué aparece y cómo prevenirlo.

¿Qué es el sarro?

El sarro es una acumulación de placa dental formada por calcio y fósforo que se deposita en la superficie de los dientes y que empeora al mezclarse con pequeños restos de comida, bacterias y hongos. Suele acumularse entre los dientes y alrededor de las encías y, si no se trata a tiempo, puede extenderse y penetrar dentro de estas causando infecciones e incluso la pérdida de piezas dentales.

El sarro es una de las primeras señales de posibles problemas bucales en el felino, siendo fácil de detectar por el mal aliento que desprende su boca.

¿Por qué se forma el sarro en los dientes del gato?

Los residuos como las partículas de comida y las bacterias y hongos se acumulan en la boca de los felinos cada día a lo largo de toda su vida. Estos residuos en los dientes, al entrar en contacto con las sales minerales presentes en la saliva, provocan la mineralización de la placa dental blanda formando lo que se conoce como sarro, un depósito duro de color marrón amarillento.

Todos los gatos pueden tener sarro. Sin embargo, la genética y la edad juegan un papel importante en su aparición, siendo los gatos con un esmalte de menor calidad y los mayores de 3 años más propensos a desarrollarlo. Además, los gatos ancianos suelen padecer sarro severo.

No obstante, la limpieza y la prevención siempre serán el papel fundamental para prevenir el sarro en gatos.

¿Cómo quitar el sarro a los gatos?

Un buen cepillado puede ayudar a eliminar el sarro de los dientes de tu gato, así como diferentes snacks o juguetes dentales, que favorecen el arrastre de la suciedad y los restos de comida para combatirlo.

Si nunca has cepillado los dientes a tu gato, tendrás que empezar pasándole una gasa suavemente para que se acostumbre poco a poco. Cuando ya esté acostumbrado a esta rutina, podrás empezar a utilizar pasta de dientes para gatos y un cepillo especial. Aquí te contamos paso a paso cómo hacerlo.


Si ya es tarde para el cepillado y no podemos eliminar el sarro acumulado, debemos ponernos en contacto con nuestro veterinario para emplear otras técnicas como los ultrasonidos o la limpieza dental bajo anestesia. En casos graves será necesario extraer piezas dentales.

¿Cómo prevenir el sarro?

La mejor forma de evitar el sarro en gatos y no poner en riesgo su salud es la prevención. El cepillado dental es la manera más eficaz de mantener limpia y sana la boca de tu felino y detectar cualquier problema a tiempo. De esta forma podrás prevenir, no solo la acumulación de sarro, sino otras muchas enfermedades bucodentales como la periodontitis o la gingivitis, además de la halitosis.

Sin embargo, hay otras pautas que podemos seguir para ayudar a mantener una buena higiene en la boca del felino:

  • Alimentación: La dieta es muy importante para luchar contra el sarro. El pienso seco siempre será mejor que la comida húmeda para los dientes del felino ya que su masticación ayuda a arrastrar la suciedad y la placa de forma natural. Además, existen piensos especiales contra el sarro. Y, por supuesto, los snacks dentales, específicamente diseñados para que los gatos disfruten de un premio mientras cuidan su salud bucodental.
  • Juguetes dentales: Al igual que en el caso de los perros, existen juguetes que favorecen el arrastre y la eliminación de la placa mientras los gatos se divierten mordisqueándolos. Pueden ser juguetes de goma, de cuerda, palos…
  • Gel, spray o enjuague bucal: Hay productos antisarro que no requieren cepillado; solo tienes que pasarlos por los dientes para que actúen, aplicarlos en la pata del gato para que lo ingiera al lamerse, pulverizarlos directamente sobre los dientes o diluirlos en su bebedero.
  • Revisiones dentales regulares: La observación también ayudará a detectar cualquier problema bucal y actuar rápidamente. Puedes hacerlo tú mismo en casa y aprovechar las visitas al veterinario para que le revise la boca.

Así que, ya sabes, acostumbra a tu gatito al cepillado para mantener sus dientes limpios y no dudes en visitar al veterinario si notas algún síntoma de problema bucodental para tratarlo a tiempo.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Adopciones y Donaciones en Tiendanimal 2021 ¡GRACIAS A VOSOTROS!

Hoteles y residencias para gatos en Barcelona

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.