Ratones domésticos

Los ratones que se consiguen más fácilmente como mascotas son los ratones domésticos. Mediante cruzamientos se han ido destacando sus mejores características en cuanto a docilidad y variedad de colores. De hecho, existen en la actualidad cerca de 40 variedades, como los Himalaya, perlados, canela, azules o plateados. Sin embargo, estos son los “pura sangre” del circuito de ratones, los que tú puedes encontrar en una tienda son más sencillos, generalmente blancos, marrones o con manchas.

Los ratones domésticos pueden ser unas mascotas sumamente entretenidas y uno puede pasarse horas mirándolos jugar. Son más escurridizos y difíciles de tomar que otros roedores más grandes, pero si los acostumbras desde pequeños puedes llegar a domesticarlos como para que se dejen coger y tomen la comida de tus manos. No son animalitos demandantes, cuidarlos es bastante sencillo y económico y ocupan muy poco espacio.

Su expectativa de vida es similar a la de los hámsters, viven 1 o 2 años, pero algunos pueden llegar hasta tres. Tienen hábitos nocturnos, así que estarán muy activos a partir del atardecer, pero no esperes que hagan mucho durante el día. Los ratones domésticos son animales muy sociables, por lo que viven mejor si están en pares o pequeños grupos. Las hembras son más dóciles, su orina no tiene olor tan fuerte y suelen pelear menos que los machos. Si prefieres tener machos, busca dos hermanitos que nunca hayan sido separados y dales una jaula grande como para que cada uno tenga su propio espacio privado; de esta manera es menos probable que peleen. No te conviene mezclar machos y hembras, a no ser que quieras tener cientos de ellos en poco tiempo.

Cuando vayas a escoger a tu ratón doméstico, busca uno que se vea ágil y despierto, su pelaje debe ser suave y brillante y su piel rosada en las orejas y cola. Su boca, nariz y zona anal deben verse limpias y sin ningún tipo de descarga. También mira la jaula, debe estar limpia, pues esto da muestra de que lo han cuidado bien, y las materias fecales deben estar bien formadas. Para diferenciar entre machos y hembras mira debajo de su cola para ver la distancia entre el ano y el orificio genital; esta distancia es menor en las hembras. Si no tienes experiencia compara entre un macho y una hembra en la tienda donde los vas a comprar. Es mejor si los ratones domésticos machos ya están separados de las hembras, pues si no puedes llevarte a casa una hembra preñada.

¿Cómo debe ser la jaula para ratones domésticos?

El tamaño de la jaula depende de la cantidad de ratones que vivirán en ella. Para una pareja alcanza con una de 30 por 60 cm. Para que se diviertan debe tener distintos niveles, túneles, escaleras, ruedas para ejercicio o cualquier cosa que les permita investigar, entretenerse y ejercitarse. Es importante que los barrotes no permitan que se escapen, son ideales los acuarios (con tapa que permita una buena ventilación) o los módulos plásticos (estos son difíciles de limpiar). Una distancia de 0,5 cm entre barrotes es suficiente para que los ratones domésticos no se escapen. Es recomendable ubicar la jaula en un sitio de mucho tránsito y contacto con las personas de la casa para que sea más fácil domesticarlos. Cubre el fondo de la jaula con viruta u otro material apropiado y dales material para su nido; trocitos de telas, de papel o heno.

Los ratones necesitan una casita comprada o hecha en casa con cartón (deberás cambiarla cuando la rompan o estén sucias), con tubos de PVC, madera, con tiestos o cuencos de cerámica, etc. Usa tu imaginación para crear túneles, pasadizos, cuevas, puentes y cualquier cosa con agujeros para entrar y salir con diversos materiales. Para el agua necesitarás una botella con sistema de goteo y un cuenco de cerámica o vidrio que no se vuelque y sea bien lavable para la comida.

Alimentación del ratón doméstico

Las necesidades nutricionales de los ratones domésticos están cubiertas generalmente con los piensos comerciales para hámsters o para roedores. También puedes usar mezclas de semillas, pero mira bien si comen todo o seleccionan solo lo que les gusta. Una buena opción es mezclar pellets con semillas, pero asegúrate bien que coman todos los pellets antes de darles más semillas. También se pueden ofrecer trocitos de frutas y verduras frescas. En este caso vigila por si alguna les provoca diarrea y no se la vuelvas a dar. Otra cosa que pueden comer es pasta o arroz cocinados o pan integral, y como golosinas serán bien recibidos los cacahuetes, semillas de girasol, golosinas compradas para roedores. Todas estas tienen muchas calorías y no hay que excederse. Las galletas para perros también son una buena opción para los ratones domésticos, porque aportan proteínas (que suelen faltar en las mezclas de semillas) y son bastante duras como para que desgasten los dientes.

Actualmente es difícil ver ratones de mascota, ya que se han impuesto los hámsters y cobayas, pero no hay que dejarles de lado pues son una buena opción a la hora de escoger una mascota. Su mantenimiento es sencillo y económico, prácticamente no pierden pelo por lo cual no molestan a las personas alérgicas, son divertidos, se pueden tener en pareja para que jueguen entre ellos. Su pequeño tamaño, sin embargo, no los hace buenas mascotas para los niños de menos de 5 años.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.