El hámster hibernando

Cuando comienza el otoño o invierno encendemos la calefacción en nuestros hogares, pero aún así sentimos frío y nos abrigamos más que en el verano. Los pequeños hámsters también sienten frío, a pesar de su pelaje espeso, y no tienen la posibilidad de ponerse un jersey para estar más cómodos.

Los hámsters dorados se encuentran entre las muchas especies que hibernan para pasar el invierno. Este estado se caracteriza por una somnolencia, un marcado descenso en la temperatura corporal y el ritmo metabólico y por una disminución en los signos vitales. Te preguntarás por qué nunca has visto a tu hámster hibernando; es que los hámsters no hibernan obligatoriamente. Si las condiciones de temperatura son adecuadas y la comida no falta, ellos continúan activos en la época de frío. Es más, el frío no es el único factor que hace que hibernen. En su hábitat natural se producen grandes sequías en los meses de verano y escasea la comida, a pesar de las altas temperaturas se cree que podrían entrar en estivación (proceso idéntico al de la hibernación en épocas de calor) para conservar su energía hasta que lleguen épocas más propicias.

Es posible que nunca encuentres a tu hámster hibernando, ya que no todos los hámsters en cautiverio han retenido la capacidad; aparentemente es algo que se hereda y no todos los individuos saben hacerlo. Algunos no se aletargan ni en los inviernos más fríos y otros lo hacen, pero no resisten el frío y mueren por hipotermia. En general no se preparan bien para hibernar almacenando grasa corporal como los osos, por ejemplo. Además no pueden pasar tanto tiempo sin beber y necesitan despertarse frecuentemente. Hay otros factores además de la temperatura que influyen en que el hámster hiberne, como la cantidad de horas de luz diarias, la cantidad de comida disponible y las condiciones generales de dureza del ambiente.

En vista de todo esto, un hámster hibernando puede no resistir el proceso, por lo que es mejor evitar que entre en estado de hibernación. De hecho, lo hacemos sin saberlo al mantener la temperatura ambiente por encima de 15ºC, 12 o más horas diarias de luz y una provisión constante de alimento.

 

¿Cómo te das cuenta si un hámster está hibernando?

Presta mucha atención, pues se aletargan en cuestión de horas y a primera vista parecen muertos. Solo si te fijas con cuidado verás que respira, aunque mucho más lentamente que lo normal. Además, a pesar de que lo sentirás frío, su cuerpo no está tan rígido como en un cadáver. Solo las bolsas de sus carrillos mantienen una temperatura algo más elevada. Si lo tocas con firmeza podrás ver alguna reacción en sus bigotes.

¿Qué hacer con el hámster hibernando?

En caso de que ya esté hibernando, comienza a tocarlo y frotarlo suavemente para despertarlo y darle calor. Ofrécele comida y agua, luego, obviamente, aumenta un poco la temperatura para que se caliente lentamente. Es importante rehidratarlo una vez que esté despierto; para esto dale agua con azúcar o con sales de rehidratación con una jeringuilla. Continúa ofreciéndole agua y comidas sabrosas hasta que veas que recupera su actividad. Muy lentamente su cuerpo aumenta el tono muscular, luego consigue sentarse y dar unos tímidos pasitos.

Un hámster hibernando puede tardar una hora hasta que su cuerpo se calienta y retoma su ritmo habitual y hasta tres horas para que pueda caminar otra vez. Al principio estará débil, así que controla que tome suficiente agua y comida y agrégale alimentos con muchas calorías, como puré para bebés o de patatas, carne de pollo desgrasada, avena, es mejor si son blandos y sabrosos para incentivarlo a comer. Durante las primeras horas vigila que no intente aletargarse otra vez.

Para mantener la temperatura más elevada, puedes mudar su jaula a un sitio menos frío de la casa. Si todavía hace demasiado frío, se puede poner una manta térmica para reptiles debajo de la jaula que mantenga las temperaturas más constantes tanto de día como de noche. Ten cuidado que el suelo no se caliente demasiado, si es así pon algo entre la manta y la jaula. También es una buena solución para evitar al hámster hibernando darle un “cobertor” para cobijarse: puede ser cualquier trozo de tela de lana o de polar para que se abrigue. Incluso un guante que no uses le servirá de guarida contra el frío.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.