Reproducción y crías de hámster

Es muy posible que si tienes hamsters desde hace un tiempo, hayas considerado la posibilidad de hacerles tener crías. Puede ser una experiencia muy gratificante y tierna y muchas personas la llevan adelante con éxito. Sin embargo, antes de embarcarte en la reproducción de hámsters, debes estar bien informado y preparado, porque el canibalismo es frecuente si las condiciones no son óptimas. Además debes tener resuelto qué vas a hacer con las crías, ya que en poco tiempo ellas también estarán listas para procrear.

No siempre es fácil vender las crías de hamster en tiendas de mascotas, ya que muchas de ellas no reciben crías de aficionados o del público en general, sino solo de criadores y ya tienen sus proveedores. Puedes regalarlas a tus amigos, pero, como hemos dicho, esto deberás saberlo antes de comenzar, porque más o menos al mes ya deberás separar a los machos de las hembras. Finalmente, si prefieres conservarlos, deberás tener al menos dos jaulas grandes o una para cada uno en el caso de los hámsters Sirios y los Chinos.

Reproducción del hamster

Si tienes hamsters Sirios, no es recomendable reproducirlos a menos que te informes con un criador o alguien que haya pasado por esa experiencia. Ellos son agresivos y la hembra puede matar al macho si no está lista para aparearse o si los dejas juntos después. Además, tienen muchas crías de hámster para ubicar, 8 a 10 en promedio. En el caso de los hámsters enanos es un poco más sencillo porque son sociables, pero también debes estar preparado para separarlos cuando nazcan las crías para evitar que los padres sigan reproduciéndose.

Si decides seguir adelante, lo primero que debes hacer es conseguir una buena pareja de hámsters. No deben ser hermanos ni parientes, para ello es conveniente no comprarlos en la misma tienda o hacerlo en una tienda seria que te asegure que no están relacionados. Fíjate que sean sanos, que tengan buena oclusión de los dientes y observa sus características físicas. Si alguno tiene alguna característica no deseable, el otro no debe tener el mismo defecto, o las crías de hámster lo heredarán. También es conveniente que la madre sea dócil, así les enseña a sus crías a aceptar el contacto con las personas.

Si bien los hámsters son sexualmente maduros a partir de los 30-60 días de edad, se recomienda aguardar hasta los 4 meses de edad para hacerles tener cría. En el caso de las hámsters Sirios, no hay que esperar más de los 6 meses para la primera camada. Las hembras Roborowski suelen tardar más en reproducirse, a veces hasta los 18 meses o hasta su primera primavera. Antes de esa edad son demasiado jóvenes y todavía están en etapa de crecimiento, por lo que es más probable que se coman a sus crías. El canibalismo con las crías de hámster ocurre por distintos motivos; puede ser por estrés, en los casos en que la madre considera que hay peligro o está demasiado nerviosa para cuidar a sus cachorros. También ocurre cuando faltan proteínas en la dieta de la madre o ella es demasiado joven para llevar la lactancia y cría con éxito. La madre se come a las crías para nutrirse y estar mejor preparada para la siguiente camada, lo cual parece muy cruel pero resulta efectivo en la naturaleza.

Una vez que tienes la pareja que va a tener crías de hámster, la hembra irá a la jaula del macho o, mejor aún, busca un territorio neutral para realizar el encuentro. Esto se hace así porque las hembras son más agresivas y podrían lastimar al novio. Puedes utilizar otra jaula o terrario o cualquier recipiente plástico con ventilación. Las hembras tienen celos de 4 días, siendo receptivas en el último día. Los hámsters Sirios y los Chinos deben separarse inmediatamente después del servicio, en cambio los otros hamsters se pueden dejar juntos si no hay muestras de agresividad.

En todos los casos conviene separar al macho una vez que nazcan las crías de hámster, pero no porque los ataquen, sino porque los padres se pueden volver a aparear al día siguiente y esto, obviamente, no es lo más saludable. Cuando están juntos, los padres participan activamente en el cuidado de las crías junto a las hembras (excepto los Sirios). Si se puede dejar a la madre en compañía de otras hembras si es que ya vivían juntas, pues ellas ayudarán en la crianza.

Crías de hamster

El tiempo de preñez es de aproximadamente 16 días en los Sirios, 21 días en los hámsters chinos, Campbell y rusos y entre 23 y 30 días en los Roborowski. Durante esta etapa hay que darle a la madre una dieta rica en proteínas, con trocitos de huevo duro, arvejas, porotos de soja o incluso gusanos y langostas. Algunos colocan trozos de pan embebidos en leche en un platito. También debes proveer abundante agua fresca en todo momento. Limpia bien la jaula 3 o 4 días antes de que lleguen las crías de hámster, ya que después no se debe tocar la jaula durante 10 a 20 días para evitar el canibalismo. Deja abundante papel tissue o trocitos de tela para que la madre pueda construir un nido suave y tibio para sus bebés.

Cuando llega el gran día, deberás hacer un esfuerzo para no intervenir ni intentar espiar. Los hámsters enanos tienen entre 3 y 6 crías y los Sirios, entre 7 y 11, pero se sabe de camadas de hasta 20. Si son demasiadas crías, la madre sola se ocupará de reducir el número. Durante el parto pueden quedar crías separadas del nido; no te preocupes, pues la madre se ocupará de reunirlas una vez que haya acabado. No toques a las crías de hámster, ni siquiera con guantes ni lavándote las manos, pues siempre existe el riesgo de que acabes provocando una matanza. Para mayor seguridad, coloca la jaula en un sitio muy tranquilo, sin ruidos molestos y con poco movimiento. Las hembras se ocupan de la limpieza, cuidado y alimentación de las crías; debes dejar que coman los restos del parto, pues esta es una excelente fuente de nutrientes para los siguientes días. Dales abundante alimento de buena calidad y agua.

Las crías de hámster nacen ciegas, no pueden oír y son totalmente peladas, pero tienen olfato y pueden moverse con sus manitos. Hacia los 7 a 10 días comienza a salirles el pelo y para las dos semanas ya tienen su pelaje completo y sedoso. A esta edad ya podrás verlos correteando por toda la jaula. Ten todo preparado para separar a los machos de las hembras cuando cumplan un mes de vida para evitar cruzamientos entre ellos. Para diferenciar a las hembras de los machos, mira la separación entre el ano y la otra abertura que se encuentra en la parte trasera. En las hembras esta distancia es menor que en los machos, ya que en ese espacio se ubicarán los testículos.

Tener crías de hámster puede ser fascinante y te permite ver un poquito de la naturaleza en tu hogar, pero por favor, hazlo con responsabilidad y respeto hacia estas pequeñas criaturas.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.