Cuidados del petauro del azúcar

Los petauros del azúcar son pequeños marsupiales que incluimos en la sección de roedores porque su cuidado es similar. Tienen la ventaja de que son muy limpios y no huelen y que viven muchos años. Forman fuertes lazos de unión con las personas que los cuidan y necesitan que se les dedique mucho tiempo y atención porque son muy sociables. Viven más felices en grupos porque necesitan interacción social.

Jaulas para petauros

Para un buen cuidado del petauro del azúcar debemos tener en cuenta su hábitat. Estos pequeños son criaturas inquietas y activas, por lo tanto necesitan mucho espacio en su jaula. Ten en cuenta que les gusta trepar y saltar, por lo que el espacio vertical es casi más importante que la superficie del piso de la jaula. Un buen tamaño para un par de petauros es de 60 x 60 cm x 1 m de alto, pero cuanto más grande, mejor. El tejido del alambre debe ser bastante cerrado, no más de 2,5 x 1,5 cm, y si las paredes son de barras de metal verticales deberás añadir unos peldaños con esa distancia para que puedan trepar por ellos. También es conveniente que coloques plataformas a distintas alturas y así agregar interés al hábitat. Asegúrate de que el pestillo de la puerta sea muy seguro porque estos pequeños pueden aprender a abrirlos.

Otra cosa a tener en cuenta en los cuidados del petauro del azúcar es el sustrato de la jaula. Como sustrato se utiliza viruta de madera que no produzca emanaciones tóxicas (como el cedro). También hay sustratos reciclados más ecológicos. Estos materiales absorben la suciedad y puedes cambiarlos cada vez que haga falta, dependiendo del tamaño de la jaula y de cuántos animales convivan. La jaula debe colocarse en un sitio accesible en la casa, pero donde no le dé la luz solar directa y a salvo de corrientes de aire. El mejor rango de temperatura para el petauro del azúcar es entre 20 y 30 grados, de modo que quizás debas cambiar la ubicación en verano e invierno para buscar un sitio cálido.

Para el cuidado del petauro del azúcar también necesitarás una casita donde pueda refugiarse. Puedes comprar una en una tienda o fabricarla tú mismo con madera o un tiesto que no esté esmaltado. Estos materiales son porosos y absorben la humedad, pero también la orina y otras sustancias orgánicas que pueden descomponerse, de modo que deberás renovarlos con frecuencia. Las casas de plástico son más fáciles de limpiar y son una buena alternativa. Como material para nido puedes darles trozos de tela. Otra opción divertida y que a los petauros les encanta es usar tiendas o sacos de tela. Estas son lavables y se pueden colgar en la jaula. Si tienes dos podrás cambiarlas para lavarlas cada vez que quieras.

Otro aspecto importante en cuanto a los cuidados del petauro del azúcar es la decoración de la jaula. Coloca muchas ramas a distintos niveles para que tu petauro pueda trepar y saltar de una a otra. Si las recoges de un parque o bosque ten cuidado que no contengan pesticidas ni fertilizantes. También evita ramas de coníferas, pues tienen esa savia pegajosa que es muy difícil de quitar. Puedes agregar cuerdas y escaleras como accesorios. Otro ítem divertido para el petauro del azúcar son los juguetes de madera, mucho mejor si están ubicados en lugares altos de la jaula. Si usas juguetes de trapo revísalos con frecuencia para evitar que traguen hilos que se hayan soltado.

Los platos de comida para aves son una buena opción para los petauros. Tienen que ser amplios, pero no tanto que puedan meterse dentro y ensuciarlos. Para beber se los puede enseñar a usar una botella con pico de bolita, pero asegúrate que saben usarla antes de quitarles el plato de agua.

Alimentación del petauro del azúcar

La parte más importante de los cuidados del petauro del azúcar. La alimentación de los petauros en cautiverio no ha sido muy estudiada, por lo tanto encontrarás información contradictoria. Lamentablemente esto ocurre con todas las especies “nuevas” en el comercio; a medida que pase el tiempo se irá sabiendo más sobre sus requerimientos, pero mientras tanto es una cuestión de prueba y error. Se sabe que son propensos a padecer enfermedad ósea metabólica si la dieta tiene exceso de fósforo y/o falta de calcio.

En estado natural los petauros se alimentan de savia y resina de eucaliptos, insectos, néctar y un producto que excretan los insectos que comen néctar (rocío de miel). También figuran en su dieta los huevos de aves, algunas lagartijas o aves y otras presas pequeñas. Lo ideal para darle los mejores cuidados al petauro del azúcar es darle una alimentación lo más parecida a la natural, pero esta dieta es difícil de reproducir en cautiverio. Las mejores aproximaciones se obtienen de zoológicos de Australia y personas involucradas en el cuidado de estos marsupiales. Una de estas dietas es la siguiente:

  • 1 cucharada de la mezcla para petauros que aparece más abajo
  • 1 cucharada de dieta para insectívoros o de insectos. Si se dan insectos, la variedad es importante: grillos, gusanos de seda, de carne, polillas, arañas, etc). Estos deben haber sido bien alimentados y espolvoreados con un complejo vitamínico/mineral.
  • Como golosinas se pueden ofrecer trozos de frutas bien pequeños y mezclados para evitar que seleccionen o comidas para bebés a base de frutas.

Esta cantidad es la indicada para la alimentación diaria y el cuidado del petauro del azúcar.

Mezcla para petauro del azúcar: 150 ml de agua tibia mezclados con 150 ml de miel. Esto se agrega a 1 huevo duro con cáscara molido, 25 gramos de un cereal rico en proteínas para bebés y una cucharadita de un complejo de vitaminas y minerales para reptiles. Une bien todo y guardalo en el refrigerador.

Criterios importantes al diseñar la dieta del petauro del azúcar:

  • evitar las grasas y azúcares refinados. Las mezclas de semillas no son una dieta apropiada para estos animales.
  • dar una proporción adecuada de calcio y fósforo (2:1). Como muchos alimentos tienen más fósforo, se recomienda suplementar con calcio para reptiles.
  • proporcionar al menos un 25% de proteínas (insectos, carne de pollo molida y huevo). Las proteínas son especialmente importantes en la primavera, previo a la época reproductiva. Nunca darles chocolate porque es tóxico.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.