Petauro del azúcar como mascota

Los petauros o planeadores del azúcar son unos pequeños mamíferos marsupiales originarios de Australia, Indonesia y Nueva Guinea. Su nombre científico es Petaurus breviceps. Tienen aproximadamente el mismo tamaño que un jerbo y están ganando popularidad como mascotas, probablemente debido a que es fácil cuidarlos y a que son muy simpáticos y amigables. Además si los alimentas bien prácticamente no tienen olor y pueden vivir muchos años por lo que el petauro del azúcar como mascota es ideal para muchas personas.

Cuentan con dos glándulas de marcaje que en machos sexualmente maduros carecen de pelo: una de ellas situada en la parte posterior de la cabeza y la otra por debajo del cuello, tras la barbilla. Es muy fácil diferenciar a los machos de las hembras, ya que ellas presentan la bolsa (marsupio) que aparece como una pequeña hendidura vertical en la línea media del abdomen, con cuatro mamas dentro de ella.

Los petauros son de hábitos arborícolas y nocturnos, por lo que desarrollan la mayoría de sus actividades durante la noche. Sin embargo, el petauro del azúcar como mascota disfruta mucho de compartir momentos con sus amos durante el día, como descansar en sus bolsillos.

En estado salvaje son animalitos juguetones, pero recelosos de los extraños, por lo que es muy difícil domesticar a un adulto. Sin embargo, los pequeños se acostumbran rápidamente a las personas y solo hace falta tocarlos mucho durante los primeros días en casa para lograr que se conviertan en espléndidas mascotas.

 

Gestación

Todos los animales marsupiales tienen como característica común que nacen luego de una gestación corta, muy inmaduros, y migran hacia una bolsa donde la madre los alberga durante un tiempo más prolongado hasta que están listos para salir al mundo exterior. Los marsupiales más famosos son los canguros. En el caso de la mascota petauro del azúcar la gestación dura solo 16 días; desde el útero el pequeño bebé, de solo 0.19 g y sin pelo, viaja hasta la bolsa en el abdomen de su madre. Allí se adhiere a una mama para alimentarse y permanece dos meses más creciendo y madurando. Durante todo este período el bebé está físicamente unido a su madre y si se les separa se provoca daño tanto a la madre como a las crías, causándoles a éstas la muerte. Se recomienda no manipular a las crías hasta que salgan de la bolsa y no separarlas de los padres hasta los 3 meses, cuando se independizan. Los machos participan activamente del cuidado y alimentación de los pequeños, de manera que no es conveniente separarlos de la madre.

 

Alimentación

El nombre de planeador del azúcar se debe a su dieta, que consiste en el néctar y savia de eucaliptos, y a los pliegues de piel que se extienden desde los talones hasta las muñecas y le permiten planear de un árbol a otro. El petauro del azúcar de mascota puede alimentarse de plantas y también de carne, ya que es un animal omnívoro; en la naturaleza su dieta consiste en néctar, insectos, frutas y algún que otro pájaro o roedor pequeño.

 

Socialización

Los petauros viven en grupos familiares y son muy sociables. Esta característica hace que el petauro del azúcar como mascota forme lazos muy fuertes con sus amos en cautiverio. Sin embargo, necesitan de la compañía de sus congéneres para sobrevivir; si están solos algunos se estresan tanto que enferman y mueren. En caso de tener uno solo, deberás dedicar mucho tiempo a interactuar con tu mascota si quieres que viva feliz.

En cautiverio estos simpáticos animalitos pueden vivir unos 8 a 14 años. Son bastante limpios y no tienen grandes requerimientos en cuanto a su hábitat, pero difícilmente aprenden a hacer sus necesidades en un solo sitio. Necesitan mucha interacción social, aunque más no sea llevarlos contigo cuando vas por la casa. El petauro del azúcar de mascota te tratará como a un miembro de su familia si sabes respetarlo y dedicarle tiempo. Sus uñas son muy afiladas y puede rasguñar cuando intenta trepar o aterrizar sobre algún miembro de la familia, de modo que es mejor mantenerlas cortas. Si bien no son agresivos, pueden morder si se sienten amenazados o acorralados.

 

Hábitat

Para una pareja de petauros, una jaula de 60 x 60 cm por 90 cm de alto brinda suficiente espacio, pero al igual que para otras especies de pequeños mamíferos, cuanto más grande sea, mejor. El petauro del azúcar como mascota es muy inquieto y por lo tanto necesita mucho espacio para moverse. Ten en cuenta que para ellos el espacio vertical es casi más importante que la superficie horizontal. Es mejor si la jaula tiene barrotes horizontales para que puedan trepar. El interior debe tener una casita donde anidar, juguetes interesantes, una rueda de ejercicio y cuerdas, ramas, escaleras o plataformas para trepar. El cierre de la jaula debe ser muy seguro, pues estos pequeños bribones pueden aprender a abrirlo y escapar. La ubicación ideal es en un sitio transitado, con mucho movimiento, pues se entretienen observando la actividad en la casa. Como provienen de sitios cálidos, es importante aislarlos de las corrientes frías y mantener el ambiente entre 22 y 32ºC.

 

Si quieres leer más sobre estos animales visita nuestro post sobre sus cuidados, en el que te damos consejos sobre la jaula y la dieta adecuadas.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.