Alimento vivo para reptiles

Muchos de los lagartos pequeños que se mantienen como mascotas se alimentan de insectos. Es importante conocer cuáles son apropiados y como prepararlos para que sean una buena fuente de nutrientes para nuestras mascotas.

Podrías pensar en obtenerlos de la naturaleza, pero estos tienen el problema de que podrían estar contaminados con pesticidas o fertilizantes. Aunque los atrapes en tu propio jardín, no sabes realmente de donde vienen, así que lo mejor es obtener insectos de criadero.

El alimento vivo para reptiles es muy importante ya que, en estado salvaje, se alimentan de una gran variedad de insectos, pero es difícil proveérselos en el terrario. Los insectos más utilizados como alimento vivo son los grillos, gusanos de seda, tenebrios, zophobas, langostas migratorias, cucarachas, moscas de la fruta, etc. Estos tienen diferentes valores de proteínas, grasas e hidratos de carbono, y casi todos tienen exceso del fósforo con respecto al calcio porque carecen de un sistema óseo. Recuerda que la dieta de los reptiles debe contener una proporción calcio-fósforo de 2:1 (el doble de calcio) para un correcto desarrollo y mantenimiento de los huesos. De modo que si queremos tener un reptil saludable debemos enriquecer a los insectos antes de dárselos como alimento.

¿Cómo preparar el alimento vivo para reptiles?

Grillos

Son el alimento más común para reptiles. Tienen un buen nivel de proteínas pero poco calcio. Se pueden ofrecer a ejemplares jóvenes porque sus crías son pequeñas. Cuando los compres pásalos a un acuario u otro recipiente amplio con tapa; aliméntalos con alimento para peces tropicales o con una mezcla de verduras frescas(judías, calabaza, nabo), frutas (melón, peras, manzanas) y pellets de alfalfa humedecidos junto con un complejo vitamínico para reptiles. Coloca un recipiente de cartón para huevos o un papel abollado para darles un lugar oscuro donde ocultarse. Deben alimentarse así por dos días al menos antes de usarlos como alimento. Una vez al mes limpia todo el recipiente con agua y jabón y cambia los papeles o cartones.

Tenebrios

Este alimento vivo para reptiles posee un mejor balance calcio-fósforo, pero menos proteínas. Se recomienda su uso en animales pequeños que no puedan consumir zophobas, pero sin excederse, pues tienen exoesqueleto de quitina que puede provocar obstrucciones intestinales. Estas larvas miden aproximadamente 2 cm. Colócalas en un recipiente con abundante salvado de avena, heno de alfalfa, cereales proteicos para bebes y cáscara de huevos picada, complementado con multivitamínico y calcio para reptiles. Agrega tajadas de frutas o verduras para que obtengan agua.

A temperatura ambiente los tenebrios hacen metamorfosis y se convierten en escarabajos, que no son consumidos por los reptiles, de modo que si quieres evitarlo debes colocar el recipiente en la nevera y renovarles el alimento cuando haga falta. Si quieres que se reproduzcan para tener más alimento vivo para reptiles, usa un recipiente más grande levemente húmedo y con alimento abundante. Coloca dentro unas capas de papel de cocina o tela y déjales evolucionar a pupas (que sirven como alimento) y luego a escarabajos. Así puedes obtener más larvas. Una vez al mes retira todas las larvas, gusanos y pupas y reemplaza todo el alimento/substrato. Los papeles o telas deberás cambiarlos cada vez que sea necesario.

Zophoba

Son similares a los tenebrios pero más grandes (miden unos 5 cm), es decir que tienen más alimento en relación con el exoesqueleto. Este alimento vivo para reptiles tampoco debe darse en demasiada cantidad. Hay que alimentarlos con pellets o heno de alfalfa, cáscara de huevo y se puede agregar una mezcla de semillas para aves. Para que obtengan agua darles rodajas de frutas y verduras frescas o una esponja embebida en un recipiente chato. Usa un recipiente alto, pues son capaces de trepar fácilmente; llénalo hasta la mitad con el substrato, después el agua y los vegetales y, sobre ellos, unas capas de papel. Les toma unos diez meses hacer su metamorfosis, y mientras los gusanos y las pupas son grandes, los negros escarabajos adultos son delicados. Cuando los adultos ponen sus huevos, les toma entre 1 y 2 meses hasta que nacen las larvas.

Otros insectos que se usan como alimento vivo para reptiles son las cucarachas, que les gustan mucho a algunos animales, aunque se dan ocasionalmente porque son muy quitinosas. La prealimentación se hace con salvado de avena o de trigo y trozos de verduras frescas. También los gusanos de seda, que se alimentan exclusivamente con hojas de mora y sirven como alimento antes de convertirse en crisálidas.

En animales grandes se puede usar ocasionalmente un ratón lactante como alimento, ya que aporta una mayor cantidad de calcio. Para los reptiles y anfibios pequeños se usan del mismo modo las lombrices e isocas. Hay que purgarlas antes de ofrecerlas como alimento vivo. Para ello se las coloca en un recipiente con unos 5 cm de harina de maíz, salvado de trigo o avena durante 2 días hasta que eliminen todos los deshechos orgánicos.

Todo lo que conlleva la preparación del alimento vivo para reptiles puede parecerte complicado, pero una vez que te acostumbres ya no será nada difícil y estarás seguro de darle a tu mascota un alimento de excelente calidad que le permitirá vivir sana y feliz.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.