¿Qué comen las iguanas?

El primer concepto importante que debes tener claro antes de pasar a las listas de alimentos que comen las iguanas es el de la proporción correcta de calcio y fósforo (Ca y P). Lo ideal es usar verduras que contengan el doble de calcio que fósforo (relación Ca:P de 2:1), aunque es aceptable hasta una relación de 1:1 (misma cantidad de cada mineral).

Esta proporción es muy importante para el crecimiento y mantenimiento de los huesos, así como para la contracción muscular y muchas otras funciones del organismo. La consecuencia más frecuente de una dieta deficiente es la aparición de la enfermedad ósea metabólica, que puede llegar a ser mortal si no se corrige a tiempo. 

Los alimentos que comen las iguanas crean una dieta, en general, deficiente en calcio, ya que son muy pocas las verduras que mantienen la proporción de 2:1 ideal. Cuando selecciones los ingredientes de la dieta utiliza vegetales que contengan por lo menos 1:1. Te daremos una lista de los vegetales ordenados de mayor a menor por su contenido de calcio, pero siempre deben estar combinados con otros que contengan menos para evitar excesos.

¿Qué come una iguana bebé?

Durante mucho tiempo se recomendó dar una dieta más rica en proteínas a las iguanas en crecimiento, como comida para perros o gatos. Actualmente se sabe que tanto las adultas como las jóvenes son estrictamente vegetarianas y su dieta es la misma. Sí es conveniente darles un suplemento de vitaminas y calcio a las iguanas bebés para asegurar que cuentan con todo lo que necesitan para asegurar un correcto crecimiento.


¿Qué comen las iguanas verdes?

Qué comen las iguanas verdes domésticas es una pregunta muy frecuente, porque su alimentación se diferencia de otras iguanas en que siguen una dieta completamente herbívora. Si buscamos qué comen las iguanas verdes bebés, podemos encontrarnos con que necesitan una pequeña fuente de proteínas en su juventud, pero esto no ocurre en el caso de las iguanas verdes. 

En la naturaleza, estos animales se alimentan de hojas, brotes de flores y algunas frutas. Los alimentos que podemos replicar en casa para que su dieta se asemeje lo máximo posible a una alimentación natural son: perejil, higos, melón , hojas de berza, alfalfa, cilantro, calabacín, plátano con piel, chirivías…

¿Qué comen las iguanas negras?

Las iguanas negras son más agresivas que las iguanas verdes y su alimentación es omnívora. Por ello, además de vegetales, debemos introducir insectos en su alimentación desde que son muy jóvenes. Además, es necesario tener en cuenta que los machos son especialmente complicados de criar, por lo que no se consideran una buena mascota para niños. 

Las iguanas negras pueden llegar a incluir en su dieta animales pequeños en pequeñas porciones, como crías de aves, ranas, ratones y murciélagos. Sin embargo, al llegar a la edad adulta, su dieta puede volverse herbívora, y ya no necesitar este tipo de alimentos. 

¿Qué comen las iguanas rojas?

Las iguanas rojas se caracterizan, además de por su color, por ser excelentes trepadoras. Aparte de estas características, si queremos saber qué comen las iguanas rojas, podemos echar un vistazo a la alimentación de las iguanas verdes. Ambas son herbívoras y han de alimentarse de vegetales, hojas verdes y frutos. Para equilibrar su dieta, es recomendable incluir suplementos de vitaminas y calcio. 

A pesar de los esfuerzos que hagas para equilibrar la dieta de una iguana, siempre es recomendable espolvorear algo de estos suplementos sobre su ración para evitar deficiencias. En las iguanas jóvenes, puedes usar solo un poco un día a la semana y, en las adultas, dos veces por semana, pero no te excedas. Puedes usar algún multivitamínico para humanos y moler los comprimidos.


Vegetales que comen las iguanas y su relación calcio – fósforo

  • Entre 8:1 y 4:1 – repollo gallego, mostaza, papaya, hojas de nabo y cilantro.
  • Entre 4:1 y 2:1 – perejil, amaranto, hojas de diente de león, repollo chino, hojas de remolacha, lechuga, col rizada, col rizada escocesa, higos, naranja de Valencia, hojas de alcachofa, repollo verde y berro.
  • Entre 2:1 y 1:1 – cebollas, endibias, lima, frambuesa, níspero, hojas de mostaza, acelga, puerro, limón, pomelo, arándano, mandarinas, uvas de piel suelta, apio, tofu (okara), judías verdes, repollo rojo, nabo, pomelo rosado, berenjena, ajo, rábano, cereza de las Antillas (acerola), tofu crudo, pera, mora, manzana con piel, cebollines, caqui y  piña.

Por otro lado, también debes tener en cuenta el contenido de proteínas de los vegetales que comen las iguanas. El grupo que más contiene es el de las legumbres, así que incluye algunas siempre en la dieta.

Alimentos peligrosos para las iguanas

Las Oxálicas son plantas que contienen ácido oxálico, que se combina con el calcio y no permite que el organismo lo absorba. Las verduras de este grupo son: espinaca, ruibarbo (se considera tóxico y debe evitarse), remolacha, hojas de remolacha, vara de apio y acelga. Como verás estas contienen mucho calcio, pero se inutiliza al combinarse con el ácido oxálico, por lo tanto, trata de no usarlas o usarlas solo en pequeñas cantidades.

Otras verduras que comen las iguanas, pero no deben usarse en exceso, son las coles en general, ya que pueden producir problemas de tiroides. Estas incluyen el repollo, col rizada, repollo chino, brócoli, nabo, colinabo, coliflor y repollitos de Bruselas. No hace falta evitarlas, solo limitar la cantidad o darlas ocasionalmente.

¿Qué frutas comen las iguanas?

Es importante tener en cuenta que las frutas, por su composición, no deben superar el 15% de la alimentación total de las iguanas. Por ello, es necesario tener cuidado con la cantidad de fruta que ingieren las iguanas. Algunas frutas que podemos incluir de forma moderada en su alimentación son: melón, manzanas, higos, papayas, melocotones, kiwis y fresas. No debemos darle cítricos ni uvas.

¿Qué plantas comen las iguanas? Otros vegetales 

Los vegetales buenos para las iguanas, que no tienen contraindicaciones y son nutritivos son: hojas de berza (repollo gallego), hojas de nabo, hojas de mostaza, perejil, hojas de diente de león, rapini, judías verdes, higos (frescos o secos), pimientos verdes, escarola, frambuesas, puerro, guisantes, zarzamora, rábano, quingombó, peras, tunas (fruto de cactus) y chirivía.

Ahora, es importante que recuerdes que debes ofrecer una variedad de por lo menos 10 ingredientes diferentes.  No es suficiente que tomes dos o tres de este grupo y alimentes con eso a tu iguana. Puedes usar otros vegetales con buen valor nutritivo que no están en esta lista, pero evita los mencionados como peligrosos. Puedes tomar a los de la lista como elecciones de base para tu dieta, pero incluye otros más tomando en cuenta su valor nutritivo, su precio, los gustos de tu iguana y la disponibilidad en la zona donde vives.

¿Las iguanas pueden comer zanahoria? 

Las zanahorias pertenecen a un grupo de vegetales que no conviene dar en exceso a las iguanas: los que contienen tanino. Este pigmento se une a las proteínas de las enzimas impidiendo la digestión y también inutiliza el hierro y la vitamina B12. Si se da demasiada cantidad puede dañar el hígado. Las verduras que comen las iguanas que contienen mucho tanino, además de las zanahorias, son las espinacas, bananas, uvas, lechuga, ruibarbo (tóxico para las iguanas, debe evitarse completamente) y cebollas.

¿Cuánto comen las iguanas? 

La cantidad de alimento a suministrar depende del tamaño de la iguana. Simplemente hay que darle la cantidad que pueda comer, ya que no se sobrealimentan. Después de estudiarla unos días, cualquier  propietario podrá saber cuál es la medida apropiada. Una vez que haya terminado de comer, te conviene retirar lo que sobre para evitar que se eche a perder y mantener así la jaula limpia. Además, así se acostumbra a comer en un horario determinado.

El mejor horario para la alimentación de las iguanas es por la mañana, entre media y una hora después de que se despierten. De esta manera tienen todo el día con temperaturas más elevadas para digerir lo que han comido. Pueden volver a comer durante el día si quieren, pero el grueso debe darse a la mañana. Es recomendable darles de comer siempre a la misma hora, para que defequen regularmente. 

Por último, debes saber que las iguanas tienden a comer más en el verano y pierden el apetito gradualmente hacia el invierno. Además, el otoño es su temporada reproductiva y pueden dejar de comer por ello.

¿Cómo debe ser el recipiente para la alimentación de la iguana?

El plato puede ser de cerámica, plástico o vidrio. Debe ser chato y grande porque a las iguanas les gusta treparse para escarbar en la comida. Cualquier material que escojas debe ser bien lavable y, si es pesado, mejor, para que no puedan volcarlo. Conviene ubicar el plato en una parte alta de la jaula, así evitarás que trague substrato accidentalmente o que la comida esté en contacto con la materia fecal.

En cuanto a los platos de agua, es mejor que haya más de uno. Usualmente se coloca uno grande en el fondo de la jaula para que se sumerjan, y casi siempre lo usarán para defecar. Por ello, conviene poner otro plato más pequeño en algún sitio elevado. Así cuando quiera beber agua, no podrá entrar en él.Los platos de agua sirven también para mantener el ambiente húmedo, pues el líquido se evapora por las altas temperaturas del recinto.

Finalmente, debes recordar que una parte importante de la buena alimentación de una iguana es una fuente adecuada de radiación UV. Gracias a los rayos ultravioletas el organismo puede formar suficiente vitamina D3 para absorber el calcio de los alimentos. La mejor fuente de estas radiaciones es la luz solar sin filtrar, así que es bueno tener una jaula en el exterior para que la iguana se asolee al menos una hora todos los días. Si no puedes, utiliza tubos de buena calidad como fuente artificial.

Encuentra todos los productos que necesitas para cuidar a tu iguana en la web de Tiendanimal o en nuestra App: comida, terrarios, accesorios, decoración, salud e higiene… ¡No te lo pierdas!


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Análisis: Alimentación Hill’s para la salud urinaria de perros y gatos

¿Los perros sueñan?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.

Navidad