¿Cuáles son las tortugas más grandes del mundo?

Las tortugas son animales que pertenecen al orden de las Chelonia, uno de los más antiguos dentro del mundo de los reptiles. No en vano, se tiene constancia de que las primeras tortugas evolucionaron ya hace más de 200 millones de años. Pero, además de su antigüedad, ¿cuáles son las tortugas más grandes del mundo?

Las tortugas se pueden distinguir entre terrestres y marinas. Entre las primeras, se cuentan hasta 5 especies diferentes: tortuga mora, tortuga radiada, tortuga mediterránea, tortuga terrestre argentina y tortuga rusa. Las terrestres son las más longevas, pero las de mayor tamaño son las tortugas marinas.

Las especies de tortuga más grandes

Existen en la actualidad hasta 7 especies de tortugas marinas conocidas. De mayor a menor tamaño, estas son:

  • Tortuga laúd
  • Tortuga verde
  • Tortuga boba
  • Tortuga franca oriental
  • Tortuga carey
  • Tortuga bastarda
  • Tortuga olivácea

La tortuga laúd

La tortuga laúd está entre las tortugas más grandes del mundo. Puede alcanzar un tamaño de 130 a 180 centímetros. Se caracteriza, sobre todo, por ser la única tortuga marina que no posee cáscara dura. Además, cuenta con un caparazón grande y alargado de color gris oscuro o negro, y una mandíbula superior muy dentada. Su peso oscila entre los 300 y los 500 kilos y vive en océano abierto, por lo que puede aparecer tanto en el norte de Alaska como en el sur de África.

La tortuga verde

El nombre de esta especie de tortuga se deriva, no por su caparazón, sino por el color verde de su grasa. Puede llegar a alcanzar, en algunos casos, los 160 centímetros de longitud y tener un peso de hasta 200 kilos. Una tortuga que tiene un hocico muy corto y un caparazón compuesto por cinco escudos centrales, flanqueados por otros cuatro laterales. Vive, sobre todo, en los mares tropicales y subtropicales de todo el mundo.

La tortuga boba

Dentro de las tortugas más grandes del mundo, hay que incluir también a las tortugas boba. Se localizan en todos los mares y océanos cálidos del planeta (Atlántico, Pacífico, Índico y Mediterráneo). Su longitud puede llegar a los 120 centímetros y su peso a los 120 kilos. Posee un cuerpo recubierto de escamas de color variable, y un caparazón de tonos que van del marrón al rojizo.

La tortuga franca oriental

La tortuga franca oriental solo está presente en Australia. Puede llevar a medir entre 100 y 120 centímetros y pesar unos 100 kilos. Se trata de una especie carnívora, que se alimenta fundamentalmente de erizos de mar y medusas. Cuenta con un caparazón muy aplanado. A diferencia de otras especies, esta tortuga no es migratoria, por lo que cumple todo su ciclo de vida en las zonas próximas a la playa, en la que realiza su anidación.

La tortuga carey

La tortuga carey puede medir entre 60 y 90 centímetros de longitud. Su peso oscila entre los 50 y los 80 kilos, y se caracteriza por tener un cuerpo plano y una cabeza alargada y afilada, que termina en una boca parecida a un pico. Los brazos tienen dos garras en cada aleta. También resultan muy características las gruesas placas que conforman su caparazón, con cinco placas centrales y cuatro pares a cada lado.

La tortuga bastarda

La tortuga bastarda alcanza como máximo los 80-100 centímetros de longitud y tiene un peso de 45 kilos. Dentro de las tortugas más grandes del mundo, es la segunda especie más pequeña. Posee un caparazón tan ancho como largo, elevado en su parte superior y con 5 pares de escudos en los costados. Como curiosidad, es una tortuga que cambia de color a medida que madura. De crías, por ejemplo, son de un color gris oscuro o negro, mientras que de más adultas cambian a un gris verdoso.

La tortuga olivácea

La tortuga olivácea es la más pequeña de las tortugas marinas. No llega a los 70 centímetros y su peso es de solo 40 kilos. Vive en casi todo el mundo, a excepción del Atlántico norte. De color verde olivo, de ahí su nombre, el caparazón tiene forma de corazón o redondeada, y se compone de cinco pares y un máximo de entre 6 a 9 divisiones por lado. La cabeza de esta tortuga es de forma subtriangular y de tamaño mediano.

Pero… ¿Cuál es la tortuga más grande del mundo registrada?

De entre todas las especies señaladas, este honor le corresponde a una tortuga laúd, hallada el 23 de septiembre de 1988. El animal se encontraba en una playa en Harlech (Gales) y había llegado hasta allí arrastrado por el mar. Su caparazón medía 2,91 metros de largo y la distancia entre las aletas era de 2,77 metros. Su peso total era de 914 kilos.

Si nos atenemos al registro fósil, el ejemplar de tortuga más grande del mundo es el Archelon ischyros. Una tortuga que vivió hace unos 75 millones de años en las aguas de Norteamérica, y que medía 4 metros de largo y casi 5 metros de ancho entre aleta y aleta. Su peso se estima que podría estar en torno a los 2.200 kilos.

Estas son, por tanto, las tortugas de mayor tamaño. Ejemplares como las tortugas laúd o las tortugas boba que son todo un espectáculo de la naturaleza.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

El podenco andaluz, ¿cómo cuidarlo?

Los mejores collares para perros

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.