Adoptar a un gato callejero

¿Quieres adoptar un gato callejero? Sin duda, es un paso muy importante y debes tener en cuenta muchas cosas antes de tomar la decisión. Seguro que quieres que tu nuevo miembro de la familia sea feliz contigo y se adapte a su nueva vida lo mejor posible. Por eso, en este artículo te contamos todas las claves para que el cambio sea lo más llevadero posible para tu felino.

¿Por qué debes adoptar a un gato bebé callejero?

El motivo y la razón principal de adoptar un gato bebé callejero es contribuir a reducir el número de abandonos y ofrecerle a un animal de la calle la oportunidad de vivir en la seguridad de un hogar.

Cada año, durante primavera y verano, que son los meses de reproducción, el número de gatos bebés callejeros aumenta considerablemente, llegando a convertirse en un problema. Por ello, particulares y protectoras concienciadas se dedican de forma totalmente altruista a capturar a las gatas y esterilizarlas (CES) para evitar más camadas y gatos abandonados

Adoptando a un gato bebé callejero no solo promueves la adopción, sino que evitas que el animal tenga que enfrentarse a la dura vida en la calle, a los peligros que conlleva y, en muchos casos, a la muerte por enfermedad o accidente. A pesar de lo que muchos piensan, la vida de un gato en la calle no es para nada fácil y su esperanza de vida es mucho menor que la de un gato casero; entre 2 y 5 años frente a los 20 que pueden llegar a vivir con unos buenos cuidados.

Al adoptar a un gato cachorro podrás conseguir una mejor adaptación al hogar, a las personas y a otros animales con los que conviva, ya que todavía no está acostumbrado a la vida en la calle. Además, podrás educarle y socializarle en sus primeros meses de vida, que son decisivos, y modular su carácter.

¿Cómo ganarse la confianza de un gato bebé callejero?

La respuesta es bastante sencilla y es válida para ganarse la confianza de cualquier animal, sea cachorro o adulto: tiempo, espacio y paciencia.

Los animales siempre necesitan un periodo de adaptación que puede durar más o menos tiempo. Durante este periodo, debes darle su espacio y hacerle sentir seguro. El gatito debe ver que no eres un peligro y que, por el contrario, eres algo muy positivo para él.

La mejor forma de conseguirlo es, primero, dejándole unos días tranquilo para que se tranquilice y se sienta seguro en su nuevo espacio; después, mediante chuches y juegos que le animen a relacionarse contigo, ¡no se resistirá!. Cada gato es un mundo: algunos confiarán en tí desde el minuto 1, y otros tardarán días, semanas o incluso meses en sentirse seguros y acercarse.

Dale a tu felino el tiempo que necesite, acércate a él siempre despacio y con calma, con movimientos lentos y voz suave, y nunca nunca le regañes o castigues.

¿Por qué adoptar un gato callejero adulto?

Por desgracia, los gatos adultos lo tienen siempre mucho más difícil que los gatos bebés a la hora de encontrar familia. Por eso, te animamos a que te plantees está opción para darle la oportunidad a un animal con muchas menos posibilidades que otros.

Ten en cuenta que un gato callejero adulto ya está acostumbrado a la vida en la calle y, por ello, su adaptación puede resultar mucho más complicada y larga que la de un gato bebé. Sin embargo, no siempre es así, ya que hay gatos en la calle que son extremadamente sociables y ansían tener una familia humana. Excepto casos extremos de gatos ferales (que nunca han tenido contacto humano y no son aptos para vivir encerrados), prácticamente todos los gatos callejeros adultos se adaptarán sin problemas a la vida en un hogar.

Como ventaja frente a la adopción de un gato bebé, con los gatos adultos ya conoces su carácter desde el primer momento: si es tímido, atrevido, tranquilo, activo, apegado, independiente… Basta con pasar un rato con ellos para conocerles. Por supuesto, no todos mostrarán un carácter cercano desde el principio; eso no significa que no puedan convertirse en gatos realmente cariñosos.

Desde Tiendanimal te animamos a elegir adoptar a un gato callejero adulto, ¡no te arrepentirás!

Adaptación de un gato callejero a una casa

Los cambios siempre son difíciles, y con los gatos no iba a ser menos: cuando un gato es adoptado, lo primero que querrá hacer es explorar toda la casa, pero tratándose de un gato recién rescatado de la calle es muy probable que se quede debajo de un mueble escondido hasta sentirse seguro para investigar.

Como ya hemos comentado, hay que dejarle tiempo y espacio hasta que se acostumbre y nunca obligarle a salir a la fuerza porque lo interpretará como algo negativo. Gánate su confianza con comida rica cada día y con juguetes divertidos, sin necesidad de acercarte demasiado o tocarle en los primeros días: llega sólo hasta donde él te permita.

Intenta preparar y adaptar un espacio para él, con su agua, comida, arenero y camita, separado de zonas de paso para que lo sienta como su zona segura. Puedes utilizar feromonas para hacerle sentir aún más seguro.


¿Qué hacer si el gato callejero no se adapta a tu hogar?

La convivencia con un gato callejero a veces puede llegar a complicarse porque no acabe de adaptarse a sus nuevas circunstancias. Ten en cuenta que ha venido de una situación en la que él imponía sus propias normas, rutinas, horarios e incluso seguía a otros gatos, además de vivir en un entorno abierto y no encerrado.

Con paciencia y respeto tu gato podrá acostumbrarse a su nueva vida y se convertirá en un gato casero y en un compañero ideal. Para ello es fundamental tratarlo con delicadeza y no forzarlo. Si aún ofreciéndole el espacio que necesita, comida rica y juguetes, pasa el tiempo y no se termina de adaptar, puedes contactar con la protectora o con un educador para ayudarte a entender dónde está el problema y cómo solucionarlo; puede que, sin darte cuenta, no estés actuando de la forma correcta o no termines de entender las necesidades de tu felino.

El contacto y el acercamiento siempre debe ser progresivo y a la velocidad que marque el gato, no tú. Cuando le veas cómodo y receptivo, será el momento de dar un pequeño paso más, pero siempre sin excedernos porque eso podría provocar un retroceso.

Consejos para adoptar un gato callejero

Para tener a un gato feliz y que la transición de la calle a casa sea lo más cómoda posible, te dejamos algunos consejos que son primordiales para su adaptación:

  • Una cama: El hecho de tener un lugar cómodo para dormir hará que se sienta bien en su nuevo hogar.

  • Un rascador: Los gatos utilizan mucho las uñas, sobre todo los gatos callejeros, por lo que un rascador satisfacerá su deseo y necesidad de arañar. Aquí puedes descubrir cómo enseñar a tu gato a usar el rascador.

  • La alimentación: Ofrecérle una comida sana, equilibrada y rica es fundamental; los gatos a veces son muy selectivos y exigentes con la comida, así que puede que tengas que dar con la que le gusta.

  • Un arenero: Es importante colocarlo en un lugar dónde pueda verlo y que no esté demasiado cerca ni de su cama ni de su alimento, ya que no les agrada comer ni descansar cerca de donde hacen sus necesidades.

  • Juguetes: Los juguetes le ayudarán a perder los miedos y te servirán para estrechar el vínculo afectivo con él.

Por último, pero no menos importante, la paciencia es una virtud. No es de extrañar que aún pasados unos días tu gato se niegue a salir en tu presencia. Esperará los momentos más tranquilos del día para explorar la casa. De hecho, puede que al principio intente escaparse, así que vigila que las ventanas y las puertas estén cerradas; es fundamental instalar mosquiteras por seguridad. Es cuestión de tiempo que el gato se adapte y poco a poco te ganes su confianza.

Desde Tiendanimal apostamos por la adopción y te animamos a que visites nuestras tiendas físicas para conocer a los gatos que tenemos en adopción esperando a encontrar una familia. ¡Te ayudaremos en todo lo que necesites!

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿A qué peligros se enfrentan los perros de la calle?

Pointer inglés: Cuidados y características

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.

Navidad