Trampas para ratones sin matarlos

,

¿Tienes sospechas de que algún ratón se te ha colado en casa? ¿Quieres echarle sin hacerle daño pero no sabes cómo? En este artículo te contamos diferentes opciones con las que podrás acabar con estos pequeños roedores de forma compasiva y respetuosa. Olvídate de las trampas para ratones clásicas y de los venenos, que no solo les matan sino que, además, les provocan un gran sufrimiento.

Los ratones no se cuelan en casa para hacerte daño, solo entran en búsqueda de comida y jamás se atreverán a acercarse ni a enfrentarse a ti así que, no debes tenerles miedo; es su forma de sobrevivir. Sin embargo, pueden convertirse en un gran problema si se reproducen, pues será mucho más difícil sacarlas de casa.

Conoce las mejores trampas para ratones vivos y su funcionamiento. Podrás comprarlas o fabricarlas tú mismo. Dependiendo de la cantidad de roedores que tengas, será más recomendable una opción u otra. Además, te contamos las ventajas de este tipo de trampas y algunos trucos para mantener alejados de casa a estos pequeños animales.

Trampas caseras para ratones

Puedes fabricar tu propia trampa para ratones sin muerte, desde una muy sencilla hasta otras más elaboradas. Te contamos algunas de ellas:

Cuenco y moneda. Utiliza un tazón transparente de plástico o vidrio del revés. Mete comida apetecible en su interior y sostenlo levantado con la ayuda de una moneda grande, colocando el borde de ésta en el borde del tazón. Cuando el ratón entre a coger la comida, el cuenco se desestabilizará y se caerá atrapándole.

Bombilla. Destapa el conector eléctrico de una bombilla de tal forma que quede abierta. Debes tumbarla colocando algún objeto que pese para que se mantenga horizontal. Mete dentro comida para atraer al ratón. Cuando éste entre, quedará atrapado dentro de la bombilla.

Contenedor y rampa. Esta trampa casera para ratones tiene varias versiones; puedes utilizar un cubo de pintura, un acuario o cualquier recipiente alto del que no pueda salir. La idea es poner comida en su interior y crear un camino por el que puedan subir y acceder fácilmente. El ratón saltará dentro para coger la comida y quedará atrapado. Puedes utilizar un tablón de madera o crear una escalera con libros para la rampa de acceso, ¡lo que se te ocurra! Es una de las trampas caseras para ratones más sencilla y más eficaz.

Toalla y papelera. Si de repente te encuentras con un ratón al descubierto y puedes capturarle, puedes lanzarle una toalla y colocar después encima un cubo o una papelera para evitar que escape. Si lo has conseguido, desliza algo plano como un cartón por debajo para poder atraparlo y dar la vuelta a cubo. Ya lo tienes dentro, ahora sostén bien la “tapa” para que no pueda salirse y llévalo lo más lejos que puedas para liberarlo.

Este método más que una trampa es una forma rápida de capturarlo si te lo encuentras en casa y necesitarás ser muy ágil para lograrlo.

En internet encontrarás un montón de vídeos de cómo fabricar diferentes trampas caseras para ratones vivos paso a paso.

Trampas para ratones sin matarlos

Existen un montón de modelos diferentes que podrás encontrar en tiendas especializadas. Todas ellas se basan en el mismo mecanismo: capturar y liberar. Es decir, su funcionamiento consiste en hacer que el ratón entre dentro, con la ayuda de un cebo, y no pueda salir para que después puedas soltarlo en el campo.

Las trampas para ratones sin matarlos pueden ser monocaptura o multicaptura. En las de monocaptura, la compuerta se cierra cuando el ratón entra en la trampa; las de multicaptura cuentan con un mecanismo especial mediante el cual la compuerta se abre y se cierra cada vez que entra un ratón, permitiendo que sigan entrando pero que no puedan salir los que ya están dentro. Algunas son lo suficientemente grandes como para atrapar hasta 15 ratones de una sola vez. Luego solo tendrás que coger la cajita, ir al campo y abrirla para soltarlos.

Es muy importante que liberes los ratones al menos a 8 km de distancia, de lo contrario pueden encontrar el camino de vuelta y regresar. Intenta llevarles a una zona segura, lejos de las casas pero donde cuenten con algún refugio.

Recuerda revisar estas trampas varias veces al día para comprobar si algún ratón ha caído en ellas. Si los dejas dentro mucho tiempo, pueden morir a causa del estrés o de la deshidratación. Además, cuando ya no las necesites, limpialas bien antes de guardarlas para eliminar cualquier olor a comida que pueda atraer a más roedores.

Ventajas de las trampas para ratones vivos:

  • Éticas
  • No dañan al animal
  • Multicaptura
  • Automáticas
  • Efectivas
  • Fáciles de usar
  • Reutilizables
  • Seguras
  • Económicas
  • No son peligrosas para otros animales

Trampas para ratones tradicionales

Las trampas para ratones clásicas producen mucho sufrimiento al animal antes de morir. Existen desde los conocidos cepos con muelle (trampa de resorte), hasta las trampas de “pegatina”, en las que el ratón queda fuertemente pegado intentando huir hasta que muere. Este tipo de trampas hacen que los ratones sientan terror y dolor mientras luchan por liberarse.

También podrás encontrar venenos, raticidas… Ninguna de estas opciones es humana ni produce una muerte inmediata. Unas someten a los ratones a un alto nivel de estrés y otras les producen un gran dolor y una lenta agonía hasta que mueren.

Además, piensa que matar a los roedores ni siquiera es una solución eficaz ya que eso no evitará que sigan entrando otros nuevos.

Consejos para ahuyentar a los ratones de casa

Prevén la aparición de estos pequeños roedores en casa tomando sencillas medidas preventivas que los ahuyentarán, sin tener que usar venenos ni trampas para ratones. Como siempre, es mejor prevenir y  evitar que entren a tener que echarlos.

Limpieza:

La limpieza y el almacenaje de la comida es muy importante. Cierra bien todos los alimentos y evita dejar restos en la mesa o migas en el suelo para no atraerlos. Si tienes animales, intenta guardar su pienso en recipientes herméticos para que, uno, no desprendan olor y, dos, no rompan la bolsa y accedan a él. En Tiendanimal puedes encontrar contenedores para la comida. Intenta también ser lo más higiénico posible con la basura. Tírala con frecuencia y ten el cubo siempre cerrado.

Aceite de menta:

Su olor intenso no solo les ahuyenta sino que, además, disimula los aromas de la comida. Echa unas gotas en bolas de algodón y colócalas en sitios estratégicos como cerca del cubo de basura o del lugar por donde crees que entran. También puedes colocar directamente plantas en la entrada de casa.

Vinagre:

Puedes usarlo a modo de repelente, al igual que la menta. Empapa unas bolas de algodón y colócalas donde creas que se esconde el ratón o donde hayas encontrado restos de heces.

Amoniaco:

Los roedores odian su olor así que puedes empapar unos trapos y colocarlos en zonas de paso.

Productos específicos de jardinería:

Utilizar este tipo de productos específico pero con efecto repelente.

Ultrasonidos:

Existen aparatos electrónicos que emiten una señal sonora inaudible para nosotros pero molesta para los ratones. Son también una alternativa a las trampas para ratones sin matarlos.

Heces de serpientes:

Si puedes conseguir deposiciones de estos animales, en una tienda, de un amigo que tenga una como mascota o en algún centro de reptiles, también les mantendrá alejados.

Gatos:

Normalmente, un ratón nunca entrará en una casa donde haya gatos, a menos que sea muy despistado. También puedes utilizar recipientes con arena de gato usada; el olor de su orina les ahuyentará.

Tapa los agujeros de entrada al hogar:

Localiza el lugar por donde acceden y ciérralo. Ten en cuenta que estos animales pueden meterse por agujeros y ranuras diminutas. Asegúrate de que no haya ninguno dentro antes de sellar.

Los ratones son animales inteligentes y tienen la misma capacidad de sentir que los perros y gatos. Utiliza trampas para ratones sin matarlos para poder liberarlos y que puedan seguir viviendo en otra parte, lejos de tu hogar.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿Cómo son las pulgas?

Los mejores pipican para perros en Madrid

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.