Origen del gato romano

,

Rodeado de emperadores durante el Gran Imperio, el origen del gato romano se remonta a muchos siglos atrás. Este animal era el encargado de cazar las plagas de ratones de esa época, para mantener a los roedores alejados de las provisiones que llevaban los soldados en sus expediciones.

La raza nació en África, pero fueron los romanos quienes la trajeron a nuestro continente, donde adquirió el nombre de gato común europeo. Desde entonces, es una mascota felina habitual en los hogares. Conoce todos los detalles del origen, características físicas y personalidad de este encantador animal.

El histórico origen del gato romano

El gato común europeo o romano nació en África, pero aún no se sabe a ciencia cierta quienes son sus antepasados. La teoría más extendida es que proviene del gato montés africano, aunque hay muchos que afirman que también tiene mezcla del gato de la jungla.

Con el paso de los años, se ha convertido en una raza que nace de múltiples cruces naturales y de una evolución natural, sin procesos artificiales de cruce.

La versión del origen de esta raza más histórica y llamativa es la que afirma que llegaron a Europa de la mano de los emperadores romanos. Cuando iban de expedición, estos gatos los acompañaban para cazar a los ratones que ponían en peligro los víveres de los soldados.

Y si bien, en sus orígenes su misión era únicamente la de ser cazadores, con el tiempo se convirtieron en mascotas muy queridas para los hogares. En 1982, la Federación Internacional Felina los reconoció como raza oficial con el nombre de gato común europeo.

Características del gato común europeo o gato romano

Esta especie se caracteriza por su tamaño mediano, una estructura corporal fuerte y maciza, cabeza redonda, patas musculosas y pelo corto. Su peso oscila entre los 3 y 6 kg, su salud es fuerte (sin patologías hereditarias), y viven de 14 a 16 años.

Hasta aquí llegan los rasgos que comparten los gatos romanos. El resto de las características físicas no son comunes en todas las especies, ya que se trata de una raza con una variedad muy extensa.

Por ejemplo, sus ojos pueden ser amarillos, azules o verdes – este último es el color más común -. Incluso pueden tener cada ojo de color diferente (característica llamada heterocromía).

Su pelaje es tremendamente variado: desde monocolor (anaranjado, negro, gris o marrón), bicolor (blanco/anaranjado o blanco/negro) o tricolor (naranja, blanco y negro), hasta una combinación de varios tonos que les da una apariencia atigrada o jaspeada.

Se trata de una raza que no precisa demasiados cuidados extra aparte de los hábitos esenciales para la higiene de un gato, las visitas periódicas al veterinario o vigilar su alimentación.

Los rasgos de su carácter

El origen del gato romano y la mezcla de sus genes son dos factores que hacen que no se pueda hablar de una única personalidad. Cada miembro de esta especie es un mundo y tiene su propio carácter.

Sin embargo, sí existen algunos rasgos concretos que permiten categorizar su personalidad, y el primero de ellos es que el gato romano es muy inteligente y tiene una gran capacidad para adaptarse a nuevos entornos y condiciones de vida.

Eso sí, su origen cazador le convierte en un animal muy activo que necesita quemar energía diariamente. Por ello, debe entretenerse diariamente con juguetes especiales para gatos que mantengan al día su actividad física y mental.

Si buscas un compañero tranquilo y cariñoso, pero a la vez independiente y fuerte, el gato romano será tu compañero ideal. Eso sí, cada uno de ellos tiene una personalidad propia que, si aprendemos a respetar, podremos disfrutar de su compañía y amor infinito.


Experta en animales con experiencia laboral en el sector de más de 12 años. Trabajar en Tiendanimal me ha permitido trabajar más de cerca de ellos, ayudando a su bienestar y a mejorar la relación con sus dueños a través de los productos, consejos y artículos que hemos incorporado. Soy experta en acuarios y en salud felina, y llevo colaborando con protectoras más de diez años coordinando las donaciones de material para hacer su labor mas fácil. Las mascotas son mi trabajo y también mi pasión.
« Anterior

Devon rex, ¿cómo cansar a un gato muy activo?

¿Qué trucos puedes enseñar a tu cornish rex?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.