La higiene del perro

,

El cuidado de la higiene del perro incluye mantener sus ojos, oídos, piel y manto limpios. El baño y el cepillado son una buena rutina para establecer con tu mascota, pues esto no solo lo mantiene libre de nudos, sino que también ayuda mucho a que su piel y pelo estén limpios, bonitos y libres de problemas. Es también una excelente oportunidad para que controles su piel por si aparecen anormalidades (como bultos, erupciones cutáneas, garrapatas o heridas). Por otra parte es un momento placentero para el perro y para tí y una oportunidad para disfrutar juntos.

Es una buena idea reunir todos los materiales que necesitas en una caja para tener siempre todo a mano. Para mantener la higiene del perro necesitas un cepillo o peine acorde al pelo de tu mascota y un par de tijeras sin punta para los perros de pelo largo. Puedes incluir un alicate para cortar las uñas si te atreves a hacerlo tú mismo.

El baño de perro

Los perros necesitan un baño de vez en cuando, pero nunca más de una vez por semana. La frecuencia de los baños la establecerás tú de acuerdo a si tu perro vive dentro o fuera de la casa, a su pelaje, si sube a las camas, etc.

Un perro sano puede bañarse con cualquier champú para perros. Los hay especiales para distintos colores de pelo, con perfume, con pulguicida, con acondicionador para facilitar el peinado, con abrillantadores y muchas opciones más. Para que la higiene del perro y su salud sea óptima, cuando utilices un champú por primera vez siempre fíjate que no le provoque alergia (comezón, piel enrojecida, grasitud o resecamiento del pelo).


Si usas una tina es mejor no llenarla sino dejar correr el agua sin tapón, pues la mayoría de los perros se resiste a hundirse en el agua. Te conviene usar una manguera para poder mojarlo donde tú quieras sin tener que forzarlo a ponerse bajo el chorro del grifo.

Si bañas a tu perro en invierno ten cuidado que no tome frío; sécalo bien, si es posible con un secador de cabello y no dejes que pase la noche húmedo porque puede enfermarse, sobre todo los de tamaño pequeño o los cachorros y ancianos porque pierden más calor. Para que te resulte más sencilla la higiene del perro, recuerda que puedes llevarlo a bañar a un profesional que te lo devolverá totalmente seco, cepillado y perfumado.

El cepillado del perro

Todos los perros necesitan un cepillado de vez en cuando, aún los de pelo corto. Esto ayuda a desprender los pelos sueltos y opacos y las células muertas de la piel. La frecuencia dependerá del manto y de las costumbres del perro, por ejemplo si anda suelto en el campo necesitará un cepillado más frecuente que si está en un apartamento.


Si acabas de bañarlo quedará mucho más bonito si lo cepillas a medida que lo secas con un secador de cabello.

Para que esta parte de la higiene del perro sea realmente placentera y no una lucha libre tienes que acostumbrarlo desde cachorro. A esta edad puedes introducir el cepillado como un mimo, poniendo especial atención en que sea como un juego agradable. Usa un cepillo suave y empieza con sesiones de unos pocos minutos en algún momento en que esté relajado, listo para dormir. Así conseguirás que asocie el peinado con el relax.

Comienza peinando su lomo, abdomen y debajo del cuello y luego avanza a zonas más incómodas como las patas, orejas y cara. Hazlo de a poco. Tócale los dedos, las orejas, el rabo para que cuando sea más grande no le moleste. Es imprescindible que se acostumbre desde cachorro para mantener la higiene del perro en el futuro. Nunca lo regañes en estos momentos de aprendizaje, háblale con suavidad y puedes también darle alguna recompensa al terminar.

Otras partes importantes de la higiene

Mientras lo peinas revisa sus oídos, no deben tener olor desagradable, secreciones abundantes o el conducto auditivo enrojecido. También observa sus ojos para ver si tienen legañas, las córneas opacas o los párpados irritados. Existen limpiadores de oídos y de ojos específicos para los animales con los que podrás mantenerlos limpios y sanos.


Los perros con pelaje doble, como los collies o los ovejeros alemanes requieren un cepillado cuidadoso para sacar todos los pelos sueltos. Con una mano vas abriendo el pelaje y con la otra pasas el cepillo desde la piel hacia los extremos de los pelos.

Para la buena higiene del perro también es importante deshacer los nudos, poco a poco y con mucha paciencia. Puedes abrirlos con una tijera y usar un poco de aceite o acondicionador para el cabello. En ocasiones tendrás que cortarlos desde la base del pelo. También puede serte de mucha ayuda nuestros cortanudos.

Si encuentras pulgas o garrapatas ve al consultorio del veterinario para que te diga qué producto usar en tu perro. A partir de los 2 meses lo más efectivo son las pipetas que se colocan sobre el lomo cada 30-60 días.

Una vez que termines ya están listos para salir a dar un paseo a lucirse por las calles.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Ejercicios para perros

Tranquilizantes para perro

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.