Tipos de orugas

En el planeta existe una rica biodiversidad que contempla grandes ecosistemas y un número significativo de especies. Aunque no se conoce de manera exacta la cantidad total, algunos estudios estiman que existen al menos 8.7 millones de especies, de las cuales se han documentado aproximadamente 1.3 millones. Hablando específicamente del reino animal, se han registrado al menos un millón de especies, entre las que destacan los insectos, que ocupan el primer lugar en cuanto a número de ejemplares. En consecuencia, son los animales con mayor presencia en el mundo, y entre ellos destacan unos pequeños pero interesantes especímenes, conocidos como orugas, que despiertan la curiosidad de los amantes del campo y del reino animal. Sigue leyendo y descubre todos los tipos de orugas.

¿Qué es una oruga?

Las orugas son larvas, es decir, son aquellos arquetipos que representan la primera etapa o fase de desarrollo, después del periodo embrionario, de un tipo determinado de insectos que tienen un desarrollo indirecto. Más adelante descubrirás que, además, existen diferentes tipos de orugas.

A pesar de que la larva en sí es la fase juvenil de la especie, la misma difiere totalmente a nivel anatómico, fisiológico y ecológico con respecto a la fase adulta. En este caso, las orugas son la fase larvaria de los insectos del orden Lepidoptera, en el que se incluyen las mariposas y polillas. Lo más correcto científicamente hablando es referirse a ellas como larvas eruciformes, pero comúnmente se las conoce simplemente como orugas.

Tal vez, genuinamente, en algún momento te has preguntado cómo una larva se transforma en un insecto con alas. Todo comienza cuando estas se envuelven en seda, formando un capullo denominado pupa, en el que permanecen durante un lapso de aproximadamente dos semanas. Después de este período, la oruga surge con un nuevo aspecto, pero esta vez acompañada de alas, abandonando su fase larvaria para convertirse en lo que conoces comúnmente como una mariposa. A todo el proceso de desarrollo, desde el inicio, hasta el fin, se le conoce como metamorfosis.

Tipos de orugas

Existen varias clases de orugas, entre las cuales destacan las siguientes:

Orugas verdes

Científicamente es conocida como Spodoptera exigua. Estos tipos de orugas pertenecen a la familia Noctuidae y al género Spodoptera. En aspecto, luce como una unión de aros de color verde, tonalidad muy similar a las hojas de las plantas, por lo cual se puede camuflar. También se han documentado ejemplares con tonalidades marrones.

Estas larvas son la fase juvenil de polillas, y son muy comunes en jardines o huertos. A pesar de no ser venenosas, representan una gran plaga para el sector agrícola. Algunos de sus huéspedes son las plantas de tomates, espárragos, patatas, entre muchos otros ejemplares herbáceos, ya que básicamente se alimentan del follaje de dicha vegetación.

Orugas peludas

Este tipo de oruga es también conocida coloquialmente como oruga de los prados, por las características del hábitat en el que se encuentran, generalmente en prados rodeados de olivos. Sin embargo, su nombre científico es Ocnogyna baetica y pertenece a la familia Erebidae. Estas larvas no involucran peligro para los humanos, puesto que no pican, ni para los otros animales que comparten su hábitat.

Estas orugas son sumamente peludas. Su pelaje es largo y suele ser de color marrón, negro y blanco, pero puede presentar destellos de tonalidades rojizas y griseáceas. La característica principal que la distingue de otras especies que también son peludas es la línea de pelos de color blanco que tienen en sus costados.

Estas orugas no se movilizan en fila con el resto de su especie, es decir, no tienden a ir en grupo, y en caso de hacerlo, evidencian claramente la independencia entre cada una de ellas. Aún así, este tipo de orugas también puede formar plagas. Las hembras de esta especie no poseen alas, son ápteras, y básicamente lucen como una pequeña bola de pelos, mientras que los machos sí lucen como una mariposa nocturna convencional.

Orugas procesionarias

Son conocidas igualmente como “procesionarias del pino”, principalmente porque se ubican en las plantaciones de pino y tienen un carácter defoliador. Provocan gran daño en dicha especie vegetal, puesto que utilizan las hojas de la planta como sustento, se alimentan de ellas y originan la caída de las mismas.

A simple vista, este tipo de orugas posee características muy similares con las orugas peludas del prado, principalmente porque son larvas considerablemente peludas, aunque en menor grado. Dentro de sus tonalidades predomina el color pardo, pero cuenta con pequeñas manchas de colores más intensos en la zona abdominal, mientras que las manchas ubicadas en la región torácica suelen ser más claras.

Estas larvas tienen un tamaño aproximado de 2.5 centímetros de largo y están sometidas a 5 etapas larvarias. Sin embargo, su aspecto contundente es obtenido en la tercera fase, pues es allí cuando se ejecuta la formación de dardos y adquieren los pelos punzantes, que generan fuertes irritaciones en la especie humana y en otros animales, como por ejemplo los perros (para los que son fatales). A diferencia de las orugas del prado, esta especie de orugas sí es venenosa y generalmente se desplaza en grupo, haciendo largas filas, una tras otra.

Orugas venenosas

A pesar de lucir como seres inofensivos, hay especies de orugas que pueden causar muchos inconvenientes en los humanos. De forma general, las orugas punzantes poseen vellosidades o cerdas huecas, que a su vez están unidas a bultos donde se encuentra el veneno. Los pelos son utilizados como mecanismo de defensa y, cuando se entra en contacto con ellos, estos se adhieren a la piel, la penetran y esparcen la sustancia tóxica.

La toxicidad de la sustancia varía según las especies, y las consecuencias pueden ir desde ardores y dermatitis, hasta cuadros severos de coagulación que pueden ocasionar la muerte. Algunas de las orugas venenosas pertenecen a la familia Saturniidae, entre la cual destaca el género Lonomia.

¿Qué tipos de orugas son endémicas de España?

En España se han documentado al menos treinta tipos de orugas de diferentes géneros, sobre todo en la península Ibérica. Especies como la oruga peluda del prado se encuentran en expansión, especialmente en la zona sur de España, así como en puntos concretos de Ciudad Real. Las orugas procesionarias también tienen una enorme presencia en todo el país.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿Qué es el método CES?

Mi canario ya no canta: ¿Por qué?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.