Por qué tu perro vomita espuma amarilla

Seguro que alguna vez has visto que tu perro vomita espuma amarilla y te has alarmado por no saber qué le sucede. No te preocupes, es algo común, en la mayoría de los perros vomitar espuma amarilla, pero ¿sabes por qué les pasa esto?

En este artículo te explicaremos de qué se trata exactamente esa sustancia de color tan llamativo y el motivo de que esto ocurra. Si te apetece conocer más sobre este tema, nosotros te lo contamos todo.

Vómito amarillo en perros

En primer lugar, te diremos que, esa sustancia producida en el hígado, se llama bilis y se almacena en la vesícula biliar de tu perro. Este fluido tiene un papel importante en la digestión de los alimentos.

Es posible que de forma esporádica hayas observado algún vómito aislado en tu perro, simplemente porque su estómago estaba vacío y la bilis haya resultado un tanto irritante en él.

No obstante, un animal que presente vómitos ya sean o no intermitentes, debe acudir a una revisión veterinaria para descartar cualquier patología asociada y ponerle tratamiento si es necesario. De todas formas, normalmente si hay algún problema más grave, tu perro no solo tendrá vómitos, sino que, presentará más síntomas. Así que, un vómito amarillo excesivo o que se repita con frecuencia, nos puede estar indicando que algo no funciona correctamente.

Causas por las que tu perro vomita espuma amarilla

Las causas por las que tu perro vomita espuma amarilla pueden ser varias, la más habitual se debe a que su estómago esté vacío, como hemos comentado con anterioridad. Pero, como se puedes ver a continuación, hay otras posibles causas. Te dejamos una lista de algunos de los desórdenes que suelen cursar con vómitos:

  • Gastroenteritis.
  • Problemas hepáticos.
  • Úlcera gástrica.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Excesiva producción de bilis.
  • Daños u obstrucción en vesícula biliar.
  • Alergia o intolerancia alimentaria.

Además de los anteriores, los perros vomitan amarillo por otros motivos:

  • Ingestión de sustancias o productos dañinos para su sistema gastrointestinal.
  • Ansiedad por la comida, animales que engullen su ración sin apenas masticar.
  • Ayuno prolongado o lo que es lo mismo, pasar muchas horas sin tomar alimento.

¿Sabes que existe una patología conocida como El Síndrome del vómito biliar?

Ciertamente, no se conoce claramente su patogenia y se ha llegado a la conclusión de que, está originada por una combinación de reflujo de bilis al estómago y un deterioro progresivo en la motilidad de aquel. De esta manera, se va debilitando y exponiendo cada vez más la mucosa del órgano. Así que, se origina gastritis y vómitos, mayoritariamente por la mañana, cuando el estómago se encuentra vacío después de varias horas sin que tu peludo haya comido.

¿Qué debes hacer si tu perro vomita?

En relación con lo anterior, el mejor consejo que podemos darte es el de observar a tu perro y ante la mínima duda de que pueda tener un problema de salud, acudas siempre a tu veterinario/a de confianza si observas uno o más de estos signos:

  • Pérdida de apetito.
  • Bajada de peso.
  • Deshidratación.
  • Letargia o apatía.
  • Signos de dolor abdominal.
  • Coloración amarillenta de sus mucosas, por ejemplo, en las encías.
  • Vómitos después de las comidas.
  • Regurgitaciones de agua.
  • Diarrea.
  • Vómitos tras varias horas de ayuno.

El vómito amarillo se presenta de forma esporádica o no aparece junto a otros síntomas

La verdad es que, en este caso, puedes intentar manejarlo simplemente haciendo algunas modificaciones en los hábitos que tiene tu mejor amigo, aunque siempre recomendamos acudir a tu veterinario/a para asegurarte que todo funciona como debería:

  • Recuerda realizar siempre los cambios de dieta de forma muy gradual para evitar intolerancias digestivas o problemas de adaptación.

  • Es muy importante vigilar la hidratación de tu perro. Por ello, no te olvides de que tenga libre acceso a un recipiente con agua limpia y fresca en todo momento.
  • Intenta acostumbrar a tu peludo a comer más lento y sin ansiedad. Ya sabemos que esto puede ser complicado así que, para ello no hay mejor truco que usar un comedero antivoracidad.

  • Evita la ingestión de tóxicos por parte de tu mascota y coloca fuera de su alcance cualquier producto que pueda resultar perjudicial para su salud.
  • Ofrece varias tomas al día de alimento y procura ajustar las raciones para que no sean demasiado abundantes.
  • En cuanto a favorecer el buen tránsito intestinal y la motilidad digestiva, no te olvides de hacer un poco de ejercicio con tu perro, por ejemplo, dando varios paseos cada día.

Ahora ya conoces el motivo de los vómitos amarillos en perros y con estos sencillos trucos que te hemos indicado, podrás mejorar las costumbres de tu perro para que viva feliz durante mucho tiempo.

Y no te olvides de que tu veterinario/a será sin duda el mejor aliado para velar por la salud de tu perro. Él te explicará la razón de los vómitos y pondrá a tu perro el tratamiento adecuado para solucionar el problema. 

¿Tu perro vomita espuma amarilla? ¿Cuántas veces le das de comer al día? ¿Has acudido ya al veterinario? Si es así, cuéntanos lo que te ha dicho y el tratamiento a seguir, seguro que nuestros lectores te lo agradecerán.

Si quieres conocer otros problemas de salud de tu mascota, te recomendamos que eches un vistazo a nuestra sección de Cuidados y Salud de Perros

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

El Chow Chow, ¿cómo cuidarlo?

El Doberman, ¿cómo cuidarlo?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.