¿Por qué mi gato no come?

Si estas preocupado por qué tu gato no come, aquí podrás encontrar algunos de los motivos por los que puede haber perdido el apetito o rechazado la comida. Aunque tendemos a pensar que puede que se encuentre mal o esté enfermo, en muchas ocasiones la inapetencia de nuestro gato se debe a factores externos. Y, muchas de las veces, el problema tiene una fácil solución.

Sigue leyendo para conocer las causas, las consecuencias y qué hacer si tu gato no quiere comer.

Causas por las que mi gato no come

  • No le gusta su comida. Los gatos más sibaritas pueden dejar de comer si su nuevo alimento no les gusta o, simplemente, si se han aburrido de su comida habitual. A veces basta con cambiar su menú u ofrecerle un plato más suculento como las latitas para que recuperen su apetito.
  • Disposición del comedero. En ocasiones, la causa es tan sencilla como que no le gusta donde está situado su cuenco. Puede que lo hayas colocado cerca de su bandeja higiénica, algo que no les agrada, o en algún lugar con mucho ruído.
  • Está estresado. Los gatos son muy sensibles a los cambios en el entorno y se estresan fácilmente. Una situación estresante como la llegada de otro animal o persona, así como cualquier modificación en la casa o en su rutina, pueden ser el motivo de que rechacen la comida.
  • Bolas de pelo en el estómago. Si tu gato tiene mucho pelo, no le cepillas a menudo y no usas malta, puede acumularse el pelo en su aparato digestivo y causar obstrucciones. Este trastorno, además de causarle malestar, regurgitaciones, arcadas y vómitos, también puede hacer que el gato no coma.
  • Está enfermo. Cuando los gatos se encuentran mal, dejan de comer. A la vez, pueden aparecer otros síntomas como decaimiento, vómitos, dolor o fiebre. Las enfermedades pueden ser diversas y pueden estar relacionadas con el aparato digestivo, urinario o con los órganos vitales.
  • No puede comer. También es posible que tu gato tenga hambre y ganas de comer pero haya algo que se lo impida. Puede tener dolor en la boca, en la faringe o incluso en la cavidad nasal. 
  • Intoxicación o envenenamiento. Si tu gato ha comido algo que no debía o que no puede digerir y le hace daño, también dejará de comer. Si tienes sospechas de una posible intoxicación, llévale lo más rápido posible al veterinario.

Otras motivos que pueden responder a por qué tu gato no come son los cambios de temperatura y el celo, que reducen el apetito.

¿Qué pasa si mi gato no come?

Si tu deja de comer puede padecer anorexia y esto, a la larga, poner en riesgo su salud. Sin embargo, que un gato deje de comer no siempre está relacionado con una enfermedad, a veces tiene que ver con una conducta alimentaria. Si un gato se pasa varios días sin ingerir nada de alimento, su cuerpo empezará a gastar sus reservas de grasa y puede desarrollar una lipidosis hepática. Esta enfermedad provoca una retención de bilis y un fallo en el hígado que le puede causar la muerte.

¿Qué hacer si mi gato no quiere comer?

Conocer la causa de por qué tu gato no come es la mejor forma de solucionar el problema.

  • Prueba a cambiar su comida. Si el motivo por el que no come es que no le agrada su menú, intenta variar los ingredientes, el formato, los sabores, las texturas hasta dar con lo que le gusta. El alimento húmedo siempre es una buena opción y puedes encontrarlo de muchas formas: patés, mousses, trozos en salsa o gelatina… Son muy palatables, tienen un olor intenso y mucho sabor. Además, si los sirves tibios en vez de fríos, serán aún más irresistibles. Las marcas naturales y ricas en carne son ideales para que un gato que no come recupere el apetito.
  • Ayúdale a estar tranquilo y relajado. Si tu gato no come porque está estresado, debes intentar reducir su nivel de estrés mediante un entorno tranquilo, enriquecimiento ambiental o con ayuda de productos como las feromonas apaciguantes felinas de Adaptil. Piensa si se ha producido algún cambio en casa o en su rutina que pueda haberle provocado ese desequilibrio o pico de estrés.
  • Acude al veterinario. Si tu gato sigue sin querer comer y empieza a perder peso o le notas apático, llévale a su veterinario para que le examine y detecte si tiene alguna enfermedad o dolencia. Un ayuno prolongado puede causarle la muerte.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Mi gato orina sangre

Plantas no tóxicas para gatos

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.