Peritonitis en perros

El peritoneo es una delgada membrana que recubre las paredes abdominales internas y los órganos que se hallan en el interior del abdomen. Cuando el peritoneo se inflama, se corre el riesgo de que la persona pueda sufrir una peritonitis. Sin embargo, ¿sabías que también puede resultar frecuente la peritonitis en perros?

La peritonitis es una enfermedad que, tanto en personas como en animales, requiere de una atención médica urgente. No en vano, es imprescindible tratar la infección que se produce, ya que de lo contrario las consecuencias pueden ser muy graves. La extensión de la infección puede provocar incluso la muerte.

¿Qué es la peritonitis canina?

La peritonitis en perros es una enfermedad de tipo digestivo que afecta al peritoneo. Al igual que en los humanos, el peritoneo cubre y protege los órganos que se hallan en el aparato digestivo del animal. Cuando esta membrana se inflama es cuando se puede decir que la mascota sufre una peritonitis.

Esta enfermedad puede presentar diferentes grados. Hay ocasiones en las que se inflama solo una parte del peritoneo, afectando sólo a una zona del aparato digestivo del animal. En estos casos, la peritonitis infecciosa canina está en su fase inicial o no resulta una enfermedad de extrema gravedad.

Sin embargo, si se aprecia una inflamación general de todo el peritoneo estamos hablando de una infección mayor. Es en estos casos cuando se requiere de un tratamiento médico urgente para reducir la infección. De no atajarse a tiempo, la infección se puede extender y ser incluso mortal para el animal.

Causas de la peritonitis en perros

La inflamación del peritoneo en los perros se puede deber a múltiples motivos. Lo más habitual es que pueda derivar de algún traumatismo abdominal. Esto va a implicar, en la mayoría de los casos, la aparición de la infección bacteriana que hará que el peritoneo se inflame y, por consiguiente, aparezca la peritonitis.

No obstante, hay otras causas que pueden provocar la aparición de esta enfermedad. Los cálculos biliares, la pancreatitis, la estenosis o estrechamiento excesivo de los conductos biliares o una neoplasia (masa anormal de tejido) son las principales razones por las que tu mascota puede sufrir una peritonitis.

Los especialistas distinguen hasta tres tipos de inflamaciones del peritoneo en el perro:

  • Primaria: La inflamación se produce directamente en el peritoneo.
  • Secundaria: La inflamación ha sido provocada por la alteración en el resto de vísceras del abdomen.
  • Terciaria: La peritonitis se deriva de traumatismos abdominales, derrames por neoplasia, ruptura de tumores, etc.

Síntomas de la peritonitis en perros

A diferencia de otras enfermedades, los síntomas de la peritonitis en perros suelen ser muy evidentes ya incluso en su fase inicial. De hecho, la mayoría de estos síntomas saltan a la vista para cualquier persona. No obstante, para distinguir que se trata de una peritonitis infecciosa canina y no de otra patología, hay que acudir al veterinario.

Los principales síntomas de la peritonitis en perros son los siguientes:

  • Fiebre: El síntoma más frecuente y habitual cuando existe una infección; los primeros índices de fiebre se dan en un perro cuando supera una temperatura corporal aproximada de 39,5 grados centígrados.
  • Diarrea: Uno de los síntomas más evidentes de la posible presencia de peritonitis canina.
  • Vómitos: Al tratarse de un problema del aparato digestivo, los vómitos serán frecuentes si se inflama el peritoneo del animal.
  • Dolor abdominal: Si el perro sufre este dolor, por lo general no apoya el vientre en el suelo y se sentirá muy incómodo cuando le acarician o le tocan esta parte del cuerpo.
  • Muchas ganas de dormir: Si tu perro duerme mucho más de lo normal, es un signo evidente de que algo no va bien en su organismo, ya que se mostrará más cansado y fatigado.
  • Pérdida del apetito: Si se dan los síntomas anteriores y el perro ha perdido el apetito, es un claro síntoma de peritonitis canina.

Para que un perro sufra de peritonitis no siempre ha de presentar todos estos síntomas. Hay casos en los que solo aparece uno de ellos, pero por lo general el cuadro siempre se da con 2-3 síntomas. Con la aparición de estos primeros síntomas, es necesario acudir con el perro al veterinario para que descarte o no la presencia de esta enfermedad.

Tratamiento de la peritonitis en perros

Si observas que tu perro sufre todos los síntomas anteriores, es necesario llevarlo al veterinario ya que es muy probable que padezca un cuadro de peritonitis canina. Una vez allí, y teniendo en cuenta algunos factores, el especialista valorará el tipo de tratamiento que debe llevar a cabo con el animal.

La edad, las causas de la enfermedad y el grado de la misma van a incidir en el tratamiento a elegir. No es lo mismo tratar una peritonitis en cachorros que en un perro más adulto o en la vejez. Lo que está claro es que si la peritonitis no se detecta y se trata a tiempo, el perro corre el riesgo de morir.

En primer lugar, el veterinario realizará una radiografía abdominal y una ecografía. Ambas pruebas le permitirán concretar si se trata o no de una peritonitis. En caso afirmativo, podrá definir también las causas de la misma para proceder a llevar a cabo el tratamiento más efectivo y adecuado para el animal.

Tras estas pruebas, hay que estabilizar la infección mediante el suministro de antibióticos. Pero en caso de ser más grave, habría que recurrir a la cirugía para eliminar el líquido que se haya podido acumular en los tejidos. En estos casos, la intervención debe realizarse de forma urgente para salvarle la vida al animal.

La peritonitis en perros es, en definitiva, una enfermedad infecciosa del aparato digestivo del animal. En los casos más extremos, es una patología grave que requiere la urgente intervención de un veterinario. De lo contrario, el perro corre incluso el riesgo de morir, ya que la infección se extenderá rápidamente. El tratamiento más adecuado será, como ya hemos comentado, con antibióticos o, en los casos más graves, mediante intervención quirúrgica.

Si quieres leer más artículos interesantes sobre cuidados y salud de perros, pulsa aquí. O si lo prefieres, también tenemos una sección especial de curiosidades sobre ellos en nuestro, ¡no te la pierdas!

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Feliway® Optimum, la nueva generación de feromonas felinas. ¿Qué es y para qué sirve?

Vacaciones con gatos: ¡disfruta de unas felinas vacaciones!

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.