Camas bien abrigadas para gatos frioleros

Camas bien abrigadas para gatos frioleros

Empieza a llegar el frío y los gatos comienzan a buscar los rincones más tibios de la casa para dormir sus siestas. Les encantan las camas bien mullidas, pero algunos friolentos pueden cambiarlas por otra no tan confortable si ésta se encuentra cerca de una chimenea o abrigada por el sol de la tarde.

El calor es muy importante para el bienestar de tu mascota sea cual sea su edad, mucho más aún si es mayor y tiene problemas en sus articulaciones o en sus bronquios. Si tu gato sufre el frío, es cachorro o ya entrado en años, debes enterarte cuáles son las mejores opciones de camas calefaccionadas para gatos. Te daremos algunos consejos para no equivocarte a la hora de comprar una para tu mascota.

Es muy importante controlar la seguridad. Si el calentador utiliza energía eléctrica debe tener cables a prueba de mordeduras o que queden bien ocultos bajo los cojines. Presta atención a esto especialmente si tu gato es aún joven y juguetón. Hay almohadillas térmicas que funcionan a batería, se calientan en microondas o vienen con un gel especial que se activa por una reacción química y no llevan cables ni utilizan lectricidad.

Los materiales deben ser confortables, suaves al tacto y bien mullidos. Busca una cama hecha con telas de buena calidad y bien duradera. Fíjate si la cama tiene una funda que se pueda lavar a máquina para facilitar las tareas de limpieza. Es mejor que no sea demasiado grande; para que resulte más abrigada debe tener forma de cuna con paredes que también ofrezcan protección contra el frío. Las camas sin paredes o más amplias son mejores para cuando hace calor, pues permiten la circulación de aire.

Otra opción que resulta fabulosa son las camas para radiadores. Estas tienen un armazón que permite colgarlas de la parte superior del radiador; por lo general están hechas con telas suaves tipo plush y tienen forma de hamaca, de modo que no llevan cojín. Son fáciles de lavar y no consumen energía eléctrica, por lo que resultan más económicas y ecológicas. Además tienen la ventaja de estar elevadas, cosa que a los gatos les encanta porque les permite controlar todo el ambiente y sentirse más seguros. Para los gatos ancianos es conveniente arrimar una silla o un banco para que puedan acceder a la hamaca sin tener que saltar desde el suelo.

Si no tienes radiadores aún puedes escoger las hamacas para colocar en la ventana. Esta cama sirve para el invierno si entra el sol por alguna ventana de tu hogar, pero además no debe permitir el paso de ráfagas frías. En el verano puedes cambiarla a otra más sombría con buena circulación de aire.

Algunos gatos prefieren dormir cubiertos por una manta que les brinda calor y a la vez les permite ocultarse de las miradas indiscretas. En este caso escoge una manta fácilmente lavable, liviana y suave. Puedes colocarla sobre un cojín para gatos o directamente sobre el sofá, la cama o donde Michi prefiera.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.