Teckel

Teckel

El Teckel o Dachshund es una simpática raza más conocida como “perro salchicha”. Caracterizados por su cuerpo alargado y sus patas cortas y fuertes, y con fama de ser muy cabezotas. Son divertidos, cariñosos y muy juguetones, con una gran vitalidad y prácticamente incansables. Es una raza muy antigua que se utilizó como perro cazador, ya que por su forma podía entrar a la perfección en las madrigueras para conseguir las presas. Además, tiene una sorprendente personalidad que embauca a todos los que han compartido su vida con uno de ellos.

Historia de la raza Teckel

Antiguamente, en el siglo XVIII, se utilizaba en Alemania para rastrear y cazar tejones, aunque existen representaciones desde el siglo XV de perros muy parecidos, por lo que posiblemente ya existían entonces. Son conocidos como Dachshund (perro tejón en alemán) y fue uno de los perros favoritos de las monarquías europeas.

Aunque ya hubo ejemplares de la raza y existió un club en Inglaterra en el año 1881, el primer club oficial de Teckel tuvo lugar en el año 1888 en Alemania. No se sabe muy bien de dónde proviene la raza ni qué perros se cruzaron hasta crearla; por un lado se cree que los primeros cruces surgieron en Austria y de ahí viajó a Alemania; por otro, que procede de razas alemanas extinguidas en la actualidad; también existe la teoría de que tenga mezcla de terrier.

Desde sus inicios existieron tres variedades dentro de la raza: pelo duro, pelo corto y pelo largo.

Características físicas del Dachshund

El perro Teckel tiene unas características muy peculiares y totalmente identificables a simple vista. Es conocido como el “perro salchicha” debido a su cuerpo alargado y patas cortas. Tiene un hocico estirado, orejas largas y caídas y la cola también larga. Estaba preparado para poder entrar dentro de las madrigueras y sacar a sus presas. Su condición física desproporcionada es una mutación genética llamada bassetismo.

Existen diferentes tipos de Teckel según su tamaño y según su tipo de pelo. Los primeros se clasifican cuando tienen 15 meses según el diámetro del pecho: Teckel para la caza del conejo, con una circunferencia torácica de menos de 30 cm; miniatura, entre 30 y 35 cm; y estándar, más de 35 cm. Por otro lado, cada variedad puede ser de pelo corto, largo o duro. Además, los Teckels pueden ser de diferentes colores: negro, rojizo, amarillo, bicolores en negro o marrón con color fuego o amarillo (las marcas se sitúan encima de los ojos, en el hocico, la cara interna de las orejas, el pecho y las extremidades) y arlequines o atigrados, con manchas irregulares.

La raza miniatura pesa entre 4,5 y 6 kg, frente a los 9 – 11 kg de la estándar.

¿Cómo es el perro salchicha?

El Teckel es conocido por ser testarudo y cabezota. Tiene una gran personalidad y hay que educarles para que tengan un buen comportamiento. Además, también son muy curiosos y valientes y llevan en sus genes el instinto de caza, por lo que debes tener cuidado cuando lo sueltas por el campo, pues tienen un increíble olfato. También es muy común que les guste el agua, excavar en la tierra y recuperar palos, por lo que les encantará pasar el día en un río, un pantano o la playa.

Es muy importante la educación y, sobre todo, la socialización desde pequeños; de lo contrario pueden desarrollar miedos y convertirse en perros desconfiados con los extraños.

Son perros cariñosos, sociables y muy juguetones. Les encanta pasar tiempo con otros perros y personas y son excelentes para los niños. Además, como tienen un gran nivel de energía, los niños pueden jugar durante horas con ellos sin cansarles. También pueden ser algo ansiosos si no reciben suficiente actividad, por lo que es muy importante que tenga sus paseos, juegos y realice ejercicio cada día; nunca en exceso, solo lo que él quiera y nunca con sobreesfuerzos pues pueden ser perjudiciales para su delicada espalda. No llevan bien la soledad y pasar mucho tiempo solos puede desencadenar conductas destructivas.

Sin duda, los Teckels tienen un carácter único y muy especial. Todas las personas que han convivido con ellos o los conocen coinciden en que son una raza peculiar y asombrosa, además de divertida.

Salud del Teckel y cuidados especiales

El mayor problema de salud de la raza está precisamente relacionado con su cuerpo alargado. Tienen una espalda muy delicada con la que hay que tener cuidado para que no se hagan daño. De hecho, no es recomendable que el perro baje y suba muchas escaleras cada día, pues le causará problemas a la larga. El sobrepeso también es muy perjudicial: cuanto más peso cargan, más sufrirá su columna vertebral, llegando a provocar hernias discales. También debes evitar que peguen grandes saltos.

Para que su columna sufra lo menos posible podemos tener en cuenta algunos cuidados:

  • Evitar las escaleras y los saltos en exceso.
  • Cuidar su alimentación para mantenerle en un peso óptimo.
  • No levantarlo de las axilas; sujetarlo desde el culo con una mano para que la espalda no se resienta.
  • Realizar ejercicio moderado, sin esfuerzos.
  • Evitar movimientos bruscos.

Las orejas caídas también tienden a acumular la suciedad y los parásitos, por lo que es importante vigilarlas y limpiarlas para mantener su higiene y prevenir otitis.

En general, son perros muy fuertes y no tienen predisposición a enfermedades; su mayor y prácticamente único problema es la espalda. Pueden llegar a vivir hasta 16 años con buenos cuidados.

 

Miriam Zazo
Veterinaria Tiendanimal

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.