Sagrado de Birmania

El gato Sagrado de Birmania es una raza bastante popular no sólo por su aspecto sino también por su carisma y conexión con su familia. Lo cierto es que, en los últimos tiempos ha conseguido colarse en muchos hogares del mundo. ¡Todo aquel que convive con él presume con orgullo de su minino! Si quieres conocerlo mejor, nosotros te lo contamos todo.

Denominación: Gato Sagrado de Birmania
Procedencia: Birmania/ Francia
Esperanza de vida: 11-13 años
Peso: Macho: 5-6 kg
Hembra: 3-5 kg
Tipo de pelo: Semilargo
Carácter: Sociable, cariñoso
Capa: Podemos encontrar diferentes tipos:
– Seal-point: base de color negro
– Blue-point: base de color negro diluido hacia azul
– Chocolate-point: marrón como color base
– Cinnamon-point: Rojo como color base, y sólo es visible en los points
– Fawn-point: gatos de color base cinnamon diluido hacia fawn
– Lilac-point: lila es la dilución del marrón y solo es visible en las extremidades
– Red-point: color base rojo
– Cream-point: color crema solo visible en los points, y es la dilución del rojo

Historia del gato de Birmania

Tal como su propio nombre indica, el origen del gato se encuentra en Birmania. Aunque son varios las historias existentes acerca de cómo llegó al continente europeo. Una de las versiones cuenta que una gata birmana desembarcó en Estados Unidos sobre el 1920, y se le entregó a un criador de siameses que, la incluyó en sus cruces para conseguir reunir las características de ambas razas.

Otra leyenda dice que un sacerdote del templo de Lao Tsun regaló al general Gordon Russel con una pareja de gatos de Birmania en agradecimiento por haberle salvado la vida y por salvar su templo. Después, esos gatitos serían trasladados a Francia hacia 1920 tal como se sabe, lugar donde se empezó a crear verdaderamente la raza tal y como la conocemos.

Las primeras mezclas de estos mininos se llevaron a cabo con ejemplares de gatos persas con himalayos, llegando poco a poco a parecerse a la raza tal como la conocemos en la actualidad. Sin embargo, el gato birmano no se reconoció oficialmente como una raza propia hasta 1957. Finalmente, en 1966 y 1967, sería también reconocida en Gran Bretaña y en Estados Unidos respectivamente.

En cuanto a la popularidad del gato de Birmania, fue subiendo como la espuma y se empezó a expandir por otros países, participando en muchos concursos de belleza y quedando también como animal de compañía. Lo cierto es que aún se le confunde con el siamés y claro está que, en sus inicios, se cruzó ese antiguo gato birmano con esta raza y eso puede llevar a error a la hora de identificarlos, ¡abre bien los ojos!

Carácter del gato birmano

El resultado del cruce entre siameses y persas originó un peludo cariñoso, lleno de bondad, inteligencia y carisma al que le vuelve loco estar con su familia. Además, se lleva bien con los niños, un plus añadido a la hora de decidirse por esta raza. No obstante, los pequeños de la casa deben tener claro que, un animal es una responsabilidad y no se trata de un juguete sino de un ser con vida y sentimientos propios. El gato birmano al igual que el resto de mininos, demandará tener su propio espacio pero también querrá que se le mime mucho y una vez tenga confianza con su nueva compañía, los buenos momentos estarán garantizados.

Por otra parte, pueden volverse dependientes de las personas con facilidad. Esto implica que no tolerarán bien estar muchas horas sin la presencia de los suyos.

Ciertamente son gatos más que sociables y a veces pueden pecar de exceso de confianza incluso con extraños por lo que te recomendamos no perderlo de vista y por supuesto que tu veterinario le coloque un microchip identificativo. Asimismo, no estaría de más poner en su collar una placa con sus datos.

Su relación con otras mascotas

La verdad es que es un lujo compartir la vida con uno de estos peluditos. Son súper amables, hacen buenas migas con pequeños y mayores además de con el resto de mascotas, ¿se le puede pedir más? Lo ideal es hacerse con una pareja de forma que, tu birmano nunca se pueda sentir solo. ¡Le encanta la compañía!

Mantener a tu gato de birmania feliz

Este minino es bastante inteligente y con los estímulos suficientes conseguirás que se mantenga entretenido fácilmente. Sin duda no te puedes olvidar de un rascador, una hamaca o poste elevado para que pueda controlar todo su territorio y algunas zonas donde esconderse. De igual forma, los juegos interactivos y con su familia, le apasionan.


Por último, recuerda desparasitar, vacunar y hacer los chequeos veterinarios rutinarios para asegurarle un crecimiento y desarrollo óptimos.

¿Qué come el gato birmano?

En cuanto a su alimentación, se trata de uno de los puntos más importantes para tu gato. A la hora de escoger la mejor comida debes guiarte por estos puntos:

  • Edad.
  • Estilo de vida.
  • Estado de salud general.
  • Condición fisiológica.
  • Requerimientos específicos o patologías que se manejen con la dieta.

Su dieta debe contener comida seca y húmeda de alta calidad, niveles elevados de carne y abundantes proteínas animales. Así que, lo ideal es dedicar un ratito a revisar las opciones y elegir el que más se adapte a tu peludo. Asimismo, siempre que necesites hacer algún cambio en la dieta, recuerda llevarlo a cabo de forma gradual para cuidar de su sistema digestivo. Y de vez en cuando, premia con snacks o chuches, se pondrá muy feliz.

Higiene del Sagrado de Birmania

El pelo del sagrado de birmania es de tipo semilargo y con poco subpelo por lo tanto, no suele enredarse demasiado. La rutina de mantenimiento no es complicada y bastará con cepillarlo con esmero dos o tres veces cada semana. En relación con esto, te aconsejamos acostumbrar desde cachorro a tu gatito para que, no se estrese con el manejo y la tarea sea sencilla para ambos.


Ahora que ya lo sabes todo sobre la raza, ¿te decides a compartir tu vida con este lindo gatito? En nuestra tienda online Tiendanimal encontrarás todo lo que necesitas para preparar su llegada. Y si te apetece saber más sobre animales como por ejemplo, los olores que odian los gatos, ¡aquí te lo contamos!

maribel rojas veterinaria

Licenciada en Veterinaria por la Facultad de Córdoba en 2014.
Desde siempre me he involucrado en todo tipo de actividades con animales y mis mascotas son mi pasión.
Muy concienciada con el medioambiente y la naturaleza. Pienso que entre todos, podemos conseguir un mundo mejor y gracias a Tiendanimal, puedo contribuir a ello.

« Anterior

Muda de pelo en perros Pomerania

El canto del canario timbrado español

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.