¿Por qué mi pez nada de lado?

En más de una ocasión, es probable que te hayas acercado a la pecera y te hayas preguntado: ¿por qué mi pez nada de lado? No, por lo general no está realizando ninguna acrobacia para llamar tu atención. Es un claro síntoma de que algo no marcha bien en su organismo y no es capaz de controlar su propio nado.

El comportamiento de los peces es clave para saber qué es lo que les puede ocurrir. Un pez que nada de lado es un signo evidente de que hay algún trastorno en el animal. Hay diversas causas que lo pueden ocasionar. En función de las mismas, tendrás que poner en práctica el tratamiento más adecuado.

Mi pez nada de lado, ¿qué le ocurre?

Una de las principales razones que explican por qué un pez nada de lado, tiene que ver con una posible enfermedad de la vejiga natatoria. Esta estructura es la que se encarga de que el pez pueda mantenerse a flote. Si esta no se encuentra bien, el pez no podrá controlar su natación, hasta el punto de que nadará de lado.

Los problemas de la vejiga natatoria pueden venir derivados de la falta de cuidados en la pecera. Debes prestar especial atención al hecho de tener un filtro de agua adecuado y a la limpieza regular del agua. De lo contrario, el hábitat de los peces no será el más idóneo y tendrán problemas para sobrevivir.

Pero también es un problema que se puede presentar motivado por una infección vírica o una bacteria, cambios bruscos en la temperatura del agua, una mala alimentación, etc. Afecciones que se harán más patentes en función de la especie del pez.

Otros síntomas

No obstante, si observo que mi pez nada de lado, hay otros síntomas que puede presentar, tales como aparecer con el cuerpo hinchado o simplemente no comer. Hay diversas razones que pueden acarrear esto.

La presencia de parásitos gastrointestinales

Los peces pueden sufrir de parásitos gastrointestinales (los más frecuentes son los del género Hexamita), lo que se va a traducir en un cambio en sus hábitos de nado. Al sufrir este problema, el pez retrae la aleta natatoria, por lo que tenderá a nadar de lado durante un periodo de tiempo. Con un tratamiento adecuado, volverá a su estado normal.

Una infección bacteriana

Un caso más grave que el anterior tiene que ver con la presencia de una infección bacteriana. En este caso, no solo se verá afectado el movimiento de natación del pez, sino que su vida corre peligro de no actuarse a tiempo. Si se aprecia que el animal comienza a hincharse o a no comer, es probable que tenga una infección de este tipo.

Recomendaciones y consejos

Lo más recomendable en estos casos, es visitar a un veterinario especializado para saber por qué tu pez nada de lado. Dependiendo de la causa, el especialista determinará el tratamiento a seguir.

Es probable que le recete unos antibióticos de amplio espectro, sobre todo si la causa del nado de lado tiene que ver con una infección bacteriana. El tratamiento deberá llevarse a cabo de manera completa para eliminar todos los posibles riesgos. Recordando, eso sí, que los medicamentos no pueden verterse en el acuario principal, por lo que habrá que separar al pez afectado del resto.

Cuidados desde casa

Si no se acude a un especialista, habrá que poner en práctica una serie de cuidados desde casa. Los pasos a seguir podrían ser los siguientes:

  • Separar al pez que nada de lado y pasarlo a un acuario o recipiente con un nivel de agua no muy alto, declorada y bien aireada (el acuario no debe tener filtros, ni plantas ni adornos).
  • Comprar en una tienda especializada un antibiótico de amplio espectro.
  • Cambiar a diario toda el agua posible del acuario o recipiente.
  • Dosificar el medicamento por cada litro de agua, tal y como indique el producto.
  • Reemplazar solo el medicamento que se haya desechado al limpiar el agua.
  • Dejar al pez sin comer unos días y darle luego pequeñas cantidades de lechuga hervida.

No obstante, en muchos casos tan solo será necesario llevar un uso más adecuado e higiénico de la pecera. Lo más importante será limpiar y cambiar el agua en los tiempos establecidos, y usar filtros de agua para evitar la presencia de bacterias u otros microorganismos que puedan afectar a la salud de los peces.


En definitiva, si mi pez nada de lado, no hay que tomárselo como un simple juego del animal o un comportamiento para llamar nuestra atención. Es un problema serio en el que, en muchos casos, está en juego su vida. Lo mejor será siempre acudir a un veterinario especialista. Pero, si no es posible, será necesario apartar al pez del resto y procurarle los cuidados necesarios.

En nuestra web encontrarás diferentes productos para la salud de tus peces como medicamentos y vitaminas. Además, también tienes a tu disposición todo lo necesario para el mantenimiento del agua y del acuario, que resulta de vital importancia para el bienestar de estos animales.


Por otro lado, te dejamos con un artículo que puede ser de tu interés, sobre las enfermedades más comunes en los peces.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Información relevante sobre nuestras tiendas y envíos

El podenco andaluz, ¿cómo cuidarlo?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.