Gatos y dueños: cómo cambia la relación si el gato es macho o hembra

,

Al igual que todos los animales, cada gato es único y diferente, y su personalidad puede ser muy distinta. En el caso de los gatos con raza, por ejemplo, cada una tiene una forma de ser determinada, pero en general, los gatos suelen ser bastante independientes, un poco territoriales, muy limpios y bastante especiales.

La personalidad de este animal puede ser muy diferente dependiendo de si se trata de un macho o una hembra. Por ello, te aconsejamos que antes de adoptar un gato te informes debidamente, ¡puede cambiar mucho la relación! Así podrás decidir cuál es la opción que mejor se adapta a tu situación.

Gatos y dueños si el gato es macho

Los gatos macho suelen ser bastante más independientes que las hembras. Les gusta dedicarse tiempo a sí mismos y disfrutar de su soledad durante horas. Pero esto no significa que no sean afectuosos, ¡todo lo contrario! Los machos son muy cariñosos, aunque has de saber que cada cierto tiempo necesitan alejarse un poco de su dueño.

Los machos son muy juguetones y no paran quietos, por lo que si eres una persona muy activa podéis encajar muy bien. Sus juegos preferidos son los de caza, atrapar cosas con sus patas para mordisquearlas y pasear por “su territorio”.

Otra particularidad en los gatos macho es su actitud sexual. Un gato que no esté castrado tendrá como prioridad sus necesidades sexuales, por lo que puede llegar a tener un comportamiento realmente molesto. Estará más irritable e inquieto, y hasta puede que pierda el apetito y el sueño. Dejará de tener ganas de jugar y se mostrará menos cariñoso con su dueño. Si no quieres que tu mascota tenga familia, lo más recomendable es esterilizarlo, tanto por su bienestar como por el tuyo.

Gatos y dueños si el gato es hembra

Las hembras suelen ser más cariñosas que los machos, además de más atentas. Son bastante sociables con las personas, pero no se acercarán a otros gatos a no ser que sea realmente necesario.

Las gatas dedican más tiempo a su dueño, pero también son mucho más celosas y protectoras, sobre todo cuando comienzan la relación con su nuevo dueño. Al percibir un cambio de ambiente se sienten amenazadas, temen abandonar el entorno conocido y seguro. Pasada esta primera fase de desconfianza, el afecto hacia su dueño aumentará rápidamente.

Si eres una persona tranquila, te interesará saber que a las gatas les encanta estar tumbadas junto a su dueño. Es la mascota ideal para acompañarte en esos días en los que solo te apetece estar en el sofá sin hacer nada. Y es que las gatas son muy hogareñas y mucho menos activas que los machos.

La esterilización también es recomendable en el caso de las hembras si no deseas que tu mascota tenga descendencia. Al igual que los machos, las hembras también sufren la ansiedad de no poder aparearse durante el celo, y lo notarás enseguida porque se mostrará molesta y se quejará a menudo. Además de ahorrarle esas molestias a tu gata, con la esterilización la protegerás frente a quistes de ovario y otros problemas graves de salud.

Recuerda que cada gato es único y especial, y que esto solo son generalidades. El género al que pertenezca no es determinante, y además hay otros factores que influyen en su personalidad, como la educación recibida o el cariño y atención que su dueño le dedique.

¿Tu gato es macho o hembra? ¿Identificas su comportamiento después de estas explicaciones? ¿Cómo es su personalidad? Cuéntanos tu experiencia y tu forma de convivir con estos felinos tan especiales.

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

¿Se puede evitar el celo en los perros y las gestaciones no deseadas?

¿Por qué los gatos necesitan subirse a sitios elevados?

Siguiente »

12 comentarios en «Gatos y dueños: cómo cambia la relación si el gato es macho o hembra»

  1. Miska es una gata muy selectiva con respecto a las visitas, le gustan las personas grandes a los chicos no, le encanta pasar horas mirando por las ventanas a las palomas, sabe jugar Ping Ping y es muy conversadora, duerme a los pies en mi cama toda la noche y cuando me despierto la llamó y se sube a mi hombro, tiene 5 años y medio y es de raza europea

    Responder
  2. Actualmente tengo dos gatas y un gato. Ellas son mayores y el es un jovenzuelo descarado jeje, pero tuve otro gato antes. Ellos son más brutotes jugando, más locos corriendo por casa y más atolondrados. Pero en cariño creo que están empatados. Tanto el que falta como este son dos pegotes. Les encanta estar a mi lado, especialmente si estoy escribiendo en el portátil, algo que por trabajo hago muchas horas al día. Los mal pensados dicen que es porque se coloca junto al ventilador que desprende calor pero yo se que me adora XDDDD

    Responder
  3. para nada deacuerdo. en mi caso es todo lo contrario el macho es mucho mas cariñoso que la hembra con mucha diferencia. y mas tranquilo que la hembra ella no para y el es un gato cojin. no se puede generalizar en el sentido del sexo de cada uno. cada gato es un mundo.

    Responder
  4. Mi gata y mi gato intercambiaron las descripciones 😀 Mi gato ya fallecio, pero era casi como un perrito; salia a recibirme, me seguia a todas partes, se echaba patas arriba para que le rascara la pancita y tambien me acompanaba a esperar le autobus para ir a mi trabajo.
    Mi gata es autoritaria, pero cuando qiuere es lo mas carinosa y tierna del mundo.

    Responder
  5. Pues mi gata de seis años casi clava vuestro post. Es super mimosa, siempre que estamos en casa tiene que estar sentada de tal modo que haya contacto entre ella y alguno de nosotros, me sigue por la casa cuando me levanto por las mañanas… Además no extraña nada, en cuanto hay visitas, en media hora está en el regazo de quien haya entrado, aunque no lo conozca de nada. Eso sí, una vez trajimos un gato unos días – un favor a una amiga que se iba de vacaciones – y casi la mata… Aunque no acusa los cambios de domicilio, nos hemos mudado varias veces desde que la adopté, y según sale de la gatera anda como Pedro por su casa XD

    Responder
  6. Yo tengo dos machos hermanos de 9 meses, castrados desde que tenian 6 meses. Y tengo la suerte de que a parte de super buenos son super mimosos. Me siguen por toda la casa, se me suben encima aunque yo este depie y se acomodan en mis hombros como si fueran loros. Si me siento o me echo en la cama corren para acomodarse encima, incluso si les parece que hace mucho que no me amasan y babean se ponen sentaos en la cama a llamarme para que vaya y darnos mimos. Salen a buscarme cuando llego con el rabito tieso, me traen sus juguetes para que se los lance y volver a empezar. A veces pienso que parecen perros en vez de gatos, pero creo que es porque tambien e tenido un perro y los trato de igual modo sin darme cuenta. Yo los incito mucho a jugar y a ser mimosos, y es lo que hasta ahora e conseguido. Decir que paso muchas horas con ellos no simplemente los tengo por casa.

    Responder
  7. Mi príncipe murió hace 2 días 13 años de estar conmigo lo tuve que dormir con todo el dolor de mi alma ya no había cura y no quería que sufriera y al leer las generalidades de los machos es como si me lo hubiesen describido, le encantaba jugar a cazar, lo extraño demasiado como él ya no vuelvo a encontrar!

    Responder
    • Si tomas otro para honrar su memoria y lo educas igual como a tu gatito seguro será un gran amigo .Mis gatos son adoptados y son muy agradecidos hacen de todo por demostrar su felicidad de tener un hogar.

      Responder
  8. Lo mio es al revés, tengo un gato macho que es super cariñoso y me busca siempre para que le de mimos, siempre está pegado a mi, sin embargo la hembra es más despegada, no quiere que la coja en brazos, aunque a veces por las noches cuando estoy dormida me despierta con mimos cuando le da por ahí, sin embargo con mi hermano es al revés, mi hermano puede tenerla en brazos todo lo que le da la gana y la gata está loca con él ¿puede ser una cuestión de sexos? es decir, mi hermano con la gata y mi gato conmigo que soy mujer, porque el gato si que es arisco con mi hermano, cosa que conmigo todo lo contrario

    Responder
  9. Pues yo tengo un gato de 4 añitos y estamos todo el día pegados el uno al otro, él aprovecha los ratos en los que limpio la casa o estudio para estar a su aire pero en cuanto me siento en el sofá viene a tumbarse en mi regazo. Me tiene enamoradita perdida…

    Responder
  10. Yo adopté dos gatitos de la calle hace ocho años. Son hermanos, macho y hembra. Sí es cierto que en muchas cosas del artículo coinciden, pero también les va por épocas. Y en mi caso, personalmente, el gato tiene mucho más apego por mí que la gata (que en cambio, lo tiene con mi madre). Y ella es más orgullosa. Si estás prestándole atención al gato en vez de a ella, se te queda mirando en la distancia para que vayas tú. El gato, en cambio, no tiene ningún problema en venirte a suplicar mimos jajaja. Pero ambos son extremadamente cariñosos. No muerden ni arañan. Son como peluchitos. Lo cierto es que he tenido muchos gatos a lo largo de la vida y cada uno tiene su propia personalidad y no podría clasificarlos por género.

    Responder
  11. Hace pocos mese adopte una parejita de hermosos gatitos, el machito tiene 6 meses y se llama Freddy y la hembrita tiene 4 meses y se llama Lía, hace 2 meses se murio mi gata Tina, que tenia 17 años y la descripción del articulo es tal cual, mi anterior gata era mi inseparable compañera y ahora lo noto con Lía que también es muy apegada a mí , en particular.

    Responder

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.