Estanques: agua en movimiento

,

Nada trae más magia y armonía al jardín que el sonido del movimiento del agua cayendo por unas rocas o brotando de una boquilla a manera de fuente. Además el correr del agua aumenta los niveles de oxígeno disuelto, lo que beneficiará al ecosistema. Los estanques de diseño natural quedan muy bien con cascadas, mientras que los formales se complementan mejor con fuentes, que presentan distintos picos vertedores para lograr desde pequeños borboteos hasta altas columnas de agua. Los diseños van desde simples boquillas hasta elegantes estatuas pasando por todas las variantes que se puedan imaginar. Para instalar una fuente o una cascada será imprescindible utilizar una bomba y un filtro.

La bomba de agua: hay dos tipos de bombas de recirculación, las sumergibles y las externas. Las externasse colocan en una pequeña construcción oculta junto al estanque y sirve para bombear grandes cantidades de agua. Para lograr efectos decorativos en general se usan las sumergibles, que son de fácil instalación y generan un flujo suficiente para una cascada o una fuente. Además al mezclar el agua de la superficie con la más profunda, garantizan una temperatura uniforme del agua. Nunca deben funcionar en seco porque se arruinaría el motor. Si se quieren sembrar Nympheas, es importante recordar que estas plantas necesitan aguas tranquilas, por lo tanto hay que colocarlas lo más lejos posible del flujo de agua para que la turbulencia no perjudique su desarrollo.

El filtro: es un elemento muy necesario para el mantenimiento del ecosistema que limpia el agua haciendo pasar un flujo impulsado por una bomba a través de una serie de capas de materiales filtrantes. Según el diseño del filtro, éstas pueden ser de arena, grava, esponjas, carbón, etc. Este filtrado mejora notablemente la calidad del agua. A grandes rasgos hay dos tipos de filtrado: el mecánico y el biológico. El mecánicoelimina partículas grandes, que son retenidas de igual modo que con un cernidor. Podríamos incluir también aquí la filtración química, que retiene micropartículas que son nocivas, generan mal olor o colorean el agua mediante su adhesión a sustancias como el carbón activado. El filtro biológico, por otro lado, no es más que un conjunto de colonias de bacterias que degradan los productos de deshecho generados por los organismos vivos del estanque (nitrógeno, amoníaco y nitritos). Si estos deshechos se acumularan, resultarían sumamente tóxicos. Por lo general los filtros tienen varias capas, la primera es una malla plástica que retiene las sustancias más grandes, luego pasa por un material más denso y por una capa de carbón y luego por otro material fino y poroso que contiene las bacterias benéficas. El agua filtrada se considera biológicamente pura.

El filtro se escoge de acuerdo al tamaño y la carga biológica del estanque. Para un filtrado eficiente todo el volumen del agua debe pasar a través del sistema al menos una vez al día.

Periódicamente hay que limpiar el filtro y retirar el material acumulado para que no impida el flujo de agua. El filtro biológico no debe lavarse con agua de grifo, pues se dañarían las bacterias. Si es necesario aclararlo, usar agua limpia del estanque.

Fuentes y cascadas: para crear una fuente que dé movimiento y oxigene el agua hace falta una bomba sumergible con la salida conectada a una manguera y una boquilla. El diseño de la boquilla será el que determine la forma y el estilo del chorro de agua. La anchura y el alto dependerán de la potencia de la bomba. Parte del agua se disipa en el aire o salpica fuera del estanque, de modo que hay que controlar el nivel de agua y agregar un poco cada vez que sea necesario.

Para instalar una cascada también hace falta una bomba sumergible que eleve el agua hasta lo más alto de la pendiente a través de una manguera y un desnivel por donde el agua vuelva a caer. Este puede fabricarse con rocas, troncos, cántaros o comprarse premoldeado en resina o un material similar resistente al agua. Las cascadas también quedan muy bonitas para unir dos estanques contiguos que se hayan realizado a distintas alturas siguiendo un desnivel del terreno. Para evitar que el diseño quede desproporcionado, no conviene que la altura de la cascada supere el tercio de la longitud del estanque.

Dra. Isabel Iglesias

Enlaces relacionados:

 

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

Control y Manejo del Agua en los Estanques

Iluminación en el acuario

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.