Tareas de primavera en el estanque

Tareas de primavera en el estanque

Cuando comienza a elevarse la temperatura el estanque vuelve a la actividad después del reposo de invierno. Las plantas y algas prosperan; los peces que han permanecido en un estado de sopor empiezan a activarse y pronto estarán listos para su período de máximo crecimiento. Veremos a continuación las tareas que debes llevar a cabo para mantener tu estanque en perfecto estado.

Lo primero es poner en condiciones el filtro. Tanto si lo has desconectado como si ha trabajado todo el invierno, este es momento de limpiarlo. Es necesario lavar el prefiltro mecánico o reemplazarlo por uno nuevo. Por lo general se trata de una esponja de mayor o menor grosor en la que se retienen los residuos grandes del agua; limpiarla es muy simple, solo utiliza agua y retira manualmente las impurezas. Si tienes un esterilizador UV controla que la lámpara esté funcionando correctamente y cámbiala si es necesario; si no límpiala para que el polvo no entorpezca la emisión de luz.

El filtro biológico también debe limpiarse usando agua del estanque u otra agua sin cloro. Recuerda eliminar solo la suciedad gruesa, con suavidad para no eliminar la población de bacterias. Es conveniente poner el filtro en funcionamiento con anticipación para que se hayan desarrollado suficientes bacterias cuando llegue el momento de mayor actividad. Para acelerar este tiempo puedes usar aditivos biológicos, que siembran  bacterias desnitrificantes listas para comenzar a trabajar en el estanque.

También se deben poner a punto los equipos como las bombas de circulación, fuentes, aireadores, cascadas, etc. Revisa el manual de cada aparato para consultar el mantenimiento, lubricación de motores y ejes, limpieza y reemplazo de piezas para asegurar un funcionamiento correcto.

Durante el otoño e invierno se suele acumular muchas hojas y material orgánico en el fondo del estanque. Ahora es conveniente removerlo con un aspirador o manualmente. Si lo dejas en el agua entrará en descomposición rápidamente con el calor, liberando desechos nitrogenados y consumiendo el oxígeno disuelto. También hay acondicionadores que ayudan a romper estos residuos, pero debes combinarlos con bio-activadores o cultivos para no sobrecargar las bacterias del filtro.

Los peces en el estanque han estado en reposo durante el invierno sin necesidad de alimentos, pero apenas la temperatura supera los 10ºC hay que empezar a darles pienso de bajas proteínas. Por encima de los 15ºC ya deben alimentarse con alimento de primavera y alimentos frescos, con un mayor contenido de proteínas para enfrentar la época de mayor crecimiento y reproducción. Antes de aumentar la ración, el filtro biológico debe estar funcionando a pleno.

Finalmente, a medida que las temperaturas sean las óptimas para cada especie, puedes reintroducir las plantas más sensibles al frío que retiraste al comenzar el invierno. En cuanto acaben las heladas puedes separar y replantar, eliminar algas filamentosas y resembrar plantas flotantes como jacintos y lechugas. También es tiempo de fertilizar las plantas y así lograr un crecimiento vigoroso que dará a tu estanque un aspecto espectacular.

Dra. Isabel Iglesias

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.