Control y Manejo del Agua en los Estanques

,

Así como la base de la jardinería terrestre es un buen sustrato rico en materia orgánica y micronutrientes, en el estanque la calidad del agua es fundamental.

Si se usa agua del grifo es necesario tratarla antes de agregarla al estanque. Esta agua generalmente contiene productos químicos, como el cloro o la cloramina, que se añaden para potabilizarla. El cloro es tóxico para los peces. Es un gas que se escapa al aire en el término de pocos días y con un aireador, en apenas 24 horas. Para eliminarlo rápidamente existen productos en el mercado llamados anticloro que se añaden al agua antes de introducirla en el estanque siguiendo las instrucciones del fabricante.

El agua de napas subterráneas es por lo general dura. Es conveniente controlar el pH para que no esté más alcalino que 8.

Para mantener el agua clara y eliminar deshechos orgánicos tóxicos, encontramos en el estanque colonias de millones de bacterias aeróbicas que forman el filtro biológico y son las encargadas de la transformación del amoníaco, proveniente de los deshechos de los peces, y del material orgánico vegetal en descomposición, en nitritos y nitratos, Para acelerar ese proceso se pueden agregar al estanque nuevo bacterias en forma líquida o comprimidos, específicos para su uso en acuarios o estanques.

Es importante la cantidad de oxígeno disuelto en el agua. Para aumentar el nivel de este gas tan necesario para los peces y las bacterias benéficas, se utilizan plantas oxigenadorasfuentes o cascadas que remueven el agua y la oxigenan, o por una aireación artificial a través de un aireador. Es muy importante que éste se coloque en lo más profundo del estanque con una piedra difusora para permitir que se formen burbujas más pequeñas que hagan el mayor recorrido posible a través del agua. Esto ayuda a demás a mezclar las capas de agua a distinta temperatura y lograr un ambiente más uniforme.

El pH del agua es algo que también es necesario controlar. Si se encuentra entre 6.5 y 8.5 está bien (7 es neutro, valores menores con ácidos y mayores, alcalinos). Las plantas acuáticas prefieren un rango entre 6.5 y 7. Si los peces se ven activos y las plantas florecen bien, es mejor no intentar modificar el pH, pero si ves que no prosperan, entonces tendrás que conseguir un kit para medir el pH y utilizar algún producto específico para llevarlo a un valor apropiado.

También existen maneras naturales de mantener el agua. Un estanque con un ecosistema en equilibrio tiene aguas transparentes a levemente marrones. Una forma de controlarlas es mediante la plantación deabundante cantidad de plantas acuáticas, sumergidas, flotantes y marginales. Uno de los contaminantes más frecuentes son las algas, sobre todo en estanques con profundidad insuficiente, y su eliminación es muy dificultosa. Se pueden utilizar alguicidas específicos para ayudar en su control, pero no son 100% efectivos. El agregado de turba al agua puede tener un efecto beneficioso, ya que acidifica levemente el medio haciéndolo incómodo para las algas.

Dra. Isabel Iglesias

Enlaces relacionados:

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

Cómo planear un acuario de agua salada

Estanques: agua en movimiento

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.