¿Cómo socializar a un perro?

,

¿Sabes cómo socializar a un perro? La socialización es imprescindible para que tu perro lleve una vida feliz y no tenga miedos. Pero, además, socializar a un perro correctamente evitará la mayoría de problemas de comportamiento que pueden darse en el futuro, incluida la agresividad.

Es cierto que la socialización es especialmente importante durante los 3 primeros meses de vida del perro, que es cuando mejor aprenden a relacionarse. Sin embargo, esto no siempre es posible y a veces nos vemos obligados a socializar a un perro cuando ya es adulto.

En este artículo te contamos las mejores técnicas para socializar a tu perro, sea cachorro o adulto.

¿Con qué tenemos que socializar a nuestro perro?

Cuando piensas es socialización, posiblemente te venga a la mente la relación de tu perro con otros perros y con personas. Sin embargo, esto no lo es todo. Los perros tienen que socializar con toda clase de estímulos con los que vayan a convivir en su día a día. Y lo más importante es conseguir que la exposición a esos estímulos sea positiva.

Podemos dividir la socialización de un perro en cinco bloques:

  • Perros
  • Personas
  • Otros animales
  • Entornos
  • Ruidos
  • Situaciones nuevas

Esto significa que, nuestro perro, debe aprender a relacionarse y sentirse cómodo y seguro en cada uno de estos cinco bloques.

La socialización de un perro debe ser progresiva y positiva, nunca debe ser mediante inundación. Es decir, no debemos obligarle a exponerse a algo que le da miedo de golpe o de forma directa porque eso solo le causará malestar y ansiedad y, queremos justo lo contrario, queremos experiencias agradables. Esto lo conseguiremos desensibilizandolos lentamente, exponiéndoles al miedo de forma muy gradual, muy poco a poco, y avanzando siempre a su ritmo.

¿Cómo socializar a un perro cachorro?

Exponer a tu cachorro a todas las situaciones posibles a las que se va a enfrentar a lo largo de su vida es la mejor forma de conseguir un perro sociable, equilibrado y sin miedos. Pero, recuerda, es muy importante que siempre crees experiencias positivas y no negativas, porque será entonces cuando desarrollen miedos.

Relacionarse con perros y otros animales

Es vital que tu cachorro esté en contacto con otros perros en sus primeros meses de vida. Déjale que se acerque, huela, juegue e incluso tenga algún conflicto, pero siempre sin que llegue a agobiarse. Juntarlo con perros adultos, siempre que sean equilibrados, hará que aprendan muchas cosas de ellos y mejore su comportamiento.

Juntarse con su misma especie es imprescindible pero, también te recomendamos que lo socialices con otros animales como gatos, conejos o aves. De esta forma, si en el futuro decides adoptar otro animal, no tendrás problemas con tu perro. Ten en cuenta que, si nunca ha visto a un gato, cuando sea adulto le llamarán la atención como mínimo y puede que sea más difícil que se lleven bien.

Relacionarse con otras personas

Para socializar a un perro cachorro es importante que no solo se sienta seguro y agusto con las personas con las que convive. Debes enseñarle a relacionarse con amigos, familiares y desconocidos y que comprenda que no son una amenaza, que también puede interactuar con ellos de la misma forma que lo hace contigo.

Entornos

El cachorro tiene que acostumbrarse al exterior y a diferentes ambientes como la ciudad y el campo, así como a los viajes en coche, el transporte público y también a otras casas. Haz que conozca todos estos sitios en la etapa más importante de la socialización para que, cuando sea adulto, no le generen miedos o inseguridad.

La socialización con perros y con personas debe ser en diferentes entornos: en tu casa, en casa de otras personas, en la calle, en el parque. Pide a tus familiares y amigos que vengan a casa y ve tu también a las suyas con tu cachorro.

Ruidos

Los sonidos no conocidos pueden causar en los perros una sensación de miedo. Por ejemplo, el ruido de los coches, de una bocina o de una obra, así como los petardos, las tormentas o los fuegos artificiales.


Situaciones nuevas

Lugares con mucha aglomeración, parques nuevos, fechas de fiestas, ferias… Si tu cachorro conoce todo esto a temprana edad y lo relaciona con experiencias positivas, ten por seguro que de adulto no le supondrán ningún problema.

¿Cómo socializar a un perro adulto?

Con los perros adultos que no han tenido una buena socialización a temprana edad se complican un poco las cosas. Tienen que empezar desde 0 a enfrentarse a situaciones y entornos que no han conocido o que les han podido generar malas experiencias, y este proceso es más lento cuando son mayores.

La exposición a los estímulos debe ser mucho más gradual y mucho más lenta en los perros adultos. En el primer momento que notes que la situación se está convirtiendo en una experiencia negativa, debes parar, alejarle de lo que le produce malestar y seguir en otro momento. Siempre que tenga avances, prémiale para que vea que es algo positivo, puede ser con una rica golosina o, simplemente, con una palabra amable y una caricia.

¿Cómo socializar a un perro adulto con otros perros?

Es importante que, al principio, hagas el ejercicio con perros que ya conoces, puede ser con el de algún familiar o amigo o con algún conocido del parque. Escoge un perro tranquilo y equilibrado que ayude a tu perro a sentirse confiado y no todo lo contrario; si intentas socializarlo con un perro nervioso o muy activo, es más probable que la experiencia sea negativa para tu perro y no haya avances.

Hazlo primero en un sitio tranquilo y conocido para tu peludo y, cuando ya se hayan hecho amigos, pídele a la otra persona que te acompañe en los paseos. Tu perro se sentirá mucho más seguro teniendo al lado a un perro en el que confía y viendo como él se relaciona con otros perros.

Socializar a un perro exponiéndole frente al estímulo

Como habíamos comentado más arriba, nunca debemos trabajar el miedo en nuestro perro mediante inundación. No es necesario que tenga un contacto directo con el estímulo. Por ejemplo, si tiene miedo a los niños, no tienes que obligarle a que un niño le coja o le toque; basta con que el niño esté en el mismo espacio que el perro sin ni si quiera acercarse. Poco a poco se acortan las distancias y es posible que tu perro termine acercándose por sí mismo.

Consejos a la hora de socializar a un perro

  • Respeta los tiempos que tu perro necesite.
  • Deja que sea él quien se acerque al estímulo.
  • No le obligues a hacer algo que le da miedo o le provoca malestar.
  • No utilices la inundación.
  • Convierte la situación estresante en una experiencia positiva.
  • Presta atención al lenguaje corporal y anticípate a cualquier conflicto.
  • Muéstrate siempre tranquilo y transmíteselo a tu peludo.
  • Habla e intervén lo menos posible pero, si tienes que hacerlo, que sea en un tono amable y sereno.
  • No le sobreprotejas (por ejemplo, apartándole o cogiéndole en brazos).
  • Nunca le regañes por tener miedo.
  • Premia los buenos comportamientos e ignora los malos.
  • Ten mucha paciencia.

Para saber cómo está reaccionando tu perro y cómo se siente frente a determinados estímulos, es imprescindible que conozcas su lenguaje. ¿Has oído hablar de las señales de calma o del lenguaje de los perros? Puedes echarle un vistazo aquí, ¡te serán de gran ayuda!

Resumiendo, socializar a un perro es tan sencillo como presentarle a diferentes personas, animales, lugares y situaciones, con el fin de crear experiencias positivas y evitar que tenga miedos. De esta forma, tu perro será un perro feliz y podrás ir con él a todos lados.

Si tu perro tiene problemas de comportamiento que no eres capaz de controlar, ponte en contacto con un educador canino.



Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Cuidados de una chinchilla

Piscinas para perros en Madrid

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.