Por qué a los gatos no les gusta el agua

Por qué a los gatos no les gusta el agua

Es una creencia muy extendida que en los gatos es muy común que se muestren reacios a bañarse, o al menos a no mantener cualquier tipo de contacto con el agua que no sea el imprescindible.

Muchas veces cuando intentas bañarlos se ponen tensos, se enfadan y en la angustia por intentar huir pueden morder y arañar a quién tengan a mano. Pero, ¿por qué a los gatos no les gusta el agua?

Por qué los gatos le tienen miedo al agua

Este miedo al agua es algo muy curioso y también un aspecto muy interesante de los felinos, ya que los gatos no son los únicos felinos que lo sufren, a pesar de que todos son grandes nadadores, incluidos los gatos. Por ejemplo, a los leones y a los guepardos no les gusta nada tener que cruzar un río, si no es una necesidad extrema evitarán a toda costa darse un chapuzón. En cambio, los jaguares y los tigres disfrutan mucho del agua, incluso cazan en entornos con agua.

El origen de esta fobia se suele relacionar con la procedencia de los gatos. La mayoría de las razas de estos felinos provienen de Oriente Medio, de regiones con clima desértico y donde difícilmente encuentras grandes cantidades de agua. Con la evolución y los diferentes movimientos geográficos de las razas, los gatos fueron encontrando otros parajes y climas en los que el agua es más frecuente. Pero sus orígenes desérticos han hecho que conserven cierta desconfianza ante ese líquido tan curioso y extraño para ellos.

Por otra parte, los gatos no son animales cobardes o tímidos, pero sí muy prudentes y desconfiados. Al encontrarse con algo que no conocen tienden a observarlo detenidamente (de lejos) e intentan analizarlo. El agua es algo que los sorprende muchísimo, no solo les da miedo, también les provoca curiosidad y sorpresa. ¿Alguna vez has visto a tu gato quedarse embobado durante un rato viendo como caen gotas de un grifo? Es todo un misterio para ellos ¡qué substancia tan rara!

Estos sentimientos encontrados de atracción y miedo, pueden resultar confusos, pero también muestran que el odio de los gatos hacia el agua no es eterno y que se puede intentar superar. Es posible acostumbrar a tu gato al agua, solo tienes que tener paciencia y empezar a habituarlo desde que es un cachorro. Sigue estas instrucciones para conseguir que a tu gato no le disguste el agua:

  • Es importante que utilices agua caliente en el proceso de adaptación, ya que a los gatos les encanta el calor y será más confortable para ellos.
  • Empieza un día en el que tu gato se sienta cómodo y tranquilo, un momento en el que no haya ruidos ni gente externa.
  • Mójale con un trapo húmedo poco a poco para evitar que le genere rechazo y ve aumentando la cantidad de agua que le echas al trapo a medida que se vaya acostumbrando.
  • Da un paso más y mójale cada vez más partes del cuerpo.
  • Cuando ya esté acostumbrado al trapo mojado, prueba a jugar con el animal en un barreño con muy poca agua. Le llamará la atención y disfrutará jugando con ella, chapoteando y salpicando.
  • Si ves que le agrada el juego puedes ir complementándolo con el trapo mojado, e ir echando cada vez más agua en el barreño.
  • Si inicias así a tu gato seguramente no reaccionará de forma negativa ante la acción de ponerse en contacto con el agua. Tu gato se acostumbrará a recibir baños y los recibirá de forma tranquila y alegre.

Razas de gatos que les gusta el agua

Existen unas razas de gatos que disfrutan enormemente con el agua. Juegan con ella, la observan durante un buen rato o incluso nadan cómodamente. Estos son 10 de las razas que más disfrutan con el agua:

  1. Angora turco: les encanta chapotear y mirar como cae el agua.
  2. Gato de Bengala: en general, les encanta jugar con el agua.
  3. Pixie bob: esta raza se meterá contigo en la bañera si no estás atento.
  4. Maine coon: estos gatos tan enormes disfrutan jugando con el agua.
  5. Van turco: se trata de un gato poco común que es apodado “el gato nadador” ¿por qué será?
  6. Abisinio: es una raza de origen egipcio que no teme a un buen baño.
  7. Gato del bosque de Noruega: se trata de un gato acostumbrado a andar por la nieve sin problemas y que disfruta jugando con el agua.
  8. Savannah: mezcla de gato doméstico y serval (gato salvaje africano) goza jugando con el líquido elemento.
  9. Bobtail japonés: observa con fascinación cómo los movimientos del agua.
  10. Manx: simplemente se caracterizan por disfrutar del agua.

Y a tu mascota ¿le gusta el agua? ¿Ha necesitado un tiempo de adaptación? ¿Disfruta del baño? ¿Tienes o has tenido algún gato de las razas mencionadas? ¿Conoces alguna otra raza que disfrute del agua? Cuéntanos cómo es tu gato, si has conseguido que se enfrente a sus miedos y como ha sido vuestra experiencia con el agua.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.