Periodontitis en Perros

Las enfermedades dentales son frecuentes en perros, estando la mayoría relacionadas con la acumulación de restos de comida y con la consecuente formación de placa bacteriana en torno a dientes y a encías. De ahí la importancia que tiene adoptar una adecuada rutina de higiene oral para los perros. 

Una de las patologías más severas que afectan a la salud bucodental es la periodontitis en perros, también llamada enfermedad periodontal. Se trata de un complejo cuadro clínico que parte de una serie de infecciones que se producen en las encías junto a la aparición de sarro. Todo ello deriva en una inflamación progresiva de las estructuras musculares y óseas que están alrededor de los dientes.

Entre otros síntomas a través de los que se puede manifestar este tipo de enfermedad se encuentran la halitosis o el mal aliento, la acumulación de sarro y los abscesos en la boca, entre otros. De igual forma, el avance de la periodontitis canina y la falta de un tratamiento adecuado puede hacer que los perros adultos y ancianos lleguen a perder los dientes afectados por la periodontitis.

Algunas de las curiosidades relativas a esta enfermedad es que la periodontitis afecta a los perros a partir de los 2 años de edad, siendo aquellos de raza pequeña los que más predisposición tienen de padecerla. Esto se debe a que la acumulación de sarro es más fácil en dicho tipo de perros dado el tamaño de sus dientes, factor que se une a la acidez de su saliva.

La periodontitis en perros

Como ya adelantamos, la periodontitis canina tiene su origen en la formación de placa bacteriana en los dientes y en las encías de los perros a causa de la acumulación de restos de comida. Estos sirven a su vez de alimento para las bacterias que se encuentran de forma natural en la boca del animal, las cuales empiezan a reproducirse, multiplicarse y aglomerarse hasta generar la anteriormente mencionada placa.

Una vez que la saliva entra en contacto con la placa bacteriana, los minerales reaccionan con el esmalte de los dientes y con las propias bacterias hasta formar el sarro. Este se adhiere a las piezas dentales, dotando de un color amarillento su superficie, la cual se va endureciendo cada vez más, además de hacer que desprenda de ella un desagradable olor. Mientras tanto, las bacterias continúan abriéndose paso, avanzando incluso por las encías hasta causar una inflamación de las mismas, también llamada gingivitis.

De no recibir un tratamiento rápido y adecuado, las bacterias pueden afectar a los tejidos musculares y a los huesos que sostienen a los dientes. 

Síntomas de la periodontitis canina 

La periodontitis en perros se caracteriza por avanzar rápida y silenciosamente. Por ello, hay que prestar atención a los síntomas que pueda manifestar el perro, revisando de manera regular su boca y acudiendo al veterinario ante la aparición de cualquier signo inusual. 

Entre los principales síntomas asociados a la enfermedad periodontal en perros se encuentran:

  • El mal aliento o la halitosis.
  • Encías inflamadas.
  • Sangrado en las encías.
  • Babeo excesivo (pudiendo ir acompañado de sangre).
  • Dificultad para masticar.
  • Pérdida de apetito (asociada a la dificultad para masticar).
  • Necesidad de rascarse la boca.
  • Boca y rostro hinchados.
  • Abscesos en la boca o flemones.
  • Secreción en la nariz.

Periodontitis grave

Una periodontitis grave en perros puede causar la recesión de las encías, comprometiendo a los nervios y provocando la pérdida de las piezas dentales. Esta última no solo es una cuestión estética ya que la falta de dientes puede afectar a la capacidad de masticación del perro, a su proceso digestivo y a su estilo de vida en general.

Igualmente, si las bacterias continúan reproduciéndose y avanzando, pueden llegar al torrente sanguíneo y de esta manera afectar a órganos vitales como el corazón, el hígado o los riñones. De ser este el caso, el perro sufriría infecciones e insuficiencias que también pueden llevarle a la muerte. Por todo ello, la periodontitis en perros requiere de una atención inmediata y especializada por un equipo veterinario. 

Tratamiento de la periodontitis canina

En caso de observar cualquier alteración en la boca del perro, es fundamental acudir de inmediato al veterinario. Allí, los expertos evaluarán la presencia de sarro y la aparición de gingivitis mediante la realización de análisis clínicos y radiografías, donde además observarán la evolución de las bacterias sobre la estructura ósea de la mandíbula del animal.

Si el veterinario confirma el diagnóstico de una periodontitis canina, el tratamiento dependerá de la gravedad del proceso infeccioso y del estado de salud del perro. Por lo general se suelen administrar antibióticos específicos para combatir estas bacterias y controlar su avance en el organismo del animal. En otros casos, se opta por una intervención quirúrgica con la que eliminar el sarro de los dientes. Y si las piezas dentales están dañadas de forma irreversible, el tratamiento pasa por su extracción.

Formas de prevenir la periodontitis en perros

Sea como sea, este problema surge a raíz de no proporcionar una adecuada rutina de higiene bucodental a los perros a través del cepillado regular de sus dientes. Para ello, es necesario recurrir a productos aptos para los perros como cremas dentales y colutorios elaborados especialmente para los peludos.


Otro factor a tener en cuenta es la alimentación. Es recomendable ofrecer al perro una dieta basada en pienso seco que, además de contener la cantidad equilibrada de nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del animal, ayuda a limpiar la suciedad que se acumula en torno a sus dientes. De hecho, existen piensos formulados específicamente para reducir la formación de sarro.

De forma complementaria, se le puede administrar a los perros los clásicos premios en forma de barritas o tiras cuya función es eliminar el sarro y mantener limpios sus dientes.

Igualmente, es recomendable revisar de manera regular la boca del perro y acudir al veterinario en caso de observar cambios de color, la presencia de un olor desagradable, sangrado o la ausencia de algún diente.


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿El chocolate es malo para los perros?

Bobtail Americano: Características y Cuidados

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.