Hurones: La hora del baño.

Hurones: La hora del baño.

Huron

Los hurones, al igual que muchas otras mascotas, no deben bañarse con frecuencia puesto que su piel crea una protección natural que al bañarlos eliminamos. Además, si los bañamos con más frecuencia de la recomendada su piel producirá más almizcle, lo que provocará que nuestro hurón huela más y su pelaje y cuero cabelludo puedan resentirse.

Como máximo se aconseja bañarlos una vez al mes, pero si podemos ampliar este período de tiempo mucho mejor. Con tres o cuatro baños al año sería suficiente.

Para bañarlos debemos usar un champú específico para hurones o uno con PH neutro, se podría usar como alternativa champús suaves de bebé. Entre baño y baño podemos asear a nuestros hurones con toallitas para bebes sin alcohol.

No a todos los hurones le gusta el agua, por ello no debemos extrañarnos si a la hora del baño el hurón tiene miedo o se resiste. En este caso siempre ayudará que relacione la hora del baño con algo que le resulte agradable como su juguete favorito o alguno de sus premios.

A la hora de introducirlo en el agua comenzaremos poco a poco, llenando la bañera o barreño con agua templada (algo más caliente de lo que la usaría una persona, ya que su temperatura corporal es más elevada que la nuestra) hasta que le cubra las patitas o mitad del cuerpo. Si la superficie de baño es resbaladiza es aconsejable poner en el fondo una toalla para que el hurón pueda mantenerse estable dentro y se sienta más seguro, pudiéndose relajar.

A continuación y tras dejar un momento para que se acostumbre a la nueva situación, lo enjabonaremos y aclararemos con cuidado de que el agua y el jabón no entren en los oídos, ojos y nariz. Debemos aclararlo a conciencia ya que restos de jabón en su piel y pelo podrían
producir descamaciones, podemos ayudarnos de la alcachofa o grifo si el hurón no se pone nervioso con el ruido o presión del agua (recordar en todo momento que lo que queremos evitar en causarle un trauma).

Un truco para dejar un olor rico a nuestro hurón y ayudar a hidratar su piel es aplicar unas gotas de aceite para bebés después de terminar con el aclarado, la mejor manera de aplicarlo es ponernos unas gotitas en la palma de la mano y aplicarlo masajeando suavemente.

Debemos tener precaución, sobre todo en invierno, para que no cojan frío al salir del baño. Vigilaremos sobretodo las corrientes de aire y tendremos siempre la toalla a nuestro alcance para poder envolverlo en ella en el momento de salir. Una vez sequemos la mayor parte del
agua del cuerpo de nuestro hurón podemos dejarlo en el suelo con la toalla, veremos como él mismo comenzara a restregarse para secarse.

Es posible usar también el secador para terminar de realizar un secado de forma correcta, en tal caso debemos tener cuidado de mantener una distancia prudente entre la salida del aire y el cuerpo del hurón para evitar provocar quemaduras.

IMPORTANTE: Algunos hurones se estresan con el secador, si es así, sólo utilizaremos la toalla para que no asocien el baño con algo negativo.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.