Dálmata

Dálmata

Si bien su nombre parece surgir de la región de Dalmacia, esta raza está tan extendida que es difícil determinar cuál es su verdadero origen. Se la encuentra desde muy antiguo en Gran Bretaña, donde era un mimado de los aristócratas. Ellos encontraron este perro en sus viajes por el continente, y se enamoraron de él debido a su original pelaje y a su natural elegancia.

Lo llevaron a Inglaterra haciéndose acompañar en sus desplazamientos como si fuera un lacayo más de la comitiva. El perro seguía a la carroza, o corría por delante de ella, o lo hacía entre los caballos y por ello recibió pronto el apodo de “coach dog” o perro de carroza. Para cumplir esta actividad el perro debe ser muy fuerte, resistente y ágil y estar preparado para realizar mucho ejercicio.

De esta función casi de lujo pasó a cumplir tareas más prácticas, y así lo vemos en Londres de “bombero”. El Dálmata vivía en los establos de los cuarteles de bomberos donde destruía ratas y alimañas y acompañaba a los coches bomba corriendo al lado de los tiros de caballos.

En la actualidad es esencialmente un perro de lujo y compañía, dócil, limpio, elegante, poco ladrador y de fácil entrenamiento. Podríamos decir en su contra que es un perro muy activo y que le agrada el ejercicio, por lo tanto si se aburre en un departamento puede ser muy destrozón.

Aspecto general del Dálmata

El Dálmata es un perro vigoroso, muy musculoso, de perfil simétrico, activo y capaz de resistir marchas rápidas.

  • Cabeza: cráneo plano, bastante ancho entre las orejas, sin ninguna arruga. Hocico largo y poderoso. Nariz negra y ojos negros o pardos con el borde de los párpados negro en los pelajes con manchas negras y nariz castaña con ojos amarillos o castaño claro con los bordes de los párpados marrones en los de manchas marrones. Orejas de arranque más bien alto y pegadas a la cabeza, siempre con muchas manchas.
  • Cuerpo: musculoso. Cuello largo, ligero y delgado, bien arqueado y sin papada. Pecho ancho, profundo y bastante plano. Vientre recogido.
  • Extremidades: de osamenta fuerte y músculos marcados. Codos bien adheridos al pecho, corvejones bastante bajos y angulados.
  • Cola: de arranque no muy alto, longitud mediana, gruesa en la base y afinándose hacia la punta, preferiblemente con abundantes manchas.
  • Pelaje: básico de un blanco nítido y sin mezcla, con manchas circulares muy características, negras o castaño hígado, muy abundantes, bien definidas y repartidas uniformemente por todo el cuerpo. Los cachorros cuando nacen son totalmente blancos, y las manchas aparecen hacia los dos o tres meses. Pelo corto, fino, apretado, brillante y bastante duro al tacto.
  • Talla: de 55 a 61 cm en los machos y de 50 a 58 cm en las hembras. Peso: de unos 25 kg en los machos y de 22,5 kg aproximadamente en las hembras.
  • Defectos: Pelaje con pintas. Manchas color hígado en ejemplares negros y viceversa. Manchas color limón.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.