Cómo pasar tiempo en la nieve con tu perro

Algunos perros se divierten enormemente con la nieve, especialmente si no la han visto antes y porque además es algo que sucede pocas veces al año

Sigue leyendo y descubre cómo disfrutar de esta actividad al aire libre junto a tu mejor amigo y de la forma más segura

¿Los perros pueden ir a la nieve?

La respuesta es sí pero antes debes tener en cuenta una serie de detalles para poder ir con tu perro a la nieve. En primer lugar, debes abrigar al peludo en función de la actividad que se vaya a realizar. Y es que protegerlo del frío es fundamental, sobre todo si la temperatura baja demasiado. De hecho, hay razas de perro con pelo largo que no requieren de ningún tipo de abrigo adicional, pues su manto los mantiene calentitos de forma natural. Sin embargo, hay otros tipos de perros, los de pelo corto o tamaño pequeño, que sí precisan de un abrigo.


Por otro lado, si durante el paseo con tu perro por la nieve hace mucho sol, es recomendable que el peludo no pase demasiado tiempo expuesto a este, ya que podría sufrir quemaduras en la trufa o en la punta de sus orejas. 

Consejos para disfrutar de la nieve con tu perro

Además de tomar las precauciones anteriormente citadas, también conviene dejar que el perro juegue en la nieve. Sin embargo, hay que evitar que se la coma, ya que podría causarle molestias estomacales, náuseas y vómitos. Por el contrario, sí que resulta útil llevar consigo agua en un bebedero portátil por si el peludo tiene sed.

De igual forma es importante no perderlo de vista, especialmente si estáis en una zona de nieve que el perro no conoce, ya que podría perderse. De ahí que el animal deba llevar su collar junto a algún tipo de identificación. Otra alternativa es ponerle un chaleco reflectante con el que ubicar fácilmente al perro, sobre todo si este es pequeño o tiene un pelaje muy claro.


Un riesgo más a evitar cuando estés con tu perro en la nieve es que interactúe con anticongelantes, un producto que, si bien sirve para que el motor de los vehículos funcione correctamente a baja temperatura, es tóxico y extremadamente venenoso para los perros. De ingerir este líquido, que puede encontrarse en los vados de aparcamiento o en la propia carretera, el peludo podría llegar a sufrir letargo, pérdida de apetito, aumento de la sed y de la orina, dolor abdominal y falta de equilibrio al caminar, entre otros síntomas. 

¿Cómo cuidar las almohadillas de tu perro en la nieve?

Otra parte de su cuerpo que puede sufrir quemaduras son sus almohadillas, que entran en contacto con la nieve y el hielo de forma continua y sin ningún tipo de protección. 

De ahí que sea aconsejable ponerle al peludo algún tipo de botas especiales, además de aplicarle pomadas que hidraten sus almohadillas, haciéndolas más resistentes frente a grietas y heridas. 


Con todo, es bueno que el perro se acostumbre progresivamente a diferentes tipos de superficie, incluida la nieve.


Cachorros en la nieve: extrema la precaución

En caso de tener un cachorro es importante recordar que este tiene menos tolerancia al frío, algo lógico si tenemos en cuenta que se encuentra en pleno crecimiento y desarrollo. Por lo que, pese a que disfrute jugando en la nieve, es conveniente reducir la duración de los paseos

Al volver a casa, se deberían revisar las patas del cachorro y asegurarse de que están en buen estado. En caso de encontrar algún tipo de grieta o herida, hay que aplicar la crema reparadora anteriormente citada para evitar que el perrito sufra molestias. 

Igualmente es necesario secar bien al cachorro para que no coja frío, y más teniendo en cuenta que la nieve puede penetrar hasta las capas más profundas. 

Y otro detalle a tener en cuenta es que si realiza mucho ejercicio, puede que llegue a casa con mucha hambre. De ser así, se podría aumentar ligeramente la ración de su pienso, puesto que, además, en invierno se queman más calorías para generar calor. 


¡Siguiendo todos estos consejos podrás disfrutar de increíbles salidas a la nieve con tu perro!


Y no olvides que en Tiendanimal encontrarás todos estos y más productos con los que cuidar a tu perro incluso si nieva.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Análisis: Kumfi collares, arneses y correas de entrenamiento

Tener un hurón de mascota: ¿macho o hembra?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.