Caspa en gatos

Al igual que las personas, los gatos también pueden tener caspa a lo largo de su pelaje. Esas motitas blancas que se pueden encontrar en el pelo de tu gato son sólo trozos de piel muerta que aparecen al acariciarlo, al rascarse o al cepillarle. 

En principio, esta caspa no debería ser ningún problema, sino un proceso natural de regeneración de la piel pero, si de repente tiene mucha más caspa que antes y va acompañada de fuertes picores, lo mejor es acudir a un veterinario para que determine cómo de grave es el problema.

¿Cómo afecta la caspa a los gatos?

Por norma general, la caspa de los gatos aparece del mismo modo que la de las personas, como forma de eliminación de células muertas. Pero puede significar algo más grave si esta caspa aparece en exceso y va acompañada de picores, irritación y enrojecimiento.

Causas de la caspa en gatos

Un exceso de descamación puede significar problemas más graves que deben ser tratados de forma concreta. Algunas de las causas más graves de caspa en gatos son:

  • Dieta inadecuada: La carencia de omega 3 por culpa de una dieta inadecuada puede hacer que la piel de tu gato produzca más caspa.
  • Alergias: Las condiciones ambientales o algunos alimentos pueden causar alergias en el gato que provocan un aumento de la caspa en su pelaje.
  • Parásitos: Ácaros, pulgas y garrapatas producen también problemas cutáneos que provocan descamaciones en la piel, como la sarna o la tiña.
  • Estrés: Los cambios en el organismo producidos por el estrés también causan problemas en la piel como la caspa.
  • Sobrepeso: El sobrepeso puede hacer que el gato no se limpie correctamente y se le acumule suciedad en el pelaje, lo que aumentaría la caspa en el animal.
  • Infecciones cutáneas y dermatitis: Las heridas producidas por el rascado a causa de diferentes infecciones pueden infectarse, siendo algunos de los síntomas la caspa.
  • Piel seca: Los ambientes secos pueden resecar aún más la piel del gato y, con ello, provocar la aparición de la caspa. 

Mi gato tiene caspa en el lomo

La caspa puede aparecer en cualquier zona del cuerpo del gato, ya que es un proceso de regeneración de la piel. Esta caspa tiene forma de escamas que aparecen en su pelaje, incluido el lomo, el cuello, la cara y las orejas.

En principio, que tu gato tenga caspa no es un problema serio ni es una razón por la que preocuparse, pero si tu animal se ha vuelto decaído, no se encuentra bien, se rasca mucho o se le cae el pelo en mucha cantidad, puede tener un problema mucho más grave y necesitaría asistencia veterinaria. 

Mi gato tiene caspa y se le cae el pelo

Si observas que a tu gato le ha salido más caspa de la habitual y que esta va acompañada de pérdida de pelo, es probable que tenga un problema de piel más serio y deberías llevarlo lo más pronto posible al veterinario.

Algunas afecciones de la piel de los gatos que se pueden confundir con caspa son la tiña y la sarna. La tiña es una infección muy contagiosa que es provocada por una espora de hongos denominada microsporum canis y que se transmite por alguna herida que tenga el animal al rascarse.

 La pérdida de pelo en parches de alguna zona de su cuerpo, acompañada de descamación y picor pueden ser posibles síntomas de la tiña, por lo que es necesario llevar al animal a un especialista para que le dé un tratamiento lo más pronto posible, ya que es una infección que puede contagiarse a las personas.

Por otra parte, la sarna en gatos es causada por ácaros y es contagiada por otro animal infectado. Hay varios tipos de sarna, pero el que se puede confundir por caspa es la sarna queiletielosis, también llamada caspa caminante. Si la caspa de tu gato va acompañada de pérdida de pelo, quemazón, erupciones en la piel, mal olor en sus heridas y ves que su caspa se mueve, probablemente tenga este tipo de sarna.

En cualquiera de estos casos, es necesario un tratamiento veterinario para poder acabar con esas infecciones, ya que pueden ser peligrosas no sólo para el animal, sino también para otros animales que estén en contacto con él y para las personas. 

¿Cómo quitar la caspa en gatos?

Con un cepillado diario se puede reducir la aparición de la caspa común en gatos, pero si es un caso persistente, existen una serie de remedios caseros para poder tratarla, siempre que esta caspa sea producida por la piel muerta del animal y no por agentes externos e infecciosos.

  • Aloe vera: La pulpa del aloe vera es un remedio excelente para reducir la caspa de los gatos, pero cuidado con la piel, que puede ser tóxica para ellos.
  • Avena: Bañar al gato con un poco de avena y agua tibia le ayudará a nutrir y limpiar la piel, pero recuerda que no se debería bañar a los gatos muy habitualmente.
  • Complementos de Omega 3: Ya hemos visto que la falta de Omega 3 puede hacer que les salga más caspa a los gatos, por lo que es una buena idea cambiarle el pienso por uno con un aporte de Omega 3 o, directamente, como complemento alimenticio.

También existen champús específicos para tratar la caspa común en gatos, pero consúltalo primero con un veterinario para que te dé el visto bueno y vea que, efectivamente, la caspa de tu gato no es peligrosa para su salud.

Un cepillado diario, una buena alimentación e hidratación y cero estrés son la combinación perfecta para evitar que le salga esa molesta caspa. No menosprecies la caspa de tu gato y vigila su salud y felicidad como él espera.


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Conejo Cabeza de León: Cuidados y características

Perros con pelo rizado: Aprende a cuidar su pelaje

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.