¿Cómo prevenir las alergias e intolerancias alimentarias en gatos?

,

¿Qué es una alergia alimentaria?

Una alergia alimentaria es cuando el sistema inmunológico del animal identifica un componente de la dieta que ha ingerido como “enemigo” y “lo ataca” reaccionando de manera exagerada.

Sencillamente, el organismo interpreta equivocadamente que ese alimento es un elemento extraño al que hay que combatir. Para luchar contra él, activa una respuesta inmunitaria desmedida que se manifiesta con diferentes síntomas como problemas gastrointestinales o lesiones en la piel.

¿Qué es una intolerancia alimentaria?

No hay que confundir una alergia alimentaria con una intolerancia alimentaria. Las intolerancias no activan el sistema inmune del gato. Simplemente, se producen cuando el organismo del gato es incapaz de digerir ciertos alimentos o nutrientes.

¿Cómo saber si tu gato padece una alergia o una intolerancia alimentaria?

Los síntomas son distintos. Las alergias alimentarias suelen provocar problemas dermatológicos (enrojecimiento de la piel, áreas con costras, descamaciones, alopecias, etc.) y, en algunos casos, alteraciones digestivas como vómitos o diarreas.

Las intolerancias alimentarias, en cambio, se manifiestan exclusivamente con problemas del sistema gastrointestinal como diarreas, vómitos, flatulencias, aumento de la frecuencia de deposiciones, decoloración de las heces, etc.

Consejos para prevenir las alergias o intolerancias alimentarias en gatos

  1. Evitar ingredientes de riesgo.
    La mayoría de las veces, las alergias alimentarias están causadas por la ingesta de una proteína determinada. En el caso de los gatos, los alérgenos más frecuentes son las proteínas de ternera, la leche y otros lácteos, el huevo, la soja o la proteína de cerdo. Lo ideal es escoger un alimento que no contenga ninguno de esos ingredientes.
  2. Buscar fuentes de proteína animal muy digestibles.
    El pavo o el pato, por ejemplo, son fuentes de proteína animal altamente digestibles. Eso quiere decir que el organismo del gato puede aprovechar muy bien los nutrientes contenidos en ellos. Cuanto más digestible es un alimento, menos riesgo de que provoque una intolerancia alimentaria hay.
  3. Escoger un alimento que tenga una lista de ingredientes limitada.
    Cuantos menos ingredientes, menos riesgo de que alguno de ellos provoque una alergia o una intolerancia alimentaria en tu gato. Así que busca un alimento completo y equilibrado pero que no tenga una lista infinita de ingredientes.
  4. Una única fuente de proteína animal.
    Los alimentos que tienen una única fuente de proteína animal suponen una menor probabilidad de provocar alergias. También pueden ser utilizados a modo de dieta de exclusión para gatos alérgicos. Es una buena manera de saber si es aquella fuente de proteína u otra la que está provocando el problema.
  5. Sin aditivos artificiales.
    Los aditivos químicos como conservantes, colorantes, saborizantes o antioxidantes artificiales pueden aumentar la severidad de las alergias alimentarias. Lo mejor es optar por una dieta 100% natural.

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

Cómo sería trabajar con tu gato

Alimentación natural, la opción para mejorar la calidad de vida de tu perro

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.