Adiestramiento III: acudir al llamado y caminar con correa

Adiestramiento III: acudir al llamado y caminar con correa

Continuamos con los comandos básicos para el adiestramiento de tu perro.

Acudir al llamado

No hace falta explicar lo importante que es enseñar a tu perro a acudir cuando lo llamas. Con toda seguridad lo utilizarás infinidad de veces. Una vez que el perro aprende a obedecer esta orden puede gozar de mayor libertad, como corretear a voluntad en algún espacio donde se permitan perros sueltos.

Puedes considerar que tu perro te obedece cuando viene hacia a ti en cuanto le llamas, sin importar el entorno o lo que esté ocurriendo alrededor. Esto puede ser bastante difícil de conseguir, especialmente en las razas más inquietas o que les gusta seguir rastros. Hay que seguir practicando y reforzando este comando durante toda la vida, siempre premiando al perro cuando acude con muchas caricias o alguna golosina. Conviene comenzar a entrenar en esto al perro desde muy pequeño; cada vez que él viene cuando lo nombras asegúrate de premiarlo abundantemente y ¡no lo llames para regañarle, bañarle o hacer cualquier cosa que le disguste! Tu perro debe aprender que venir cuando lo llamas es algo maravilloso, así querrá repetirlo siempre. Acostúmbrate a llamarlo para comer, para ir a pasear o para darle una caricia. Si no viene en seguida, no lo persigas ni te enfades; simplemente comienza otra vez o ignóralo.

Para enseñarle a tu cachorro dile “Peri, VEN”. No repitas la orden verbal, pero puedes hacerle señas para incentivarlo y luego darle algo sabroso. Si tienes a alguien que te ayude pónganse uno a cada extremo y llamen al perro por turnos, cada uno con su premio. Este juego es divertido para los perros; se puede aumentar la dificultad ocultándose y llamando al perro desde otra habitación. Cuando siempre responda al VEN dentro de la casa, prueba en otros lugares con más distracciones. Utiliza la correa para mantenerlo siempre cerca y llamar su atención si hace falta.

Cuando hayas progresado y crees que puedes soltarlo en un sitio abierto, puedes ponerle una cuerda larga para mayor seguridad, pero no la uses para arrastrarlo hasta ti.

Caminar con correa

Esta es la diferencia entre salir a disfrutar de un paseo con tu perro o salir a sufrir por la calle con él. Cuanto antes aprenda este comando, tanto mejor, sobre todo si es un perro de raza grande que luego será difícil de dominar. El paseo es fundamental para el bienestar de los perros, aun para los que vivan en un jardín. Les hace muy bien salir y ver otras personas, otros perros y otros paisajes; así no se vuelven desconfiados y temerosos.

En cuanto el cachorro llega a la casa, ya puedes comenzar a acostumbrarlo a usar un collar, de cuero o de nylon. Usualmente no habrá ninguna dificultad con esto, pero si se muestra muy molesto, aprovecha para darle de comer, jugar o cualquier otra distracción que le haga olvidar del collar. No se lo quites, solo aguarda hasta que se haya tranquilizado sin ponerte nervioso. Cuando use el collar sin problemas le añades la correa del mismo modo, dejándolo suelto.

El siguiente paso es tomar el extremo de la correa y caminar por la casa. Lo más probable es que el cachorro te siga alegremente por costumbre; cuando él camine a tu lado con la correa floja, acarícialo y dale alguna golosina. Si comienza a tironear o se sienta, detente y llámalo para que se acerque, sin tirar de la correa ni regañarle. No sigas caminando mientras él esté tironeando de la correa, pues lo puede tomar como un juego. De este modo él aprende que para poder seguir caminando no debe tirar de la correa, sino quedarse a tu lado.

Este método se puede utilizar para cachorros muy pequeños. Practica durante sesiones muy cortas y procura que parezca un juego. Puedes hacerlo dentro de la casa o en un jardín, ya que lo único que se busca es que el perrito se mantenga cerca de ti cuando le pones la correa.

Adiestramiento I: reglas básicas para el éxito

Adiestramiento II: sentado y echado

Dra Isabel Iglesias

 

Aprende mucho más sobre el adiestramiento con estos interesantes post.

2 de Comentarios en este Artículo

  1. Hola
    Estaba leyendo las normas de adiestración y tengo una duda. Hablais de caminar con correa pero solo para enseñarles a los cachorros.
    Yo tengo un pastor alemán adulto que cojimos en una protectora y la verdad que es un perro buenísimo pero a la hora de pasear es un follón porque tiene mucha fuerza y tira de la correa con bastante intensidad, va olisqueandolo todo y no podemos dar un paseo normal.
    Vivimos en el campo y suelo sacarlo normalmente sin correa ya que no hay problemas de coches y así hace más ejercicio, pero en cuanto vamos a la ciudad y tengo que llevarlo con correa es lo que os digo que no para de tirar… ¿que puedo hacer?

    Responder
    • isabeliglesias

      Hola Paloma, puedes usar los mismos pasos que para cachorros, solo que te dará más trabajo porque tu perro tiene más fuerza. Te recomiendo el collar de manejo para perros que tiran, pues es fabuloso y funciona muy rápido con los perros que tiran. Pincha aquí para verlo. Espero que te dé resultado!

      Responder

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.