Adiestramiento II: Sentado y Echado

,

Ya hemos hablado sobre las reglas básicas para encarar el adiestramiento de un perro. En esta segunda parte ya podemos pasar a explicar como se enseña cada uno de los comandos de obediencia para lograr que tu perro sea civilizado, confiable y feliz.

La persona que debería ocuparse del adiestramiento de tu perro eres tú mismo. Si no te sientes capacitado para hacerlo solo, puedes buscar la ayuda de un profesional, pero siempre debes estar presente en las clases. El perro debe obedecerte y respetarte a ti, y tú debes aprender como comunicarte con el perro para lograr su respeto, cariño y atención. De nada te servirá que tu perro obedezca ciegamente a un extraño que no será quien luego viva con él ni quien lo lleve a pasear.

Un último consejo importante es que enseñes a tu perro una orden a la vez. Pasa a la siguiente solamente cuando ya ha aprendido y obedece siempre la anterior. Esto evita confusiones y refuerza bien lo aprendido. Cada sesión debe ser corta y divertida, solos unos minutos cada vez. Empieza en un sitio tranquilo, libre de distracciones.

Los comandos de obediencia que todo perro debiera respetar son: sentarse, echarse, quedarse quieto, acudir cuando lo llaman, caminar con la correa, soltar algo que ha cogido y, para tener un poco de diversión, buscar y traer algo que le arrojas.

SENTARSE

Este es el más fácil de todos los comandos. Te sirve para que tu perro entienda que lo premiarás cada vez que cumpla con una orden y establece claramente las reglas del juego. El comando SENTARSE o SIT te sirve también para atraer la atención de tu perro cuando está haciendo algo indebido como ladrar a otros perros o saltar para saludar.

La mejor manera de enseñar este comando es tomar una golosina en tu mano y poner tu puño cerrado sobre su nariz, moviéndola ligeramente hacia atrás para que él levante la cabeza intentando tomarla. Este movimiento hará que él se siente; justo en ese momento le dices SIT o SIENTATE y le das su premio. Repítelo varias veces hasta que él lo entienda y se siente con solo darle la orden. Luego le das la golosina y lo felicitas. Si el perro salta en vez de sentarse, repite el ejercicio más lentamente o cambia un poco la ubicación de tu mano hasta que lo logres.

Esto se puede hacer de frente al perro o con él a tu lado, con la correa puesta y mirando los dos hacia el frente. En este caso la manera de enseñarle a sentarse es darle la orden y presionar sobre su grupa gentil pero firmemente hasta que su parte trasera toque el piso. Ahí le das la golosina y sus merecidas felicitaciones.

Es muy importante un timing perfecto para que el perro entienda por qué lo estás premiando. Dale la orden al instante en que se va a sentar, o también puedes usar un clicker para marcar el momento exacto. Una vez que tu perro entienda y cumpla la orden, repítela en distintas situaciones y lugares. Por ejemplo dile que se siente antes de darle su comida, para ponerle la correa, para que no te salte cuando llegas a la casa, antes de cruzar una calle, cuando se acercan otros perros en el paseo, etc. Esto refuerza el mensaje de acción-premio y mejora la relación entre tú y tu mascota.

ECHARSE

Este es el siguiente comando para lograr que tu perro sea un modelo de educación. Es muy útil para cuando quieres entrar a alguna tienda o para cuando hay niños pequeños cerca de tu perro. Es un poco más difícil que el anterior ya que exige que el animal se eche en una posición de sumisión y se quede allí abajo, donde todo alrededor resulta amenazante. ¡Ten paciencia!

Primero pon a tu perro en posición de sentado y ubica tu mano con la golosina frente a su nariz. Baja la mano lentamente hacia el suelo hasta lograr que el pecho del perro se apoye sobre el piso y sus manos estén estiradas hacia el frente. Cuando está a punto de llegar a esa posición, le dices ECHADO o DOWN (¡siempre la misma palabra!) y cuando está echado le das su golosina y felicitación. Prémialo solamente cuando está en la posición correcta, cualquier otra similar no es la adecuada. Repite este proceso tantas veces como sea necesario hasta lograr que se eche ante tu orden, sin necesidad de la golosina (aunque siempre puedes tener una a mano para reforzar la lección).

Si prefieres no usar golosinas, pon a tu perro a tu lado con la correa en posición de sentado. Dale la orden de echarse y tira suavemente de la correa hacia abajo hasta lograr que se eche. Si es necesario puedes tomar sus manos y moverlas hacia delante o presionar sobre la cruz. Cuando esté en la posición correcta de echado, le das su premio y felicitación. Repite hasta lograr que obedezca a la orden verbal sin ayuda.

Una vez que haya aprendido, continúa practicando en distintas situaciones cotidianas, en la calle o en la plaza. También dale la orden cuando está parado en vez de sentado. Cuando lo haga bien, aumenta el tiempo que debe permanecer echado antes de darle su premio.

Tienes aquí bastante para practicar antes de pasar a los siguientes comandos. Recuerda que tú y tu mascota deben dominar cada una de las órdenes antes de continuar con la próxima. Ten paciencia, dedícale un rato todos los días y tendrás el éxito asegurado.

Aprende mucho más sobre el adiestramiento con estos interesantes post.

Doctora especialista en mascotas, sobre todo en animales exóticos.

« Anterior

Bichon maltés

Síntomas de problemas digestivos en las aves

Siguiente »

2 comentarios en «Adiestramiento II: Sentado y Echado»

  1. buenas noches. encontré de casualidad la página, y la verdad, me pareció muy buena.
    pude ver sólo unos pocos adiestramientos, por lo que me gustaría saber si publicaron sobre como hacer para que no muerda la mano (jugando, obviamente, pero hay veces que resulta molesto).
    tengo un golden de 6 meses, y es muy juguetón, por lo tanto hay ocasiones en que parece que realmente quiere morder, y no es así.
    les agradecería si me pueden contestar, desde yá, muchas grácias, y muy buenos los artículos.

    Responder
    • Hola eduardo, nos alegra que los artículos te resulten útiles. No tenemos uno publicado sobre ese tema, pero te dejo mientras tanto un enlace para que veas qué cosas permitirle y qué cosas no a un cachorro. Cualquier cosa que quieras enseñarle debes hacerlo por el sistema de premios; cuando te muerda le dices que NO y dejas de jugar hasta que se calme. Cuando esté tranquilo le das un premio y vuelves a empezar. Enséñale a morder juguetes o mordedores en vez de tu mano. Ten mucha paciencia!! Tomamos tu comentario como sugerencia y publicaremos un artículo sobre ese tema pronto. Muchas gracias!

      Responder

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.