Pancreatitis en gatos

Las enfermedades gastrointestinales son una de las principales causas de morbilidad felina, es decir, que es una de las dolencias que más afectan a los gatos. Y dentro de esa tendencia se incluye la pancreatitis en su estado más avanzado. 

Pero antes de llegar a ese extremo, vamos a explicar en qué consiste la pancreatitis en gatos, cuáles son sus síntomas, cómo se puede diagnosticar y de qué forma se puede tratar. 

Pancreatitis en gatos

Como ya adelantamos, la pancreatitis felina es una enfermedad habitual en los gatos. No existe una predisposición en función de la raza y aunque puede afectar a gatos de todas las edades, aquellos de edad media o incluso edad avanzada son más vulnerables. 

La importancia de esta enfermedad radica en que el páncreas es responsable de funciones vitales para el organismo del animal, como la regulación del azúcar en sangre a través de la producción de insulina y también de la fabricación de sustancias químicas o enzimas que hacen posible la digestión de los alimentos. 

Dichas enzimas permanecen inactivas hasta que se produce la ingesta de comida, y es precisamente cuando éstas inician una especie de proceso de digestión en el interior del mismo páncreas cuando se produce la inflamación que da nombre a la enfermedad que nos ocupa y que también puede derivar en un fallo multiorgánico.

Origen de la enfermedad

Si bien el origen de la pancreatitis en gatos suele ser idiopático, es decir, que se desconoce, puede deberse a diferentes causas:

  • Un alto contenido de grasa en la dieta del animal
  • La ingesta de veneno
  • Algún tipo de trauma abdominal
  • Una infección parasitaria
  • Una colangiohepatitis (que afecta al hígado y a los conductos biliares)
  • Una enfermedad inflamatoria intestinal.

Síntomas de la pancreatitis felina

Los síntomas que se manifiestan pueden pasar desapercibidos y resultar difíciles de asociar con esta enfermedad. Algunos de ellos pueden ser:

  • Letargo
  • Depresión
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación
  • Diarrea
  • Vómitos

Pese a todo, la pancreatitis felina suele ser crónica en la mayoría de los casos debido a la inflamación e irritación que experimenta el sistema digestivo del animal, pero de igual forma, estos casos no suelen constituir una amenaza para la vida del gato. Independientemente es recomendable observar al animal por si se aprecia algún comportamiento extraño.

¿La pancreatitis en gatos se cura?

Para determinar su tratamiento y estimar las posibilidades de cura que tiene, primero hay que diagnosticar la pancreatitis felina. Para ello es necesario que un veterinario practique una exploración física al gato con el objetivo de comprobar su estado de hidratación, si tiene dolor abdominal y de qué color son sus mucosas ya que estas pueden volverse amarillentas en este tipo de casos. 

A continuación, para confirmar el diagnóstico se realiza un análisis de sangre que incluye marcadores específicos para detectar la pancreatitis y de paso descartar que otros órganos como el hígado no se han visto afectados.

Y otra prueba que resulta útil para diagnosticar la pancreatitis es la realización de una ecografía, que puede revelar si el páncreas está inflamado. 

Tratamiento de la pancreatitis en gatos

En caso de confirmarse que se trata de una pancreatitis felina, su tratamiento debe comenzar lo antes posible pese a que no hay ninguno específico para este tipo de casos sino que tan solo sirve de apoyo.

Por ello, el gato afectado tiene que ser ingresado en una clínica veterinaria para iniciar los cuidados intensivos donde se le colocará un catéter intravenoso para la administración tanto de líquidos para darle un soporte nutricional como de los medicamentos que sean necesarios (antibiótico, insulina, anticonvulsivos, protectores gástricos…).

Algunos casos de pancreatitis en gatos requieren de una intervención quirúrgica donde además se tomarán muestras de biopsia para su posterior análisis. Y en otros puede desencadenar la aparición de otras enfermedades como la diabetes mellitus.

Finalmente, la estrategia terapéutica para estos casos pasa por adoptar una dieta baja en grasa para el gato, que sea altamente digestible y que el animal tolere bien. La mayoría opta por la comida húmeda ya que es sabrosa y ayuda al gato a mantenerse hidratado. 

Descubre en la selección de alimentos para gatos que ofrece Tiendanimal la comida que mejor se ajusta a las necesidades de tu minino.


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿Cuánto cuesta castrar a un perro?

Tipos de avispas

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.