Parásitos intestinales en gatos

La mayoría de los gatos padecen o han padecido infestaciones por varios tipos de helmintos (gusanos). Esto no significa que todos enfermen, ya que pueden ocurrir tres situaciones diferentes:

  • En gatos jóvenes, muy viejos, inmunodeprimidos o desnutridos, los parásitos proliferan sin que el organismo pueda detenerlos. En estos casos la carga es tan alta que el animal se enferma y muestra signos como diarrea y vómitos de distinta gravedad.
  • En gatos adultos bien alimentados, las defensas del animal logran eliminar los parásitos por completo.
  • Los parásitos intestinales en gatos sanos cuyo sistema inmune no logra eliminarlos pero sí los mantiene a raya, evita que su número crezca demasiado. En estos casos se mantiene una convivencia (simbiosis) entre el gato y los parásitos intestinales; ambos sobreviven sin dañar al otro. Sin embargo, el animal puede adelgazar y tener el pelo opaco y reseco.

Tipos de parásitos intestinales en gatos

Existen diferentes tipos de parásitos intestinales en gatos. Podemos dividirlos en gusanos redondos y gusanos planos, aunque dentro de estos dos grupos encontramos una gran variedad de helmintos. A continuación, analizaremos los más frecuentes para que puedas diferenciarlos.

Hidatidosis

Estos parásitos intestinales en gatos son otro tipo de tenias que no causan enfermedad grave en nuestras mascotas. Sin embargo, sus larvas pueden afectar a las personas formando grandes quistes en distintos órganos. Es casi imposible diferenciarlas de otras tenias en el análisis de materia fecal, pero son eliminadas por los medicamentos que se usan normalmente para las demás tenias. La hidatidosis es más frecuente en zonas rurales, especialmente si se alimenta a los gatos con las vísceras crudas de ovejas y cabras.

Gusanos redondos

Los gusanos redondos en gatos más frecuentes son los áscaris y los anquilostomas. Los áscaris (Toxocara cati), son gusanos redondos que miden entre 4 y 8 cm de largo. Además de contagiarse por ingestión de huevos, pueden transmitirse de madre a hijos a través de la leche. Estos parásitos intestinales en gatos se multiplican en el intestino y las larvas migran por el hígado y los pulmones antes de alojarse en el intestino delgado, formando grandes ovillos que pueden causar una obstrucción. 

Los huevos son muy resistentes y pueden vivir hasta 3 años en el ambiente esperando las condiciones favorables para continuar su ciclo. Estos parásitos pueden afectar también a las personas (larva migrans), por lo que se recomienda la desparasitación de rutina en los gatitos hasta los 10 meses y en los adultos en grupo de riesgo.

Los anquilostomas (Ancylostoma tubaeforme), son gusanos redondos pequeños, de 1 cm aproximadamente. Estos gusanos intestinales en gatos se contagian por ingestión de huevos o de larvas. Pueden provocar una gastroenteritis fatal en gatitos con alta carga parasitaria. En el ambiente no son tan resistentes como los áscaris, pero su ciclo es más rápido.

Gusanos planos

Los gusanos planos en gatos son, probablemente, los más conocidos, pues la tenia forma parte de esta familia de parásitos intestinales. Aunque es menos frecuente, el Echinococcus granulosus es otro gusano plano que puede aparecer en los gatos (aunque son el perro y el zorro sus principales huéspedes). Estos parásitos son los principales responsables del quiste hidatídico en humanos. 

Tenias en gatos

Las tenias en gatos pueden ser Dipylidium caninum y Taenia taeniaeformis. El primero se contagia por ingestión de pulgas y piojos contaminados; el segundo por ingestión de pequeños roedores y, a veces, conejos. Usualmente no provocan enfermedad clínica ni se transmiten a las personas. Los huevos periódicamente se eliminan junto con la materia fecal. Aparecen contenidos en pequeños segmentos que se ven a simple vista sobre las heces o alrededor del ano; son como granos de arroz blancos o rosados que se mueven.

Parásitos en el ano

Los parásitos intestinales viajan por el intestino de los gatos. Sobre todo durante la noche y en los momentos en los que tu felino defeca, los parásitos se acercan a la zona del ano. Algunos, como la tenia, pueden eliminarse naturalmente de esta forma. En casos de gran volumen de helmintos, verlos en esta zona es una forma de percatarnos de su existencia. 

Síntomas de que tu gato puede tener parásitos intestinales

Las lombrices en las heces son el indicador más conocido para descubrir parásitos intestinales en gatos. Sin embargo, podemos estar atentos a otros síntomas menos conocidos. Te dejamos, a continuación, algunos puntos que puedes revisar si sospechas que tu gato sufre de parásitos intestinales:

  • Diarrea
  • Heces oscuras
  • Gastritis
  • Pérdida repentina de peso
  • Anemia
  • Anomalías en el crecimiento
  • Falta de brillo en el pelaje
  • Abdomen inflamado o hinchado
  • Vómitos
  • Apatía

¿Cómo puede contraer un gato parásitos intestinales?

Si tu gato vive aislado en un apartamento y nunca sale ni otro gato entra en su territorio, es posible que nunca se contagie parásitos. Sin embargo, hay un tipo de parásitos intestinales en gatos (las tenias) que se contraen a través de las pulgas.

La forma de contagio es por ingestión de huevos que se encuentran en la materia fecal y contaminan el césped o el material absorbente de la bandeja sanitaria. Las larvas nacen en el intestino, allí se multiplican y vuelven a eliminar sus huevos en la materia fecal.

¿Cómo eliminar los párasitos intestinales de tu gato?

El tratamiento de rutina contra los parásitos intestinales en gatos comprende la administración de antiparasitarios a las tres y cinco semanas de vida y luego continuar a criterio del veterinario. Lo habitual es repetir dos veces al año, pero esto depende de las condiciones del ambiente y de si hay otros gatos conviviendo con ellos. Las gatas deben desparasitarse antes del servicio y luego junto con los gatitos.

Generalmente se escogen medicamentos de acción contra los parásitos redondos (nematodos) en las primeras tomas y luego se administran otros que combinan drogas contra redondos y chatos (cestodes) a la vez. Para proteger de los parásitos intestinales en gatos siempre se debe repetir una segunda toma a las dos semanas de la primera, ya que en ese tiempo crecen las larvas que no fueron eliminadas con la primera toma. 

Se debe mantener la higiene, además, eliminando las heces del ambiente y usando lejía para asear a nuestro compañero peludo. Esta no mata a los huevos, pero les altera la capa externa y, así, son más sensibles al calor y la desecación. También es necesario usar productos específicos que actúen contra parásitos externos como pulgas y piojos.

Existe otro tipo de parásitos intestinales en gatos llamados protozoarios que son microscópicos y requieren un diagnóstico y tratamiento diferentes. Salvo en los criaderos o lugares donde hay hacinamiento, no se da medicación preventiva para estos parásitos, pues muchos gatos desarrollan inmunidad solos. En los casos de enfermedad, se hace un examen de materia fecal y se da el tratamiento que corresponda para eliminar estos parásitos intestinales en gatos.

Recuerda que en Tiendanimal tenemos todos los productos que necesitas para prevenir la aparición de parásitos intestinales en gatos. Si quieres conocer más consejos para prevenir su aparición, pincha aquí.


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Gingivitis en gatos

¿Cómo introducir un nuevo gatito en casa?

Siguiente »

2 comentarios en «Parásitos intestinales en gatos»

  1. Hola Ana:
    Debe tener una carga parasitaria muy elevada para haber vomitado. Como te han aconsejado, hay que desparasitar, a las dos.
    Es importante que se repita el tratamiento cada tres meses y ahora, sigas la pauta que marque tu veterinario/a.
    ¡Saludos!

    Responder
  2. Buenas tardes, soy principiante en el mundo felino.Hace 4 meses me dejaron en mi piso 2 gatas ( abuela y nieta) Se le hicieron análisis y los resultados peores en la mayor tenía VIH y leucemia. . Se desparasitaron y ahora hace dos días la mayor vomitó unos gusanos largos crema que son parásitos intestinales .La persona que me las trajo dice que son lombrices y que con unas pastillas a las 2 gatas es suficiente. Pero me han advertido que se contagian a humanos. Necesito ayuda .es eso cierto?. Qué debo hacer?. Por favor dígame algo. Estoy preocupada por las gatas y no sé si por mí también. Hace una semana el veterinario castro a la pequeña.
    Gracias

    Responder

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.

Navidad