¿Se pueden llevar perros en el autobús?

Cada vez es más común poder viajar con tu perro a través de diferentes transportes. Desde viajar en avión y tren, pasando por el autobús, en este artículo te damos las claves para viajar con tu peludo en autobús, tanto si quieres usar el urbano como el interurbano. 

Siguiendo los ejemplos de otras ciudades europeas, se está intentando que los viajes con perros en autobuses sean la norma y no la excepción. En algunas ciudades es posible ir acompañado de tu perro en los autobuses urbanos, siempre teniendo en cuenta una serie de normas obligatorias para no molestar y no poner en peligro a tu mascota:

  • El perro no puede exceder los 10 kilos de peso.
  • Debe viajar siempre en el interior de un transportín homologado y cerrado
  • Se debe evitar que el animal provoque molestias entre los pasajeros o malos olores que les puedan incomodar.
  • Los perros lazarillo, guía o de asistencia están exentos de esta normativa, pudiendo viajar en autobuses urbanos sin problemas, siempre que vayan atados y vigilados por su dueño. Es imprescindible llevar la documentación del animal.

Dependiendo de la ciudad, hay más o menos libertades en cuanto a viajar en autobús urbano acompañado de un perro. En ciudades como Cartagena, Irún, San Sebastián o Madrid es posible viajar con un perro en autobús siempre que este sea el único en el coche, vaya atado y con bozal y se sitúe entre la puerta delantera y la central. Además, siempre debe ir vigilado por su dueño para evitar que pueda molestar con su comportamiento u olor al resto de pasajeros.

Las normas sobre viajar con perro en los autobuses interurbanos son más restrictivas y, en algunas compañías, está incluso prohibido subir con un animal de compañía, independientemente de su tamaño. 

Algunas de las normas más genéricas de las compañías de autobuses interurbanos en relación de viajar con animales son:

  • El animal no puede pesar más de 10 kilos y no puede viajar en cabina de pasajeros.
  • Sólo se permite un animal por autobús. 
  • El animal deberá viajar dentro de un transportín homologado, cerrado y con fondo impermeable. 
  • Es obligatorio que viajen dentro de la bodega del vehículo.
  • Tiene que estar al día de sus vacunas e ir desparasitado, tanto internamente como externamente, y tener actualizada la información de su microchip.
  • El dueño del animal debe presentarse 15 minutos antes de la hora de salida para asegurarse que hay sitio suficiente en bodega para poder transportar a su animal.
  • El dueño se debe asegurar de que el embarque y desembarque del animal sea lo menos molesto posible para el resto de pasajeros. 
  • Es necesario avisar previamente a la compañía y notificar que se va a viajar con un animal. El precio del billete se verá incrementado por viajar con un animal, y se tendrá que abonar su importe al momento de la compra del billete. 
  • Los perros guía o de asistencia pueden viajar en la cabina del vehículo, en el pasillo, siempre que lleven bozal, estén atados y vigilados por su dueño.

Todas estas normas dependerán siempre de la compañía de transportes, y pueden variar de una línea u otra. Te recomendamos también que evites viajar con tu mascota en épocas de mayor afluencia de pasajeros, para evitar que la bodega se llene de maletas u otros enseres y puedan perjudicar al animal. 

¿Cómo viajar con un perro en el autobús?

Ya sabes todo lo necesario para viajar en autobús con tu perro pero, ¿qué más necesitas? Recuerda llevarle al veterinario días antes del viaje para cerciorarte de que está completamente sano o para ponerle las vacunas que le toquen. Actualiza la información del microchip y, si puedes, hazte con un collar con localizador para tener siempre controlado dónde está tu mascota.

Es obligatorio que tu perro viaje desparasitado tanto internamente como externamente, así que no te olvides de ponerle un collar antiparasitario o una pipeta, especialmente si vais a viajar a zonas con más naturaleza. 


Infórmate de todas las características de los autobuses antes de decidirte por uno. Hay algunas líneas que tienen servicio premium donde el transportín viaja en una bodega especial para ellos, climatizada y separada del resto de maletas. Saldrá algo más caro, pero merecerá la pena.

Los cachorros de menos de 12 semanas de edad tienen prohibido viajar en el autobús, así como las perras embarazadas o que acaban de parir. Lleva consigo su juguete favorito, un comedero y bebedero y sácalo a pasear 30 minutos antes del viaje. Igualmente, evita que coma cualquier cosa 6 horas antes de viajar, para evitar que pueda vomitar. 

Acostumbra a tu perro al transportín días antes del viaje para que esté familiarizado con él y no le incomode o le dé miedo. Si ves que va a estar nervioso, prueba a darle algún tipo de tranquilizante, siempre recomendado por un veterinario y, por último, investiga los veterinarios que pueden haber en la zona donde vais a viajar y ponle una placa con identificación en su collar.

No olvides llevar su documentación y su equipaje con su pienso, la correa, las bolsas para sus heces, juguetes, sus artículos de descanso y, si lo necesita, sus medicamentos.


Recomendaciones para viajar en bus con perro

Viajar con tu perro en autobús puede ser una actividad muy estresante tanto para ti como para tu perro y, si tu animal pesa más de 10 kilos, olvídate de viajar en este medio de transporte. 

Como ves, viajar con perro en autobús es posible y si sigues nuestros consejos no tendrás ningún problema para hacerlo. Sin embargo, por su salud y la tuya, te recomendamos buscar otras alternativas siempre que sea posible para evitar que tu perro vaya en maletero o bodega. ¡Él te lo agradecerá y tú estarás mucho más tranquilo! 

Si ya has viajado en autobús con tu perro y no ha sido una buena experiencia, es mejor no hacerle pasar por una situación similar. Seguro que encuentras otros medios de transporte en los que puedes viajar con tu perro sin tantas restricciones. ¡Verás que puedes disfrutar de tus vacaciones con tu perro igual de bien viajando en otro tipo de vehículo!

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Selkirk Rex: Consejos, cuidados y características

Gingivitis en perros

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.