La importancia de la impronta en perros: qué es y cómo les influye

,

La impronta en perros es una fase corta pero crucial en su desarrollo, donde gran parte de su carácter y comportamiento de adulto se forja. Es vital comprender cómo esta etapa influye en nuestros amigos peludos y cómo podemos contribuir a que tengan una vida plena y equilibrada.

Acompáñanos mientras descubrimos cómo la impronta animal puede moldear el comportamiento de nuestros perros y qué podemos hacer para asegurarnos de que tengan una vida feliz y saludable.

¿Qué es la impronta o imprinting canino?

La impronta o imprinting es como se denomina al breve periodo de tiempo en el que el cachorro inicia la exploración sensorial, interacción con el entorno y relación con sus congéneres.

Durante esta etapa, el cachorro aprenderá a identificarse con los de su especie, comunicarse con ellos, comprender su lenguaje gestual y, mediante la observación, se aventurará a imitar los distintos comportamientos que presentan los adultos que son su referencia.

Aprenderá quién es y cómo debe relacionarse con los de su especie para ser, en el futuro, un perro sociable y equilibrado.

¿Cuál es el periodo de impronta en perros?

Esta fase suele desarrollarse entre la tercera y la octava semana de vida y será decisiva para determinar el comportamiento que presentará el individuo durante el resto de su vida.

Si bien el periodo de impronta no tiene unos límites fijos estrictamente establecidos, sí que existe lo que se denomina periodo de máxima susceptibilidad, es decir, cuando el cachorro está más sensible y receptivo, lo que le facilita en gran medida asimilar toda la información que va recopilando a través de la exploración y relación con otros perros e ir desarrollándose adecuadamente.

Si deseas obtener más información, no te pierdas nuestro post sobre las distintas etapas del crecimiento del perro. Encontrarás valiosos detalles sobre el desarrollo de tu mascota en sus primeros meses de vida.

Comportamiento del cachorro durante la impronta

Una parte significativa de la impronta es exponer al cachorro a la mayor cantidad de estímulos posibles, siempre en espacios controlados, que el perro sea capaz de gestionar y durante tiempos breves. Durante el periodo de impronta, el cachorro desarrolla una curiosidad y necesidad de conocerlo todo, explorarlo y aventurarse en distintas situaciones, lo que le permitirá conocer el mundo que le rodea con confianza y seguridad.

En esta fase no tiene miedo de nada y las experiencias negativas las olvidará rápidamente. Pero una vez transcurrida esa fase, el cachorro iniciará una nueva etapa de maduración en la que empezará a desconfiar de todo lo que no conoce y rechazar aquellos estímulos o experiencias desconocidas para él porque lo desconocido le produce miedo e inseguridad.

Un buen cuidador tendrá en cuenta el futuro ambiente donde vivirán sus perros y se preocupará de exponerlos a las situaciones y estímulos que éste encontrará para que luego no le resulten desconocidos, por ejemplo vehículos de todo tipo, escaleras, ascensores, niños gritando, bicicletas, distintos tipos de suelos y superficies, cosas comunes en las casas como el televisor, el ruido del lavavajillas, acostumbrarlo a subirse al coche… Prácticamente todo lo que se nos pueda ocurrir, siempre poco a poco y dándole tiempo al cachorro para asimilarlo, sin saturarle, debe ser como un juego para él.

Estando en contacto con multitud de estímulos y viviendo distintas experiencias adquirirá las herramientas adecuadas y necesarias para comprender el entorno que le rodea y relacionarse adecuadamente con los demás, le hará capaz de resolver situaciones y conflictos por si mismo y le dará mayor autonomía y autoestima.

El Test de Campbell puede ser una herramienta útil para obtener una evaluación orientativa del temperamento del cachorro. Sin embargo, es esencial comprender que no es una predicción absoluta de su comportamiento futuro.

La importancia de un buen imprinting en su etapa de cachorro

Cuando el cachorro ha tenido una correcta impronta será capaz de superar incluso experiencias negativas con otros perros, ya que éstas no le impedirán seguir socializando con normalidad con los demás canes y sentir la necesidad e interés por relacionarse con ellos.

La relación con su madre y hermanos es crucial

Será mediante los juegos, la observación y la imitación como el perro aprenderá a comportarse y relacionarse correctamente con sus congéneres. Así, para que el cachorro tenga una correcta impronta, se aconseja que permanezca junto a su madre y hermanos hasta las ocho o diez semanas de edad salvo causa mayor, como por ejemplo cachorros abandonados.

En este caso, la interacción y el juego son fundamentales para su desarrollo social y emocional, así que asegurémonos de darles mucho amor y diversión mientras exploran su nuevo mundo. Los juguetes para perros les proporcionará estimulación mental y física, además de fortalecer el vínculo con sus cuidadores.


Asimismo, es importante que sepas cubrir todas las necesidades de los cachorros en sus primeros días de vida, para ello te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo Cómo cuidar a un cachorro recién nacido.

El papel del dueño en esta etapa de su vida

Una vez el cachorro pasa a formar parte de nuestra familia, nosotros hemos de continuar con la tarea de sociabilización desde el primer momento que llega a casa. Es importante saber que no debemos consolarlo constantemente cuando se asuste, hay que darle tiempo para que aprenda por sí solo que las cosas que le asustan no son peligrosas para él.

Descubre nuestra Guía completa para socializar a tu perro. Aquí te damos consejos imprescindibles para que tu peludo compañero tenga una vida feliz y sin miedos. ¡No te la pierdas!

Siempre hay que tener especial cuidado con la salud del perro puesto que al ser tan pequeños son más vulnerables, pero no debemos dejarlo encerrado en casa hasta finalizar el período de vacunación, se le puede sacar en brazos y dejarlo explorar y corretear en zonas seguras y limpias, con perros que nos sean conocidos y estén sanos con todas sus vacunas al día. Es preferible correr ese mínimo riesgo de sacarlo a la calle sin vacunar que tener que solucionar luego problemas de miedo e inseguridades.

Para asegurarnos de que el cachorro no se escape y esté seguro durante su paseo, es recomendable llevarlo con una correa para perro adaptable.


Consecuencias de una impronta incorrecta

Actualmente una buena parte de problemas de comportamiento provienen de una mala impronta y una inadecuada socialización. La falta de impronta del cachorro repercute negativamente en su desarrollo normal y comportamiento futuro, siendo los problemas más habituales las fobias y miedos, ansiedad por separación, agresividad por inseguridad, estereotipias, problemas en la inhibición de la mordida y falta de autocontrol en general.

Si el cachorro es separado de la camada de forma prematura, se interrumpe drásticamente su periodo de impronta y se le priva de la etapa más importante de toda su vida, ya que será la impronta o carencia de ésta un factor determinante en el comportamiento futuro del animal en su fase adulta.

La socialización temprana con otros perros es crucial para que un perro aprenda a relacionarse adecuadamente en su vida adulta. Si no experimenta esta interacción desde cachorro, es probable que muestre inseguridad y tenga dificultades para relacionarse con otros perros. Aunque la paciencia y el trabajo de socialización pueden ayudar, es posible que siempre tenga tendencia a rechazar estas interacciones

Esto mismo también es aplicable a su relación con las personas, si durante su periodo de impronta no ha tenido contacto humano tendrá serias dificultades para comunicarse con nosotros, para entendernos y tendrá tendencia a ser desconfiado y poco sociable con las personas, por eso es importante que el criador se implique en este aspecto y exponga a los cachorros a distintos tipos de personas de todas las edades para que se acostumbre a su presencia y manipulación, siempre progresivamente y sin agobiarle.

Como ves, la impronta o imprinting en perros es una fase vital en su desarrollo, donde su carácter y comportamiento se moldean significativamente. Exponerlos a estímulos y experiencias positivas desde temprana edad es fundamental para que crezcan seguros y sociables.

Para asegurar el bienestar de tu cachorro desde sus primeras semanas y días en casa, te recomendamos leer estos artículos:

En Tiendanimal queremos ayudarte en el cuidado de tu cachorro. Si tienes cualquier duda, nuestros especialistas estarán encantados de asesorarte en el teléfono de Atención al Cliente que puedes consultar aquí o en cualquiera de nuestras tiendas.


Haz tu pedido en tiendanimal.es, la tienda online especializada en productos para mascotas número uno en España, o si lo prefieres, acércate a tu tienda más cercanallámanos por teléfono y te lo enviamos a casa. Recuerda que tienes disponible el servicio de Click & Collect para comprar online y recoger el pedido en tu tienda favorita ¡y con regalo! ¡Corre y no te pierdas nuestras ofertas!

« Anterior

La suerte de ser un gato

Gato y conejo se conocen

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Si necesitas asesoramiento veterinario puedes ponerte en contacto con el equipo de especialistas de Clinicanimal.