Hipotermia en los reptiles: ¿qué hacer?

Hipotermia en los reptiles: ¿qué hacer?

Hipotermia en los reptiles: ¿qué hacer ante esta emergencia?

Una de las características de los reptiles es que todos ellos son ectotérmicos, desde un pequeño geco o una gran iguana, pasando por serpientes y tortugas. Esto significa que no son capaces de producir calor para mantener la temperatura de su cuerpo constante, tal como hacen los mamíferos y aves. Tampoco tienen mecanismos para evitar que su calor se disipe, así que se enfrían rápidamente si la temperatura ambiente es muy baja. En estado natural ellos se calientan exponiéndose al sol y se enfrían quedándose en la sombra o dándose un baño, según el ambiente donde vivan. Cuando viven en un terrario necesitan que crees para ellos un gradiente térmico, es decir que una zona del terrario debe ser más cálida y la otra más fresca dentro del rango de temperaturas adecuada a la especie.

Suplementacion de vitaminas y minerales en reptiles

Si la temperatura del terrario es demasiado baja, el animal comienza a presentar síntomas de hipotermia. Por lo general se vuelve más oscuro, casi no se mueve, reacciona débilmente cuando lo tocas o lo levantas y pierde sensibilidad. Los primeros signos de hipotermia son falta de apetito, constipación y letargia. Además el cuerpo se siente frío al tacto. En estas condiciones las funciones vitales del animal pronto se ven deprimidas y entra en un estado de sopor que puede llevarlo a la muerte.

Lo más importante que debes recordar si alguna vez encuentras a tu reptil en estas condiciones es que hay que elevar su temperatura lentamente. No es conveniente ponerlo directamente en la temperatura más alta, pues sus tejidos pueden sufrir daños por el cambio brusco. Lo que se recomienda hacer es sumergirlo en un baño de agua a 21ºC aproximadamente (o un poco más cálida que su cuerpo) cuidando que su cabeza quede fuera del agua (recuerda que no puede moverse normalmente en este momento). Después de 20 a 30 minutos retíralo del baño y sécalo muy bien. Luego envuélvelo en una toalla seca tibia y déjalo  dentro del terrario con la temperatura más baja de su rango adecuado. Cada hora ve subiendo la temperatura ambiente hasta llegar al punto más alto del rango. Cuando ya haya estado aproximadamente una hora a esta temperatura, intenta darle un poco de agua a temperatura ambiente para beber con una jeringuilla. Puede que al principio esté muy débil como para tragar, así que dale tiempo y no inundes su boca porque podría aspirar el agua y ahogarse.

Por lo general los reptiles se recuperan bien y están comiendo normalmente luego de 24 horas, aunque pueden demorar un poco más si se han estresado mucho.

La hipotermia es un problema muy grave que puede prevenirse fácilmente. Debes equipar el terrario con las fuentes de calor necesarias y uno o dos termómetros para conocer siempre la temperatura. Los hay más o menos sofisticados, y puedes también usar un termostato para crear un sistema automático para regular la temperatura. Si los cortes de energía son frecuentes donde vives, busca una fuente de calor que tenga una batería para que siga funcionando por unas horas hasta que se reestablezca el suministro eléctrico. Si no, puedes usar una bolsa de agua caliente o una botella de plástico llena con agua tibia, pero ocúltala bajo una toalla para que no la rompa con sus dientes o uñas.

Dra. Isabel Iglesias

Artículos relacionados

¿Quieres leer más artículos sobre animales exóticos? Pincha aquí para ver todos nuestros post relacionados.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.