Gradiente térmico para reptiles: cómo lograrlo

Los reptiles son animales ectotérmicos, es decir que no pueden regular su temperatura corporal por sí solos. Ellos necesitan de la temperatura del medio ambiente para ayudarlos. En su hábitat natural se desplazan de un sitio a otro buscando el calor del sol cuando necesitan elevar su temperatura o una sombra refrescante cuando quieren bajarla. En este post te contamos todo sobre el gradiente térmico para reptiles. ¡Sigue leyendo!

Cuando viven en cautiverio en un espacio reducido, se les puede dar algo similar creando un gradiente de temperatura dentro del terrario o acuario. Para ello debes conocer cuál es el rango de temperaturas óptimas para la especie que tienes, según su edad y estado de salud. Es muy importante que tu reptil pueda lograr la temperatura que necesita para que pueda digerir la comida, realizar su metabolismo, reproducirse, etc.

La forma de conseguir un gradiente térmico es colocar las fuentes de calor en un extremo del terrario de modo de alcanzar allí la temperatura máxima, y el otro extremo estará naturalmente más fresco. Si tu reptil necesita radiación UVB/UVA, la lámpara emisora debe ubicarse en el sector más cálido del terrario, así absorbe los rayos mientras se “asolea”, tal como lo haría en la naturaleza.

Qué tipo de calefacción usar depende del muchos factores como la temperatura ambiental, el tamaño del terrario, si es de cristal o de malla, el presupuesto con el que cuentas y los requerimientos de cada reptil. En general se usa como fuente principal alguna que aporte calor desde arriba, como lo hace el sol. Como fuentes secundarias se pueden usar muchas otras que dependen de tu gusto y tu presupuesto.

Las fuentes de calor primarias son las lámparas que se ubican sobre el terrario. Las más económicas son las bombillas incandescentes comunes, dan bastante calor, pero es conveniente ponerlas en un portalámpara que ayude a dirigir el calor para que no se disperse. Una versión mejorada de estas bombillas son las halógenas, que producen más luz y calor con el mismo consumo energético. Las lámparas de vapor de mercurio son aún más completas, ya que suman radiación UVA/UVB a la emisión de luz y calor. Como todas estas lámparas emiten luz, solo pueden usarse durante el día.

Para la noche existen lámparas oscuras que dan una luz que imita la de la luna y aportan menos calor, suficiente como para simular una noche tropical. También puedes usar lámparas de cerámica, que sirven para dar calor durante el día y la noche porque no emiten luz. Se colocan en portalámparas especiales y van recubiertos con alambres para evitar quemaduras.

Las fuentes de calor secundarias sirven para agregar más temperatura cuando la lámpara es insuficiente o durante el invierno. Hay que evitar en lo posible artefactos que se coloquen dentro del terrario, pues los reptiles pueden sufrir quemaduras bastante severas. Si utilizas una roca sin termostato, por ejemplo, recúbrela con sustrato para que el cuerpo de tu mascota no entre en contacto directo con ella. No la recubras con toallas, medias o chips de madera porque corres el riesgo de incendiar la habitación. Otras fuentes de calor mejores y más aceptadas son las mantas térmicas y los cables calefactores que se colocan debajo del sustrato o del terrario. Recuerda que, salvo algún requerimiento especial, debes ubicar todas las fuentes de calor en un mismo extremo del terrario para generar un gradiente.

Por último, la única manera de controlar si las temperaturas son adecuadas es usando termómetros. Mide la temperatura a ambos lados del terrario varias veces al día para ver si el equipamiento que has instalado es suficiente. Este control debes repetirlo en cada estación, ya que seguramente habrá que hacer ajustes cuando cambie la temperatura ambiental. Si la temperatura no es la correcta tu reptil comenzará a perder el apetito y a mostrarse aletargado y si la situación se prolonga por mucho tiempo acabará enfermando.


Enlaces relacionados:

Doctora especialista en mascotas, sobre todo en animales exóticos.

« Anterior

Galápagos

Hiper e hipoactividad en los reptiles en cautiverio

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.