Enfermedad metabólica ósea en reptiles

,

Esta enfermedad se diagnostica frecuentemente en reptiles. Se la conoce también como osteodistrofia, osteomalacia, hiperparatiroidismo secundario nutricional u osteoporosis. No es una simple deficiencia de calcio, pero el metabolismo de este mineral se interrumpe, dando como resultado una serie de síntomas clínicos.

Básicamente el problema que se presenta es una alteración en el equilibrio entre calcio y fósforo que siempre debe haber en el organismo. Esta relación es de 2:1, y si falta calcio en la dieta, el cuerpo lo obtiene extrayéndolo de los huesos. Esta falta que se produce en la enfermedad metabólica ósea hace que los huesos se “ablanden” y puedan sufrir fracturas o bien que el tejido óseo faltante se reemplace por un tejido fibroso que intenta “fortalecer” los huesos sin calcio. Este mineral también interviene en la contracción de los músculos y en la coagulación de la sangre. Normalmente el calcio se obtiene de la dieta, pero además se necesita Vitamina D3 para que el cuerpo lo absorba correctamente. Para sintetizar esta vitamina los reptiles deben recibir radiación UVB/UVA.

Así vemos que las principales causas de la enfermedad metabólica ósea son una dieta deficiente en calcio (o con exceso de fósforo) y falta de exposición a la radiación ultravioleta. También pueden incidir una dieta baja en proteínas, insuficiencia hepática o renal y una temperatura demasiado baja que impida una correcta digestión. Los más afectados por la enfermedad ósea metabólica son los huesos y los músculos, y allí es donde se observan la mayoría de los signos clínicos.

Signos clínicos de la enfermedad metabólica ósea

  • Patas o columna arqueadas, inflamadas o con bultos en los huesos
  • Ablandamiento e inflamación de la mandíbula (mandíbula de goma), que puede llegar a desprenderse
  • En las tortugas se ablanda la caparazón
  • Temblores, movimientos espásticos de los músculos de patas y dedos
  • Cojera, anorexia, constipación, letargia
  • Fracturas espontáneas debidas a la debilidad de los huesos
  • Debilidad y paresias de distinto grado (a veces no pueden despegar el cuerpo del suelo)
  • Falla reproductiva

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad ósea metabólica

El diagnóstico se realiza teniendo en cuenta los signos clínicos característicos, por el exámen físico y preguntas sobre la dieta y el recinto donde vive el animal. Pueden tomarse radiografías para confirmar el diagnóstico y evaluar el tratamiento.

El tratamiento varía según la gravedad de la enfermedad metabólica ósea. En los casos más leves puede ser suficiente con mejorar las condiciones de mantenimiento y corregir la dieta, pero los más avanzados requieren una intensa suplementación con calcio y/o fósforo guiadas por un veterinario.

En general las medidas de sostén que se toman son rehidratar al animal, soporte nutricional y baños de agua caliente para permitir la defecación. Se debe revisar la fuente de luz ultravioleta; los tubos pueden estar vencidos o ubicados demasiado lejos del reptil como para que pueda aprovecharla. La exposición debe ser directa, ya que los rayos no traspasan el vidrio o el plástico. En climas templados se puede permitir acceso a la luz solar natural; la dosis recibida en verano alcanzará para todo el invierno. Los animales se deben manejar con cuidado por el riesgo de fracturas.

En los casos más graves de la enfermedad metabólica ósea se deben inmovilizar las fracturas y suplementar con calcio y vitamina D. Este tratamiento debe realizarlo un veterinario especialista.

La mejor forma de prevenir esta enfermedad es darle a los reptiles una dieta equilibrada en calcio, fósforo, proteínas, energía y otros nutrientes. También debe proporcionárseles una iluminación adecuada, un gradiente de temperatura óptimo, ciclos de luz y oscuridad apropiados y espacio suficiente para que realice ejercicio.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Deshidratación en los reptiles

Enfermedades de los saurios

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.