El valor pH, el dióxido de carbono y la dureza de carbonatos en acuarios de agua salada

,

Los mares representan el sistema ecológico más estable de la Tierra. A lo largo de varios millones de años, los habitantes de los mares se han estado adaptando a parámetros físicos y químicos constantes. Dado que en la naturaleza estos valores registran solamente variaciones muy limitadas, la mayoría de los habitantes del mar son mucho menos flexibles que los habitantes de las corrientes de agua dulce. Por ello, el agua del acuario tiene que mantener condiciones estables, sin grandes variaciones.
El valor pH describe si el agua reacciona de una manera ácida (pH por debajo de 7), neutral (pH = 7), o alcalina (pH por encima de 7). El valor pH en el agua marina natural, que es de 8 a 8,5, muestra una leve tendencia alcalina.

En el acuario, el valor pH es ligeramente más bajo por las mañanas que por las tardes. Esto se debe a que en el trancurso del día las algas absorben el dióxido de carbono (CO2). Con el consumo de ácido, en el trancurso del día aumenta el valor pH.

La dureza de carbonatos (KH) contenida en el agua actúa como un amortiguador. Tiene la capacidad de neutralizar los ácidos, y con ello compensar hasta cierto punto las variaciones del valor pH. Para garantizar una acción de amortiguación suficiente en el acuario de agua salada, la dureza de carbonatos no debe bajar más allá de los 8° dKH.

En caso de que se hayan plantado muchas algas grandes (Caulerpa, Halimeda, etc.), en ocasiones el valor pH aumenta hasta valores superiores a 8,5, debido a la fuerte necesidad de CO2.

El método más sencillo y natural para reducir y estabilizar el valor pH es suministrar dióxido de carbono al agua del acuario. La introducción de dióxido de carbono de acuerdo a las necesidades se realiza con el SERA sistema de abonado con CO2 y la seramic instalación de regulación de CO2.

La seramic instalación de regulación de CO2 se programa de acuerdo al valor pH deseado, y se encarga de regular automáticamente el valor pH correcto, agregando dosis exactas de CO2. El dióxido de carbono se introduce en el agua del acuario sin desperdicios mediante el muy eficiente reactor de CO2. Una vez que se ha alcanzado el valor pH deseado, se interrumpe automáticamente el suministro de dióxido de carbono. De esta manera, la seramic instalación de regulación de CO2 regula de manera confiable el valor pH en el acuario.

Las necesidades de CO2 en el acuario de agua salada son considerables y no deben subestimarse. Incluso cuando no deba suministrarse regularmente CO2 al acuario, recomendamos mucho tenerlo disponible. De esta manera es posible intervenir de inmediato si el valor pH y el contenido de amonio aumentan demasiado (ver los apartados “El ciclo del nitrógeno” y “La verificación del estado del agua”).

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

Introducción y aclimatación de animales de agua salada

Lo que siempre quiso saber sobre el agua de mar

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.